“Este Congreso no representa a los campesinos”: candidato a una circunscripción de paz

Karol Ríos Sandoval, uno de los candidatos que buscaba llegar al Congreso por las circunscripciones especiales de paz, habla desde Morales (Cauca) como víctima de las Farc. Dice que no todos estuvieron armados en estos territorios y que igualarse a los partidos tradicionales en las próximas elecciones sería un suicidio.

karol.png

Karol Ríos Sandoval, campesino de Morales (Cauca), politólogo de la Universidad Nacional y víctima de las Farc./Cortesía.

Al hablar con uno de los líderes que sería candidato de las moribundas circunscripciones especiales de paz, es posible derrumbar el argumento de que ese proyecto de ley le otorgaría más curules al naciente partido de la exguerrilla de las Farc. De entrada, como dice Karol Ríos Sandoval, “en el territorio no todos hemos estado armados, ni hemos tenido cultivos de coca”. Él es un joven politólogo de la Universidad Nacional y campesino de Morales (centro del Cauca), desterrado por las Farc porque iba a ser reclutado, en venganza a que su hermano era un militar colombiano. Era la guerra, Sandoval fue víctima y su resarcimiento a ese daño que le causaron era participar en política sin tener que depender de los partidos tradicionales.

Pero ese pequeño sueño en medio de una paz periférica se empezó a esfumar desde que el presidente del Congreso, Efraín Cepeda, ratificó la semana pasada que la votación de los parlamentarios hundió el proyecto de ley que buscaba aprobar 16 circunscripciones especiales de paz para las víctimas del conflicto.

“La expectativa era poder generar una representación real y efectiva a las necesidades que tienen las víctimas del conflicto. Y aunque en Cauca, Valle y Nariño no todos los ciudadanos están registrados como afectados, en los tres departamentos se sufrió por igual la guerra. Llevamos décadas escuchando las balas de la insurgencia y del Estado, y eso nos hace víctimas a todos. En mi caso fue muy triste tener que ver cómo muchos de mis amigos se fueron para el Ejército o para la guerrilla, otros para los paramilitares y otros se metieron al narcotráfico. Esa máquina de guerra que reproduce un modelo de vida debe terminar y para eso estamos despertando”, opinó Sandoval tras el hundimiento de la ley.

Él iba a participar por la circunscripción especial del Cauca y fue designado por la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios del Cauca (Agropenca), que se asienta en el municipio de Morales. Sandoval padeció la guerra muy temprano. Tenía 23 años cuando unos hombres armados, dicen que de la guerrilla, lo hicieron arrodillar en la puerta de su casa mientras soportaba en su cuello el helado hierro del fusil. El mensaje para despedirse de Morales fue claro: “si en su casa hay hijos para los “patiamarrados” (Ejército) debe haber para nosotros”, le dijeron. Lo soltaron y luego le avisaron que irían por él. Entonces se fue a vivir al Tolima y terminó en Bogotá, donde estudió Ciencias Políticas en la Universidad Nacional. Hoy tiene 33 años.

“Cada cuatro años el político viene nos da la palmadita, recoge los votos y juega con los sueños y las ilusiones de la gente. Pero los campesinos hemos despertado y para eso regresé a mi tierra, para demostrarles que no somos ciudadanos de segunda clase. Y que ya basta, que no es la gente de la ciudad la que se vincula a la guerra. Al contrario, tengo que decir que los que hemos puesto los muertos hemos sido los campesinos”, enfatizó el líder, quien de entrada descartó, de no revivir en el Consejo de Estado el proyecto le ley, no participar en la contienda electoral para enfrentarse directamente con los partidos tradicionales.  

Según Sandoval, no hay condiciones ni siquiera para llegar a considerarlo, pues el proyecto de ley tal y como se iba a aprobar tenía cuatro micos, denuncia el líder campesino. "Así hubieran aprobado el proyecto, éste ya traía su contrareforma inmersa para que los partidos tradicionales se colaran. Siendo así, de llegar a pasar las circunscripciones, dice que se enfretaría con la maquinaria de senadores que llevan décadas en el Congreso. Por ejemplo, nos tocaría confrontar la maquinaria de Roy Barreras y su candidato en el Cauca", ratificó Sandoval.

Ante esta contrarreforma del Congreso al acuerdo de paz entre el Estado y las Farc, dijo Sandoval, “seguiremos resistiendo en los territorios y como jóvenes vamos a ayudar a la generación que ha vivido tantas guerras y que se quiere despedir dejándonos un país en paz. En honor a ellos será seguir sobreviviendo”.