¿Quién es el general que lidera la Misión de la ONU en Colombia?

Javier Pérez Aquino es el hombre al mando de los militares extranjeros de la misión de la ONU. Tuvo experiencia liderando operaciones en zonas selváticas de Argentina y participó en la Misión de Observación de las Naciones Unidas para Irak y Kuwait (Unikom).

militar.jpg

El general Javier Pérez Aquino (centro) con Sergio Jaramillo y Carlos Antonio Lozada.
Video

Quizá haya sido por el trabajo que desempeñó como comandante de la Brigada de Monte XII en Misiones que lo llevó a desplegar tareas en zonas selváticas y de montaña en Argentina; tal vez fue su trayectoria militar de 35 años con participación en operaciones nacionales e internacionales, o pudo haber sido la labor que adelantó como observador militar en la Misión de Observación de las Naciones Unidas para Irak y Kuwait (Unikom), creada en abril de 1991 para supervisar la zona desmilitarizada a lo largo de la frontera entre los dos países e impedir la violación de las fronteras. Lo cierto es que el general argentino Javier Antonio Pérez Aquino cuenta con todas las credenciales necesarias para ocupar el papel clave que le fue encomendado por Naciones Unidas: jefe de observadores del cuerpo militar de la ONU que participará en la verificación del cese bilateral y definitivo del fuego y la entrega de armas por parte de las Farc.

Lea también: Jean Arnault, el hombre clave de la ONU

“Desde el punto de vista profesional, es un honor haber sido elegido, es un puesto importante, no porque sea yo, pero es muy bueno para Argentina, que ese puesto esté ocupado por un argentino. Nadie va a acordarse de mi nombre, pero sí que va a estar un argentino ahí, y también es importante para mí, porque uno siente a los colombianos como hermanos”, sostuvo Aquino el día que se despidió de su tropa para emprender la nueva misión.

Pérez Aquino es además licenciado en estrategia y organización, y especialista en conducción y gestión estratégica. Asimismo, ha realizado varios cursos militares avanzados en Argentina y China, y participó en un curso avanzado en política y planificación estratégica en Brasil.

Los hombres que estarán bajo el mando de Pérez ya están listos para desplegar la misión desde hoy, tal y como quedó consignado en el acuerdo final suscrito en La Habana. Los grupos de observadores y de personal civil se encuentran en terreno desde hace unas semanas sosteniendo reuniones con autoridades locales y la sociedad civil, y operando desde ocho centros de operaciones: Bucaramanga, Florencia, Medellín, Popayán, Quibdó, San José del Guaviare, Valledupar y Villavicencio.

Para cumplir el mandato entregado por el Consejo de Seguridad, la misión desplegada por la ONU estará integrada por unos 450 observadores militares, desarmados y en su mayoría procedentes de países latinoamericanos que tendrán como escenario las Zonas Veredales Transitorias de Normalización y los puntos donde tendrán lugar la separación de fuerzas y la dejación de las armas.

Vea aquí un video sobre ¿Cómo funcionarán las zonas de concentración de las Farc?

El general Pérez Aquino y su equipo no portarán armas -pues se trata de un proceso de verificación y no de una misión de imposición de paz- estarán al mando y bajo la coordinación de Naciones Unidas, es decir, de Jean Arnault, y no responderán ante sus gobiernos mientras la operación esté en vigencia. 

La misión de verificación, según pactaron los equipos negociadores de Gobierno y Farc en La Habana, tendrá un carácter temporal con una duración estimada de seis meses, es decir, el tiempo que tardaría en surtirse el proceso de dejación de armas.