SIGUE CONTROVERSIA POR SALIDA DE ELENOS DE CUBA

Tensiones diplomáticas por Eln llegan a la ONU

Hasta el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas llegarán las diferencias de Colombia con Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz con este grupo insurgente. Gobierno insiste en desconocer protocolo que garantiza regreso de guerrilleros a Colombia.

onu_en_posconflicto_de_colombia.jpg

El canciller, Carlos H. Trujillo, llegó ayer a Nueva York a la presentación del informe trimestral del Secretario General de la ONU sobre Colombia ante el Consejo de Seguridad. / Cancillería

Hoy, a las 10 de la mañana, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tendrá una sesión en la que Colombia y la situación de los delegados del Eln en Cuba serán protagonistas. Para esa hora está previsto que el jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, el mexicano Carlos Ruiz Massieu, presente el informe trimestral en el que hace un balance de los avances y retos en la reincorporación de los excombatientes de las Farc.

Esta sesión tiene un orden del día que se cumple de manera estricta y que comienza con la lectura del informe, sigue con las intervenciones de los países miembros del Consejo de Seguridad y terminará con una intervención del canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo.

Aunque la sesión tiene un fin preciso, es decir, la presentación y evaluación del informe de la Misión, es indudable que el Gobierno colombiano insistirá en pedirle a Cuba que extradite hacia nuestro país a los 16 integrantes de la delegación del Eln que están en La Habana desde el 10 de mayo del año pasado, tras el reconocimiento por parte de este grupo de su autoría del ataque con carro bomba a la Escuela de Cadetes de la Policía, el cual dejó 20 cadetes muertos y más de 80 personas heridas.

También lea: Protocolos al Eln: ¿aplicables o no?

Antes de viajar a Davos (Suiza) a participar en el Foro Económico Mundial, el presidente Iván Duque envió un mensaje a la comunidad internacional que podría entenderse como el preámbulo a lo que el primer mandatario espera que se exprese hoy en Nueva York, en plena sesión del Consejo de Seguridad. “Invitamos a la comunidad internacional a trabajar de la mano con nosotros para cumplir ese propósito. Esperamos que nos dé ese respaldo y hacemos ese llamado al gobierno cubano para que nos ayude a que se haga justicia en Colombia (…) No vamos a propiciar que se deje de hacer justicia y que tengamos visos de impunidad”.

Sin embargo, él mismo dejó en evidencia la sensación de tensión diplomática que se ha generado con Cuba, país anfitrión de los diálogos con el Eln —y con las Farc en el pasado—, al exigirle la entrega a las autoridades colombianas de los miembros de esa guerrilla que permanecen en la isla. “Sabemos las dificultades que se presentan y por eso este llamado respetuoso”, agregó Duque, haciendo eco de los distintos pronunciamientos que han hecho organismos como la ONU o la CIDH para rechazar el atentado en la Escuela de Cadetes.

Sumada a la tensión ya manifiesta con Cuba, surgió ayer una nueva con Noruega, otro de los países garantes del frustrado proceso de negociación con el Eln. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, además de manifestar sus condolencias al pueblo colombiano y condenar el ataque, insistió en cumplir los protocolos para el retorno al país de la delegación del Eln. Tras recordar que Noruega ha sido un asociado fiable de distintos gobiernos colombianos en busca de la solución negociada con las Farc y el Eln, fue enfático en rescatar su papel de garante.

También lea: Este es el protocolo que firmaron Colombia, Eln y los países garantes en caso de la ruptura de los diálogos​

“Noruega valora y se toma muy en serio esta responsabilidad y la confianza depositada en nosotros. Ejerciendo ese papel, Noruega, junto con Cuba, Venezuela, Chile, Brasil y Ecuador, ha firmado varios documentos, inclusive el ‘Protocolo establecido en caso de ruptura de la negociación de diálogos de paz entre el gobierno colombiano y el Eln’, en el que los firmantes asumen ciertos compromisos en la eventualidad de interrupción o fin oficial de las conversaciones. Como facilitador y garante consecuente, Noruega debe cumplir con sus compromisos”.

El canciller Trujillo manifestó su desacuerdo a su llegada a Nueva York. “Noruega es un país amigo, nos merece el mayor respeto y consideración, pero en este punto tenemos una diferencia. El gobierno del presidente Duque no reconoce esos protocolos, porque los negoció el gobierno anterior, en el marco de un proceso de negociación con el Eln, proceso que no ha tenido lugar durante el gobierno del presidente Duque”.

Controversia por protocolos

Las interpretaciones alrededor de si cumplir o no el protocolo firmado con el Eln y los países garantes siguen siendo muy contradictorias. Ayer, la Comisión de Paz del Senado lideró una reunión en la que algunos de sus miembros plantearon dudas alrededor de la puesta en marcha o no de dichos protocolos. Para el senador Roy Barreras, presidente de la Comisión, es necesario que la comunidad internacional no reciba el mensaje de que el Estado colombiano está incumpliendo compromisos adquiridos en tal calidad, menos aún tras la postura que asumió Noruega. “Naciones Unidas es, además, garante de paz en el mundo entero y no podría sentarse a ninguna mesa si se descalifican los protocolos de seguridad que se hacen en todos los procesos de paz”.

Entre tanto, los partidos políticos cerraron filas alrededor de Duque sobre su decisión de desconocer los protocolos pactados en desarrollo del proceso de paz con el Eln. Tanto las bancadas de gobierno como las independientes firmaron un comunicado conjunto en el que “ninguna persona, organización o Estado, puede estar por encima de este deber fundamental de la humanidad y, por tanto, reiteramos el respaldo al Gobierno Nacional en su decisión de solicitar de toda la comunidad internacional la cooperación activa y eficaz en la lucha contra el terrorismo y proceder de conformidad con las normas del derecho internacional respecto de los miembros del Eln que actualmente se encuentren en cualquier territorio”.

También lea: La paz, ¿amenazada por el atentado a la Escuela de Cadetes y el asesinato de líderes sociales?

Por otro lado, en sectores diplomáticos cayó mal la difusión que hizo el Centro Democrático en redes sociales de la tendencia “ONURespaldaAColombia”, porque consideran que se está haciendo una errónea interpretación del comunicado emitido por este organismo el pasado 18 de enero, en el que rechaza la acción terrorista del Eln. “Una cosa es rechazar el terrorismo y otra apoyar políticamente al Gobierno en su controversia con los países garantes”, dijo una fuente a El Espectador. El debate alrededor de los protocolos continúa mientras se espera una declaración del Consejo de Seguridad.