Indígenas, afros y campesinos del Cauca exportan café por primera vez a Alemania y Australia

Cerca de 28.000 kilogramos de café orgánico cultivado en los municipios de Páez e Inzá fueron exportados a los dos países. Este fue el resultado del trabajo y la capacidad organizativa de 195 familias productoras de la región que hacen parte del programa Paz Adentro.

indigenas_nasa_exportan_cafe_-_cortesia_paz_adentro.jpg

Los indígenas nasa de Cauca son algunos de los productores del café Pazadentro. / Cortesía: Programa Paz Adentro.

Dos contenedores repletos de café salieron el pasado 19 y 20 de abril de Cartagena con destino a las empresas Urwaldkaffee GmbH en Koeln (Alemania) y Kogi Coffee Traders en Sidney (Australia). Fueron 8000 kg de café pergamino seco para el primer país y 20.330 kg para el segundo, cultivado por indígenas, afros y campesinos de Cauca.

Lea también: ¿Cómo está la seguridad alimentaria en Colombia a un año del acuerdo de paz?

Son familias que habitan la región de Tierradentro y que desde hace más de 10 años hacen parte del programa Paz Adentro, creado para fortalecer la convivencia, la gobernanza local y las oportunidades económicas de la población que vive específicamente en los municipios de Inzá, Páez y Totoró. Resultado del programa y del acompañamiento técnico e internacional, estas personas lograron exportar por primera vez su producción de café certificado y sin intermediarios.

En estos municipios, fue el liderazgo de las comunidades indígenas el que creó Paz Adentro, que, según cuenta Sonia Hurtado Dicue, presidenta de la Asociación de Cabildos Indígenas Nasa Cxha Cxha, incluye a desmovilizados, víctimas, afro, campesinos, urbanos e indígenas. Actualmente beneficia a 3760 familias, entre estas a 38 organizaciones comunitarias, 30 resguardos indígenas, tres asociaciones campesinas y una capitanía afro.

Si bien el trabajo organizativo viene de años, Sonia explica que desde mayo del año pasado “maduró” el programa gracias al Fondo Fiduciario para la Paz de la Unión Europea (UE) y el acompañamiento de la empresa Assist Agriculture SAS. Con una inversión de 3.200.000 euros por parte de la UE, y 800.000 euros de cofinanciación de asociaciones indígenas y alcaldías municipales lograron mejorar las capacidades productivas, y los procesos de transformación y calidad del café de 195 familias.

“Es una forma de contribuirle a las personas que viven en el campo y de darle valor a todo lo que ellos producen. No solo es con el café sino con cultivos asociados como plátano, yuca y la arracacha. Gracias al fortalecimiento en temas agrícolas, el programa ha ayudado a la pervivencia de nuestros pueblos indígenas”, manifiesta Sonia.

También ha sido la válvula de escape de la violencia y la guerra que ha habitado en este departamento durante tantos años. Desde la misma época de la Conquista y la Colonización, los indígenas han luchado por tener la soberanía de sus tierras. Y en la historia de conflicto armado reciente de nuestro país, allí hicieron presencia las Farc, con los frentes 6, 8, 60 y 64; el Eln, con los frentes José María Becerra y Manuel Vásquez Castaño, y las Auc con el frente Farallones de Calima.

Le puede interesar: En la Sierra Nevada llueven café y miel

Alemania les está comprando la libra de café a $2,5 dólares y Australia a $2,75. Y el objetivo, según Adrián Valdes, asesor de Paz Adentro, es que se logre una producción cercana a los 2 millones de kilos al año con las 3760 familias vinculadas al programa.

A futuro, otra de sus metas es exportar hacia Holanda, Alemania y Estados Unidos otros productos locales como la esfera de laurel, que puede ser usada como materia prima para productos cosméticos y jabones. Las comunidades también se han visto beneficiadas por los cultivos para autoconsumo, con los que también se están abriendo a nuevos mercados gracias al apoyo del sector empresarial e internacional.

Si quiere conocer más sobre Colombia2020, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook