Once ideas para mejorar a Colombia

Escritores, intelectuales y políticos destacados del país plasmaron sus ideas para reparar el futuro de nuestro país en el libro ¿Cómo mejorar a Colombia? Elegimos algunas de estas propuestas, hechas por personajes como Sergio Jaramillo, Santiago Gamboa, Piedad Bonnett, Moisés Wasserman y Jorge Orlando Melo enfocadas en la paz, la identidad nacional y la participación política, entre otros temas.

libro_como_mejorar_a_colombia.jpg

La presentación del libro se realizará en la Universidad Nacional / Cortesía.

Este lunes 21 de mayo, a las 5:30 pm., en el auditorio Natividad Pinto Afanador de la Universidad Nacional de Colombia, algunos de los escritores del libro ¿Cómo mejorar a Colombia? se sentarán a discutir las múltiples posibilidades que tienen el país para alcanzar la paz, dejar atrás la polarización política y las diferencias culturales para construir una Colombia justa y equitativa.

Lea también: Las 25 propuestas de intelectuales y escritores para mejorar a Colombia

El libro, que fue una iniciativa del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales – Iepri de la Universidad Nacional, recoge la visión de los 25 autores, entre los que están columnistas, académicos, escritores, políticos y ensayistas, sobre la situación actual del país y la historia que hemos recorrido como colombianos para llegar hasta este punto en donde la paz, a pesar de ser tan anhelada, es también la manzana de la discordia en algunos sectores de la sociedad. En seguida, cada autor lanza la que es, desde su punto de vista, una posible solución para que Colombia avance a nivel social, político y cultural.

“Construir la paz implica transformar estructuras mentales profundas, las más persistentes, que pasan de generación en generación y tienen  sostén en los órdenes económico, jurídico, político y religioso, que normalizan y naturalizan el desprecio. Necesitamos un pacto moral de solidaridad claro y profundo entre colombianos, entre comunidades, clases y géneros. Necesitamos dejar atrás el legado de miedo a la igualdad", Margarita Garrido, fue directora de Colciencias y de la Biblioteca Luis Ángel Arango.

“Tal vez podemos ayudar a que, así sea poco a poco, la justicia, la Policía y los sistemas que regulan la convivencia vayan mejorando, reemplacen la propaganda por la acción y recuperen credibilidad”, Jorge Orlando Melo, historiador y antiguo director de la Biblioteca Luis Ángel Arango.

“La tarea de académicos, columnistas y periodistas debe ser conocer los hechos, analizarlos, explicarlos y tratar de convencer a la mayor cantidad posible de gente de las bondades del que consideran el mejor camino. Para convencer tienen que ganar credibilidad, antes que todo, y dirigirse a quienes no están convencidos”, Moisés Wasserman, exrector de la Universidad Nacional de Colombia.

“¿Qué necesita una sociedad para mantener la paz? En nuestro caso, más allá de la parte técnica que sostiene el dique pacificador del diálogo, lo más urgente es consolidar una idea específica y propia de nacionalidad”. Un rostro amplio, que contenga multitudes (como el de Whitman)”. Santiago Gamboa, escritor colombiano.

“Aunque algunos sostengan que no puede haber paz sin democracia y justicia social, en Colombia la respuesta parece ser la contraria: no podremos lograr justicia social y una democracia robusta sin terminar la guerra”, Rodrigo Uprimny, investigador en Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional

“Creo que a la educación le compete la tarea, a mediano y largo plazo, de enseñar a manejar las emociones a favor de la sana convivencia. Pero en la coyuntura del posconflicto, y ante la posibilidad de que los ánimos exacerbados engendren situaciones de violencia reiteradas, la sociedad puede acudir a estrategias que propicien la paz, apoyadas en ejercicios de reflexión, pero también de empatía”, Piedad Bonnett, escritora colombiana.

“Salir de la violencia en una perspectiva de largo plazo exige establecer una nueva relación con nuestro pasado, que permita el encuentro de la sociedad colombiana con su historia, a pesar de lo difícil que ella sea”. Ricardo Peñaranda Supelano, Profesor de la Universidad Nacional e investigador asociado de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París.

“Para comenzar a entender nuestra experiencia como país, me parece, son imprescindibles los relatos que contamos desde la historia, el periodismo, y las ciencias sociales; pero sin la ficción, sin las maquinarias de esas narraciones capaces de vernos por dentro, capaces no solo de contarnos lo que le ocurrió al otro sino de permitirnos imaginarlo y compadecerlo (compadecer, como se sabe, es sufrir con alguien), esa posible comprensión queda incompleta, como un mapa con una zona en blanco”. Juan Gabriel Vásquez, escritor colombiano y columnista de El Espectador.

“El futuro de Colombia se puede construir sobre las instituciones que han permitido la reconstrucción desde abajo desde los años sesenta del siglo pasado, dirigiendo el aprendizaje hacia la defensa de valores democráticos de inclusión, igualdad y bienestar crecientes”, Julieta Lemaitre Ripoll, magistrada de la Jurisdicción Especial para la Paz.

“Tenemos que aprovechar el momento de la paz para alinear los incentivos y desarrollar las instituciones en el territorio que con el tiempo van a hacer valer los derechos de todos por igual. Para avanzar en esa dirección hay que complementar el enfoque de derechos con un enfoque territorial”, Sergio Jaramillo, alto comisionado para la paz hasta 2017

“Valorizar la capacidad de asumir riesgos y la alta creatividad presentes en algunas de las actividades ilegales, puestas de ahora en adelante ambas al servicio de la paz, de la legalidad, del uso racional de los recursos naturales y de la ampliación de la capacidad de Colombia para definir su visión de futuro, su rumbo y sus restricciones”, Antanas Mockus, exalcalde de Bogotá.