Prohibido fracasar: Pepe Mujica sobre la implementación del acuerdo con las Farc

Los expresidentes Pepe Mujica y Felipe González, de Uruguay y España respectivamente, resaltaron la trascendencia internacional del Acuerdo de Paz e invitaron a los colombianos a creer en su porvenir. Santos anunció que magistrados de la JEP se posesionarán el próximo 15 de enero.

mujica_y_santos.jpeg

El presidente Santos recibió al expresidente uruguayo Pepe Mujica, verificador internacional de la implementación del Acuerdo de Paz./ Cortesía Presidencia

“Si esto fracasa, fracasa la historia de América Latina”. Lo que el expresidente de Uruguay Pepe Mujica hizo durante su intervención, luego de la reunión en la Gobernación de Bolívar del componente internacional de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (Csivi), fue un llamado a despertar de la ingenuidad. “Quien no conozca y mida el costo en el largo plazo que ha significado la guerra, no le da el valor que tiene la paz (…) ¿Pretendes que la gente tenga conducta de corderito? ¿Qué al que está en la selva le van a decir: ‘Ven, entrégate pacíficamente que te voy a meter 30 años preso’? No. ¿Tú crees que la humanidad funciona así? Te vas a quedar persiguiéndolo”, señaló Mujica, para terminar por pedirles a los colombianos que se “tiraran al agua”, pues el pasado nunca es reparable totalmente y lo único enmendable es el futuro.

Lea también: Pepe Mujica y Felipe González revisan acuerdo de paz

Así terminó la jornada en la que, junto con el Gobierno y representantes del partido FARC, se revisaron los avances en materia de implementación de los acuerdos de paz, trabajo basado en argumentos técnicos para calificar cómo le fue al proceso de volver realidad lo que se firmó en el papel en noviembre de 2016 en el teatro Colón, en Bogotá. El presidente Juan Manuel Santos destacó un informe del Instituto Kroc que señalaba que, tras nueve meses de iniciada su implementación, los avances han sido significativos y su ritmo ha sido mucho más rápido que el de otros acuerdos de paz a nivel mundial estudiados por la organización.

Para Santos, la reunión fue fructífera y permitió dejar sobre la mesa la intención del Gobierno de proteger a los líderes sociales, para lo que ya existe un decreto de la Presidencia que crea un nuevo sistema de alertas tempranas y les da instrucciones a alcaldes y gobernadores con el fin de que prioricen su protección. “Ratifico mi compromiso absoluto con la paz y en ese propósito voy a trabajar hasta el último día de mi gobierno”, expresó el primer mandatario en una corta intervención.

Lea también: Comunidad de paz de San José de Apartadó ha denunciado amenaza paramilitar todo el año​

Cifras de la implementación

En cifras, el Gobierno Nacional destacó las iniciativas para la paz que se aprobaron en el Congreso, los 49 decretos ordinarios, los 36 decretos ley y la institucionalidad que se dispuso para que se iniciaran varios programas para la reincorporación de los excombatientes, como la Agencia Rural para el Desarrollo, la Agencia para la Renovación del Territorio y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Por otra parte, se informó que actualmente hay 123 integrantes de la Farc con protección, 143 esquemas aprobados y 122 implementados, y se cuenta con un plan estratégico para la protección del partido político. En esa misma línea, se mostraron los resultados que hay hasta el momento en cuanto al desminado humanitario: 180 de 673 municipios están libres de minas antipersonal (26,7 %), lo que ha beneficiado a 2,4 millones de personas, y ha habido una reducción de 56 % de las víctimas por estos artefactos respecto del 2016 y del 97 % respecto de 2006.

En cuanto a la liberación de excombatientes de las Farc y milicianos en cárceles, el Gobierno señaló que se han entregado 476 amnistías y 197 indultos, 945 han sido beneficiados con libertad condicionada y 481 fueron beneficiados con la libertad a través del decreto 1274 de 2017.

El reclamo de la Farc

A su turno, la Farc, en voz de Iván Márquez, reclamó que una rama de la institucionalidad le hubiese “metido las manos al Acuerdo”. “Con franqueza decimos que las modificaciones a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) no fueron lo que consensuamos en La Habana. Vamos a elevar unas acciones ante organismos internacionales, haciendo caer en cuenta (de) que el Estado colombiano ha adquirido unas obligaciones al firmar un acuerdo de paz como un acuerdo especial”, dijo Márquez. No obstante, dejó claro que el proceso no tiene reversa por parte de la Farc.

La idea de la trascendencia, no sólo nacional sino internacional, del Acuerdo de Paz también la subrayó el expresidente español Felipe González, verificador externo de la implementación, al señalar que nunca se estuvo ante un acuerdo con tanta observación por parte de agentes internacionales. “Siempre ha sido más difícil construir la paz que hacer la guerra (…) la trascendencia del Acuerdo es mayor que el debate sobre sus contenidos”, comentó, y no desaprovechó la oportunidad para recordarle al expresidente Álvaro Uribe —que cuestionó en Twitter su apoyo al Acuerdo de Paz— que él era un testigo de excepción de su intento, en años anteriores, por hacer la paz con las Farc.