Personajes del año

“No hemos podido recuperar las tierras”: Doris Tejeda

Ha creado organizaciones de mujeres en Zambrano, Bolívar, que trabajan por recuperar lo que la guerra les quitó.

“Soy de Zambrano, Bolívar, y aunque de niña me gustó eso de ser líder, fue el conflicto el que me llevó a trabajar con la comunidad. En mi municipio, la totalidad de los habitantes de la zona rural se tuvo que desplazar, no quedaron campesinos en las veredas. El peor momento fue la masacre de Capaca, que los paramilitares cometieron el 16 de agosto de 1999. Murieron 18 personas.

Doris Tejeda. 

Aquí todos vivimos el conflicto, todos estuvimos sometidos a las reglas de los grupos. Desaparecieron compañeros, mi familia, como las de otros, se desintegró. En una semana vivimos la llegada de la guerrilla y a los dos días vino la toma de los paramilitares, que llegaron en un helicóptero, y luego vino el helicóptero del Ejército y quedamos en la mitad.

(Vea el especial de los líderes sociales considerados personajes del año)

Yo empecé en una organización de mujeres, Afrozam; después creamos la Red Montemariana. Surgió en 2003, cuando se reunieron la Iglesia menonita y la católica para crear el Programa de Desarrollo y Paz de los Montes de María, que cobija 15 municipios, siete de Bolívar y ocho de Sucre. Queríamos organizarnos para recobrar lo que perdimos en la guerra, recuperar el tejido social, crear lazos de amistad, luchar por un solo objetivo: tener una vida digna.

(Lea: “Sólo resistiendo hemos ganado un espacio”: Leonard Rentería)

Hemos sido pioneros creando las mesas de derechos humanos y las mesas de víctimas, y acompañando a las víctimas con la Ley 1448. Nosotros organizamos el retorno, solos, sin institucionalidad. Menos de un 20 % de los campesinos que salieron de las veredas han retornado. Ya la Gobernación y la Unidad de Víctimas están haciendo obras y la Infantería de Marina está desminando el territorio.

(Puede leer:  “Ser lideresa es muy difícil”: Amanda Camilo)

Ya retornaron o se reubicaron campesinos en Campoalegre, Bongal, Playa de las Bestias, Cachipay, Tosnovan, Callao, Salitral, La Estrella, Florida, La Esperanza, Delirio, Veranillo, Jesús del Río. Pero faltan muchas veredas. No hemos podido recuperar nuestras tierras. Hay 297 solicitudes de restitución, pero nos han negado casi el 80%. No han reconocido el despojo por compra ilegal o por ocupación de otras personas. Esas tierras están en manos de grandes empresas de palma africana, ganaderos, terratenientes, y la gente dice que Micky Ramírez volvió y está explotando parte de las tierras.

(Le puede interesar: “Creo en un país de reconciliación y perdón”: María Mosquera 

Es un trabajo de muchas personas: Rosina Martínez (a su marido lo mató una mina antipersonal) acompaña a las mujeres desplazadas y amenazadas; Carmen Ordóñez perdió parte de su familia en la masacre de Capaca y está en una asociación de mujeres; Ibeth Álvarez y su esposo, Alfonso Reales; Cathy Simanca; Javier Molina, el coordinador de Red Montemariana; Miguel Miranda, que lidera la restitución de tierras; Aída Pacheco y Enith Valencia, de Narrar para Vivir, un colectivo que está en proceso de reparación; Jorge Mendoza, joven líder LGBTI; Yori Vergara y Ramiro Meza, con sus apuestas culturales; Luis David Martínez, Aníbal Herrera y Álvaro Lora. Hacemos un trabajo articulado, tenemos diferencias, pero bajo el respeto nos mantenemos unidos. Los últimos panfletos de las Auc aparecieron en marzo de este año”.