Sergio Marín, el congresista más joven de la FARC

Con 40 años, Carlos Carreño Marín llega a la Cámara de Representantes como uno de los herederos de la Juventud Comunista en Bogotá. Esta fue la organización política que se gestó en las universidades públicas del país, de donde salieron la gran mayoría de ideólogos de la guerrilla de las Farc.

sergio_marin.jpg

Su nombre de pila es Carlos Carreño Marín y estudió nueve semestres de Economía en la Universidad Nacional de Coloombia./Mauricio Alvarado.

Este bogotano llegó a las filas de la insurgencia en 1996, después de que el genocidio contra los militantes de la Unión Patriótica fuera incontenible en todo el país y de que fuera imposible continuar con la doble vida de estudiante de Economía de la Universidad Nacional e integrante clandestino de la entonces guerilla de las Farc. Para ese momento ya había adoptado su seudónimo: Sergio Marín.

Vea nuestro especial Del monte al capitolio: los congresistas de la Farc

Con 40 años y después de estar encargado por más de 22 de la relación política con las organizaciones sociales y sindicatos del oriente del país, Carlos Carreño Marín llega a la Cámara de Representantes como uno de los herederos de la Juventud Comunista en Bogotá. La organización política de las universidades públicas de donde salió la gran mayoría de los ideólogos de la guerrilla de las Farc.

Escuche nuestro podcast: De la selva al capitolio, el tránsito político de las Farc

Se considera un sobreviviente no de la guerra insurgencia - Estado colombiano, si no, de la lucha social y popular. En abril de 2013, un helicóptero de la Cruz Roja Internacional lo recogió en un sitio conocido como El Raudal del Guayabero, que queda entre el sur del Meta y el norte del Guaviare. Entonces iría a integrar la nueva delegación de paz a La Habana (Cuba). 

Hasta ese momento del conflicto era el encargado de la comisión de organización del entonces Bloque Oriental, la cual se podía identificar porque tenía 54 hombres en armas, casi los mismos que una compañía durante la guerra.

También lea: Jesús Santrich, un congresista comunista pedido en extradición

“En la clandestinidad era donde se desarrollaban las reuniones políticas más importantes para el bloque en ese momento”, afirma Marín, quien llegó a ocupar una curul en la cámara baja, según su partido, luego de que Byron Yepes resultara enfermo de hipertensión lo que le impidió permanecer en la capital del país y renunciar al cargo.

Entonces llegó a ocuparse de los medios de comunicación para difundir lo que los negociadores de paz estaban pactando. En ese momento, se creó “El informativo insurgente” y, tras los avances de paz en ese momento, se vinculó a un programa que se llamó “Mesa redonda”.

También lea: Jairo Quintero, el veterano de Farc en la guerra del Magdalena Medio

“El Gobierno adverso lo esperamos el 7 de agosto. Es muy probable que la movilización popular sea la respuesta a las posiciones antinacionales y ultra reaccionarios que el gobierno entrante está estableciendo”, comenta Marín cuando se le pregunta cómo va a responder ante los insultos de los congresistas opositores a que la Farc esté en el Congreso.