“Medidas para proteger a líderes sociales no han dado resultado”: Alberto Brunori

El representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia aseguró que la situación de los defensores de derechos humanos en el país es de “extrema preocupación”. Se refirió al Plan de Acción Oportuna (PAO) impulsado por el Gobierno.

A dos años de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc, hay un tema que no deja de generar especial preocupación: el asesinato de líderes y lideresas sociales. Ese fue el punto en el que se centró el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Alberto Brunori, durante su intervención en el conversatorio realizado este jueves por Colombia2020, en el que se hizo un balance sobre la protección de los defensores de derechos humanos.

Le puede interesar: Reclamante de tierras en Colombia: riesgo inminente

Brunori aseguró que la situación de los líderes en Colombia es “apremiante y de extrema preocupación”. Asegura que de manera constante se evidencian nuevos asesinatos, ataques, denuncias y amenazas. “Se debate sobre los números, se anuncian posibles soluciones y, finalmente, las medidas hasta hoy no han dado resultado. Más bien lo contrario”.

A su juicio hay consenso alrededor de que el tema debe ser abordado y analizado por las autoridades del Estado. A pesar de que no hay cifras unificadas sobre los ataques y asesinatos contra líderes, asegura que la discusión debe ser analizada de manera coordinada entre las distintas entidades.

Puede escuchar: Podcast: “No queremos chalecos antibalas”, líderes sociales

“El debate de las cifras no debe retrasar un debate mucho más serio sobre las causas estructurales y cómo abordarlo de manera integral. Si no lo hacemos seguiremos contando los muertos. Yo no quiero participar en ello”, añadió.

En ese sentido, le hizo un llamado a las autoridades para “revertir la tendencia del asesinato de líderes sociales”.

Además, se refirió al Plan de Acción Oportuna (PAO) para Defensores de Derechos Humanos, que fue anunciado por el Gobierno y cuyo objetivo es llevar a la formulación de una política de pública para proteger individualmente y colectivamente los derechos de los líderes sociales. “Hay compromisos que el Estado colombiano ha ratificado y que están incluidos en los acuerdos de paz. Cumplir con los Acuerdo es cumplir con la agenda en la que Colombia se ha comprometido”.

También lea: Agresiones contra líderes sociales antes y después del acuerdo de paz

Por otra parte, habló sobre el derecho a la protesta social y aseguró que en los próximos días les hará un llamado a las autoridades para que actúen bajo los estándares internacionales para la actuación de las fuerzas policiales y de seguridad. “Tienen que responder si hay ataques o formas violentas, pero a través de la individualización de los casos y no a través de una represión generalizada”, concluyó.