El Congreso que no fue de la paz

El Legislativo no logró sacar adelante la mitad de los proyectos encaminados a implementar el Acuerdo de Paz con las Farc. La reforma política se hundió, la ley estatutaria de la JEP se aprobó con muy poco quorum y las circunscripciones especiales fueron hundidas pese a que el Gobierno enfiló sus baterías jurídicas para revivirlas. 

no_hubo_quorum_para_la_jep.jpg

El Congreso brilló por la ausencia de sus parlamentarios a la hora de votar los proyectos que buscaban implementar el acuerdo de paz alcanzado con la guerrilla de las Farc. / El Espectador.

Mientras que durante el 2017 en varios territorios del país se llevaban a cabo gestos de construcción de paz, el Congreso fue un lugar en el que la reconciliación parecía una meta inalcanzable. Fueron noticia, entre otras cosas, las posturas que tomó Rodrigo Lara, representante a la Cámara por Cambio Radical y presidente de dicha corporación, la negativa de Edwuard Rodríguez a escuchar a Jesús Sántrich y el tomentoso trámite de iniciativas como la Justicia Especial para la Paz y las circusncripciones especiales de paz.

Hicimos un recuento de las ocasiones en las que el Congreso no estuvo a la altura de implementar el Acuerdo Final, para darle el fin una guerra que durante más de 50 años ha afectado a más de 8 millones de colombianos.

Rodrigo Lara y sus posiciones frente al acuerdo de paz

Durante el segundo semestre del año abundaron los señalamientos contra el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, por entorpecer el trámite legislativo de iniciativas que buscaban implementar el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc. Desde un grupo de 30 congresistas hasta el propio presidente, Juan Manuel Santos, le hicieron llamados de atención para que les diera celeridad a los proyectos de ley. A pesar de eso, se hundieron proyectos claves como la reforma política que era uno de los compromisos del punto 2 del Acuerdo de Paz y fue una de las iniciativas que, se decía en el Congreso, Lara retrasó su trámite. 

Prohibición a los integrantes del partido Farc para entrar al Congreso

El 27 de octubre el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, junto con la primera vicepresidenta del Congreso, Lina Barrera, y el Secretario General, Jorge Humberto Mantilla, hicieron una carta dirigida al coronel Samuel Darío Bernal por medio de la cual pretendían que ningún desmovilizado de la guerrilla de las Farc pudiera entrar al recinto. Varios de sus colegas le recordaron a Lara que en el 2007 algunos líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia no sólo entraron al Congreso, sino que fueron aplaudidos después de pronunciar discursos.  

El rechazo del representante Edwuard Rodríguez 

Durante una audiencia pública que tenía como tema central las circunscripciones especiales de paz, Edward Rodríguez, representante a la Cámara por el Centro Democrático, gritó asesinó a Jesús Sántrich, excombatiente de las Farc, quien iba a exponer sus visiones sobre el tema. El representante decía que no se le debía dar la palabra al exguerrillero sin que antes "pague por sus crímenes". Tras el episodio, los uribistas Álvaro Hernán Prada y Santiago Valencia abandonaron el recinto en compañía de Rodríguez.

La agonía de las circunscripciones de paz

El 30 de noviembre en una votación en el Senado el proyecto de ley que creaba las circunscripciones especiales de paz obtuvo 50 votos en el debate de conciliación. Desde ese día el Ejecutivo y el Legislativo están de pelea. Por un lado, el Gobierno asegura que ese era el número requerido de votos, sin embargo, el presidente del Senado, Efraín Cepeda, lo contraría diciendo que eran necesarios 51. El fin de crear circunscripciones especiales era que las víctimas de las zonas más afectadas por el conflicto tuvieran unas curules transitorias en la Cámara de Representantes. Un fallo de tutela respalda la tesis del Gobierno, sin embargo, Efraín Cepeda y Rodrigo Lara, presidente de la Cámara de Representantes, se han negado a enviar la ley a sanción presidencial.

Sin quorum de la JEP

Durante varios días los titulares de los medios de comunicación revelaron la falta de voluntad política de muchos congresistas para tramitar la Justicia Especial para la Paz que se pactó en el acuerdo entre el Gobierno y las Farc. "Sin quorum para votar la JEP" fue la noticia durante más de un mes en el que los parlamentarios se salían o no llegaban a las sesiones. Finalmente, el 30 de noviembre el Congreso le dio vía al sistema especial de justicia, pero con modificaciones sustanciales como la presentación voluntaria de civiles que hayan participado de manera indirecta en la confrontación armada. 

Lea también: Claves para enderezar la Justicia Especial para la Paz​

Sin tregua el Día de las víctimas

La conmemoración del Día de las Víctimas terminó en agarrón en el Congreso. El 9 de abril el expresidente Álvaro Uribe y su bancada del Centro Democrático abandonaron el recinto luego de que le negaran replicar inmediatamente unas afirmaciones que hizo Gloria Gaitán, hija del líder liberal asesinado en 1948, Jorge Eliecer Gaitán. La agenda de ese día estaba estipulada de manera que primero hablaban las víctimas y luego los parlamentarios, sin embargo, el expresidente quiso hablar tras la intervención de Gaitán. Otro punto que molestó a las víctimas fue que al final de la sesión sólo estaban presentes 22 representantes y 11 senadores.