Estos tres líderes fueron asesinados sin recibir protección del Estado

Un líder de víctimas, uno de restitución de tierras y una líder comunal, según la Defensoría del Pueblo, fueron asesinados en 2017 sin que recibieran protección del Estado, pese a que se encontraban en la lista de 500 amenazados que hizo publica esta entidad en marzo de 2017.

lideres.jpg

Los tres murieron por defender sus pensamientos, dijo el Defensor del Pueblo en rueda de prensa durante la presentación del balance./Archivo.

A la par con otros informes de organizaciones sociales que advierten de la continuación del asesinato de líderes sociales en el país, este jueves el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, emitió una alerta temprana para que el Estado reaccione de manera inmediata y proteja a los defensores de derechos humanos amenazados en el país.

Según Negret, en marzo de 2017 la Defensoría del Pueblo hizo público un informe para subrayar el homicidio de 156 líderes y la amenaza de más de 500 en todo el territorio nacional. No obstante, con preocupación, Negret concluyó que desde entonces y hasta la fecha fueron asesinados 126 líderes más en el país. A tres de ellos les quitaron la vida sin que el Gobierno hiciera nada por protegerlos, aunque se lo pidió la Defensoría. 

Se trató de Porfirio Jaramillo, Bernardo Cuero y Sandra Yaneth Luna. Los tres murieron por defender sus pensamientos, dijo Negret.

Lea también: Siguen matando líderes sociales, un año después del acuerdo de paz

Porfirio Jaramillo, por la tierra en Urabá

Porfirio Jaramillo, a quien este medio le dedicó un capítulo especial con el reportaje El Trébol, la finca vinculada con el asesinato de un líder de tierras, llevaba un proceso de restitución mediante el cual buscaba que le devolvieran la finca No hay Como Dios, de 33 hectáreas, ubicada en la vereda Guacamayas de Turbo, de la cual tuvo que salir por primera vez ante la incursión paramilitar de 1996 en Urabá.

El opositor en ese proceso es otro empresario: Germán González, conocido en la región como César Cura, de quien no hay información disponible. Carlos Páez, fiscal de la organización Tierra y Vida, afirma que González fue un sacerdote que se dedicó a comprar tierra en los años en que las AUC entraron a la región y ahora está dedicado a la ganadería.

Según lo reveló Colombia2020, el pasado 22 de enero, el 13 de febrero de 2017 fue capturado su presunto asesino, Salvador Páez, a quien encontraron durmiendo en la finca El Trébol de la vereda La 40 de Turbo (Antioquía). “Esta finca ganadera es propiedad del empresario Ángel Adriano Palacios Pino, quien ha sido derrotado en procesos por restitución de tierras y está a la espera de un fallo por concierto para delinquir, señalado como financiador de los paramilitares”, detalló el informe.

Lo paradójico de este caso es que a Porfirio lo asesinan luego de que los agresores le dijeran que iban de parte de la Unidad Nacional de Protección y que tenían información de que lo iban a matar. Su esposa encontró su cuerpo con heridas de arma blanca al día siguiente.

Bernardo Cuero, el líder de víctimas

A Bernardo Cuero Bravo lo asesinaron el 7 de junio de 2017 mientras miraba un partido de fútbol en su casa en el municipio de Malambo (Atlántico). Cuero, quien era el fiscal nacional de la Asociación de Afrocolombianos Desplazados (Afrodes), fue ultimado a tiros, luego de que los agresores se acercaran a su casa en una moto y preguntaran por el arriendo de apartamentos en el sector.

Hasta el momento no hay mayores pesquisas sobre quién pudo haber sido el autor intelectual del crimen, sin embargo, la organización Afrodes un mes antes de este homicidio recibió un ataúd pequeño y un sufragio en la sede de Cali. En el panfleto, firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), declaró objetivo militar a varios líderes de Afrodes, entre ellos, Erlendy Cuero, vicepresidenta de la organización y Arnaldo Hernández, representante de Afrodes en Cartagena.

“Si algún integrante de Afrodes sufre un atentado, o su núcleo familiar, responsabilizamos al Gobierno por no tomar las medidas necesarias. Pedimos ser escuchados antes de que nos ocurra alguna tragedia”, dijo Cuero el día en que llegó la amenaza. Según la Fiscalía General de la Nación, este caso se encuentra en etapa de juicio.

Lea también: Vea en estas infografías cómo y en dónde se han registrado estos hechos en 2017, según el informe de la organización Somos Defensores.

Sandra Yaneth Luna, una líder comunal

El cuerpo de Sandra Yaneth Luna fue encontrado el 7 de febrero de 2018, cinco meses después de que reportaron su desaparición. Así lo reveló la Defensoría del Pueblo. Luna fue secuestrada el 27 de septiembre de 2017. Era presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda Tutumito, Carbonera (Norte de Santander). La raptaron de su casa, ubicada en el corregimiento Campo Dos, en el municipio de Tibú, allí en el Catatumbo. Por ella llegó un grupo de hombres armados que, según el informe forense, le propinaron un impacto de bala en la cabeza y dos en su cuerpo. Por esos días, en la región ya había sido asesinado Valerio Osorio, de 26 años, otro miembro de la comunidad, y Luis García Bayona

De la autoría intelectual de su crimen tampoco se conoce mucho, aunque apenas entró a la lista de asesinados a principios de este mes cuando las autoridades de Cúcuta informaron del hecho y rechazaron el crimen. 

Si quiere conocer más sobre Colombia2020, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook