Familiares de desaparecidos del Palacio de Justicia presentarán obra de teatro en Bogotá

Inés Castiblanco y Pilar Navarrete, quienes recuperaron los cuerpos de sus familiares tras 32 años de espera, hacen parte del elenco de "El Palacio arde" que se presentará hasta el sábado 10 de noviembre. Buscan nuevas maneras de contar lo que les sucedió. Se cumplieron 33 años de la toma.

el_palacio_arde_ensayo.jpg

Ensayo de El Palacio arde./ Cortesía

Pilar Navarrete se despidió de su esposo, Héctor Jaime Beltrán, el 6 de noviembre de 1985 pensando que horas después lo volvería a ver. Ese día un grupo de guerrilleros del M-19 se tomaron violentamente el Palacio de Justicia en el centro de Bogotá. Luego, el Ejército y la Policía retomaron a sangre y fuego el control de la edificación. Beltrán estaba ahí y Pilar no volvió a saber de él. El reencuentro llegó el 18 de septiembre, pero ella sólo se encontró con una parte de los huesos de su esposo que trabajaba en la cafetería del Palacio y con quien tuvo cuatro hijas.

Lea también: La imborrable sonrisa de Jaime Beltrán​

Ensayo

Navarrete ha participado en varios espacios con el fin de hacer memoria sobre lo que le sucedió a su esposo. A lo largo de los años, el país ha ido descubriendo que varios de los desaparecidos del Palacio salieron vivos y en poder de la Fuerza Pública. En 2017 hizo parte de un laboratorio de creación teatral en la facultad de artes de la Universidad Distrital. En esa experiencia aparte de incursionar en el teatro conoció a Angie Torres, una estudiante universitaria de Dirección de artes escénicas.

Torres empezó a tomar unas capacitaciones en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. El tema era el conflicto armado y la manera de acercarse a las víctimas. Unos 9 millones de personas han padecido la guerra en Colombia, según registros estatales. Luego de las capacitaciones, la estudiante decidió seguir trabajando sobre quienes han sufrido la confrontación armada que desde hace más de 50 años se libra en el país. “Siento una necesidad muy fuerte de contar a través del arte todo lo que ha pasado en el conflicto para mantener una memoria”, cuenta.

Cuando el Instituto Distrital de las Artes abrió convocatorias para apoyar económicamente a iniciativas de creación, Torres decidió presentar un proyecto que tenía: hacer una obra de teatro con víctimas del conflicto. La iniciativa se ganó la beca ‘Bogotá diversa para sectores sociales’ con énfasis en víctimas. Desde el primer momento invitaron a Navarrete para que hiciera parte del elenco.

Al proyecto se sumó Inés Castiblanco. Ella es la hermana de Ana Rosa Castiblanco, quien también despareció en medio de la toma y la retoma del Palacio de Justicia. Sus restos fueron entregados a su familia el 18 de noviembre de 2017. Ana Rosa estaba embarazada al momento de su desaparición. El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo ha pedido que se investigue qué pasó con el niño. Según dice Rafael Barrios, integrante de esa Ong, hay versiones que señalan que el bebé nació y que fue rifado entre un grupo de militares.

Lea también: La captura de tres generales por caso Palacio de Justicia que se embolató en la Fiscalía​

Los ensayos fueron satisfactorios. Navarrete dice que “aparte de que estamos aprendiendo estamos sanando”. Por eso la obra El Palacio arde se estará presentando en Bogotá. La primera función se dio en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (Carrera 19b #24 – 86) el jueves 8 de octubre. El 9 habrá otra presentación en el mismo lugar y es de entrada libre. El 10 la obra cambiará de escenario, llegará al Teatro de Garaje (Cra. 10 #54a – 27) y el ingreso tendrá un costo de $15.000. El elenco también cuenta con la participación de Giovanna Ramírez, estudiante de la Universidad Distrital, y Leonardo Rodríguez, profesor de la misma institución.

Navarrete invita a ir a la obra de teatro diciendo que “no hay como escuchar lo que le ha pasado a cada persona y a cada víctima por parte de ellas mismas”. Por su parte, Torres hace un llamado a los artistas a seguir creando alrededor de la historia del conflicto armado. “El arte no sería nada si no es social”, enfatiza.

Pilar cuenta que al decirle a sus cuatro hijas que iba a ser una historia sobre Héctor Jaime “además de darme el apoyo me exigieron muchísima responsabilidad. Podemos hacer lo queramos para visibilizar al papá, pero debemos hacerlo bien”.

El proceso de la obra le ha servido a Pilar para asumir la importancia que para ella misma tiene haber encontrado el cuerpo de su esposo. Hay una escena de la obra en la cual Navarrete interactúa con un esqueleto. “Aunque es un esqueleto de plástico eso me acerca aún más a entender que Jimmy (como le decía cariñosamente) está a mi lado”. Según registros de la Unidad para las Víctimas, en Colombia hay 170.705 desparecidos. Pilar, el año pasado, dejó reposando los restos de su esposo en el colegio San Bartolomé, un momento que esperó angustiosamente durante 32 años.

Lea también: “Nos han entregado restos, no respuestas”: viuda de víctima del Palacio de Justicia