Una Comisión de la Verdad contra las mentiras, los silencios y el miedo

El presidente de la Comsión de la Verdad dijo que esta entidad irá por un relato que elimine las “mentiras y silencios”. Así fue el primer encuentro entre comisionados, vícitmas y victimarios.

mauricio_jaramillo_en_la_comision_de_la_verdad.jpg

Los invitados a expresar su compromiso con la verdad, en este lanzamiento, fueron trece personas, once de ellas víctimas del conflicto de todos los sectores./ Cristian Garavito

El capítulo para esclarecer la verdad de lo ocurrido durante medio siglo de conflicto se empezó a escribir ayer con la puesta en marcha de la Comisión de la Verdad. En una ceremonia realizada en Corferias, en Bogotá, participaron distintos actores, entre representantes de víctimas, miembros de la Fuerza Pública, empresarios, exguerrilleros de las Farc y exparamilitares, quienes dieron su respaldo a este órgano temporal y pidieron la construcción de un relato histórico colectivo e incluyente.

Lea también: “Vamos por una verdad que responda a todas las víctimas”: Francisco de Roux

El himno nacional, interpretado por el grupo de gaita Golpe seco, marcó el inicio del primer “Encuentro de verdad”, como se denominarán los actos públicos y privados que se desarrollarán durante los próximos tres años, periodo en el que los once comisionados deberán desentrañar los hechos más graves de la guerra, reconocer a las víctimas y promover la convivencia en los territorios.

Como lo planteó el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión, se trata de una tarea inmensa y una causa más grande que las mismas instituciones. “Vamos por una verdad dolorosa pero necesaria, sin sesgos ni condiciones ni negociaciones, buscada con la mayor libertad posible, sin subordinaciones, sin intereses de poder político ni de prestigios ni de dineros. Una verdad difícil y franca”, dijo el sacerdote jesuita, quien insistió en que ese relato no debe profundizar entre los colombianos las retaliaciones, sino que debe abrir el camino hacia la reconciliación. Hizo énfasis en que el carácter de la Comisión, que surgió del Acuerdo de Paz entre el Estado y las Farc, es extrajudicial y, por lo tanto, no dicta sentencias ni condenas.

De Roux, además, destacó en su discurso que se reunió con el presidente Iván Duque y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quienes le expresaron su respaldo frente al mandato de la Comisión. “Confiamos en su apoyo como oportunidad de pasar bien la página porque el texto del futuro se escribe desde la verdad”, añadió.

Como representante del Gobierno estuvo presente Emilio Archila, alto consejero para la Estabilización, quien aseguró que respetará la independencia de las instituciones que hacen parte del sistema de justicia transicional. “Hemos expresado la confianza de que este organismo acertará en sus decisiones y obrará con serenidad”. A su vez, aseguró que el primer mandatario tiene un “interés fundamental” en las víctimas del país y que ese propósito se verá reflejado en los programas de gobierno que incluirán la reconstrucción de las zonas más afectadas.

Lea también: Conozca a los comisionados de la Verdad que esclarecerán el conflicto armado

Las voces de las víctimas

Los invitados a expresar su compromiso con la verdad en este lanzamiento fueron: una indígena, un militante de la Unión Patriótica, una mujer trans, un policía víctima por minas antipersonal, una desplazada, un campesino despojado, un sargento del Ejército, una concejala líder de víctimas, un familiar de un empresario muerto durante su secuestro, una estudiante y un sacerdote. A nombre de los 102 pueblos indígenas de Colombia, la lideresa Aida Quilcué aseguró que a lo largo de la historia las comunidades étnicas del país han sido estigmatizados: “Nos conocen como revoltosos, salvajes, terroristas; es momento de conocer la verdad de los pueblos indígenas (…) hemos sufrido asesinatos, desplazamiento forzado, donde las mujeres hemos sido las más afectadas. No queremos una verdad para agudizar la guerra, sino para construir la paz. No queremos seguir contando muertos”.

A su turno, Pastora Mira, quien padeció la violencia de San Carlos (Antioquia), un municipio recordado por haber sido el escenario de 33 masacres, indicó que confía en el trabajo que realicen los comisionados, pese a la brevedad del tiempo del mandato. “Esperamos que con ese informe nos podamos mirar a los ojos como colombianos, y aunque no todos seamos culpables de lo que nos pasó, sí somos responsables de lo que viene en adelante”.

También intervino el empresario Henry Éder, hijo de Harold Henry Éder, quien en 1965 fue una de las primeras víctimas de secuestro y posterior asesinato a manos de las Farc. “Colombia llegó a tener 3.000 secuestros al año, con el sufrimiento que esto significa para los secuestrados y sus familias (…) considero que este esfuerzo de paz es muy importante y es importante llegar a un punto de tranquilidad y entendimiento entre colombianos y para eso se requiere conocer la verdad, y quienes la conozcan no deben alimentar un sentimiento de venganza”.

El relato de los victimarios

Durante la ceremonia de instalación también tomaron la palabra un exparamilitar y un exlíder guerrillero. Rodrigo Pérez Alzate (Julián Bolívar), quien llegó a ser uno de los jefes ´paras´ más temidos de las AUC, recordó que hace 13 años dejó las armas y que desde entonces el camino no ha sido fácil en razón a que “los enemigos de la paz siempre estuvieron presentes”.

Destacó que “muchos de los paramilitares extraditados” están dispuestos a aportar su verdad y pidió perdón a sus víctimas. “Hoy públicamente nos comprometemos a aportar todo lo que sea posible para que se cumplan los objetivos de la Comisión de la Verdad, no cejaremos esfuerzos para que la verdad se conozca como un elemento reparador”.

Por su parte, Jaime Alberto Parra (conocido en las Farc como Mauricio Jaramillo o El Médico) aseguró que su asistencia a la ceremonia “reafirma el irreductible compromiso con la paz de quienes hicimos parte de las Farc”. Insistió en que el éxito de la paz depende de que el país conozca la verdad y que, en ese sentido, contribuya a la reparación y la no repetición. Desde el público, Rodrigo Londoño (Timochenko) le dijo a este diario que ellos fueron quienes propusieron la construcción de la Comisión de la Verdad y que van a contribuir con su verdad. “No se trata de reconocer responsabilidades sino de contar la verdad. A partir de ahí se construye la verdad de todos”, dijo.

A partir de este jueves comienza el día cero para que los comisionados de la verdad y un grupo de investigadores cumplan su misión de identificar y comprender los hechos de violencia más graves en el contexto de la guerra. Su informe final y sus recomendaciones deben aportar a la reconstrucción del tejido social y el perdón. “Invitamos a liberarnos de las mentiras, los silencios y los miedos”, indicó Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

Lea también: “Encontramos casos de masacres que no estaban documentadas”: Francisco de Roux