En foro de El Espectador, Paz y Reconciliación y U. Javeriana

Debate por curules para las Farc

Diversos sectores políticos se mostraron en contra de una propuesta que plantea participación política de la guerrilla en el Senado a través de nueve cupos directos.

foro_el_espectador_cut.jpg

Los panelistas coincidieron en que es necesario hacer cambios estructurales al sistema político y electoral colombiano.
Los panelistas coincidieron en que es necesario hacer cambios estructurales al sistema político y electoral colombiano.
Gustavo Torrijos

Fuertes críticas y gran debate generó ayer la propuesta hecha por la Fundación Paz y Reconciliación respecto a cómo debería ser la participación política de las Farc tras la firma del acuerdo final de paz en La Habana, Cuba. En una columna de opinión publicada en el diario El País de España, León Valencia y Ariel Ávila, director y subdirector de la Fundación, plantearon que para que exista una verdadera apertura democrática en el país de cara a un escenario de posconflicto, las Farc deben tener participación en el Senado de la República con nueve curules directas.

Las reacciones no se hicieron esperar. La senadora del Partido Verde, Claudia López, calificó la propuesta como un exabrupto y aseguró que aunque es claro que el objetivo de un proceso de paz es que los violentos renuncien a la violencia e ingresen a hacer política sin armas y de forma pacífica, jamás en la historia de otros procesos similares se ha dado tanto espacio en el Congreso. “Nunca, a ninguna de las siete guerrillas que se desmovilizaron en procesos de paz anteriores, se les dieron más de dos cupos. Creo que debe seguirse ese antecedente ahora con las Farc”, aseguró López, insistiendo en que los miembros de

las Farc sólo readquieren sus derechos políticos después de que cumplan en la justicia transicional y a las víctimas.

El tema causó tanto revuelo, que incluso fue retomado en el debate realizado ayer por El Espectador, la Fundación Paz y Reconciliación y la Universidad Javeriana, y que tenía como eje central la discusión sobre la reforma política y electoral para el posconflicto. El viceministro del Interior, Guillermo Rivera, uno de los panelistas, señaló que aunque no es de su competencia decidir sobre esos asuntos, la asignación de tantas curules para las Farc podría resultar en una injusticia para otros movimientos políticos y congresistas. “No sería justo que senadores se quedaran por fuera del Congreso habiendo defendido sus ideas en democracia, mientras que quienes estuvieron en armas sí logren esos espacios”, manifestó.

Sin embargo, de acuerdo con Ariel Ávila, la propuesta de designar nueve curules no está hecha al azar. Según explicó, el modelo del proceso de paz se basa en el principio de justicia restaurativa y ésta debe ir en ambos sentidos. “La Fundación propone nueve curules directas al Senado para las Farc, derivadas de los nueve senadores que tenía la Unión Patriótica y que fueron asesinados en los años 80 en el marco de lo que fue el exterminio de la Unión Patriótica. El Estado falló en la protección de los líderes políticos y ahora debe restaurar”, señaló.

Para el senador del Polo Democrático el tema pasa por una discusión que desde hace mucho tiempo el partido –apoyado por la Alianza Verde y el Mira– le ha planteado al Gobierno, y es la necesidad de modificar el sistema de umbrales para disminuir el riesgo de que las fuerzas políticas minoritarias desaparezcan del Congreso. “Sería ridículo que quienes hemos estado hace años en la política, quedemos por fuera en 2018 por los umbrales”, manifestó.

Y aunque es un punto crítico, según Robledo el umbral es tan sólo uno de los varios aspectos que deben tenerse en cuenta en un escenario de posconflicto para la puesta en marcha del acuerdo logrado en La Habana sobre el punto de participación política. “También es fundamental que se dé una reforma profunda al sistema electoral, que es una vergüenza y se ha convertido en un instrumento de partidocracia con organismos como la Registraduría y el Consejo Nacional”.

Sobre ese último tema, según indicó el viceministro Rivera durante el debate, el Gobierno viene trabajando desde hace un tiempo. “En el acuerdo sobre participación política se estableció la creación de una misión electoral de expertos que entregará recomendaciones para hacer una gran reforma a las instituciones electorales. En eso hemos venido haciendo un proceso de alistamiento”, explicó.

De hecho, el Ministerio del Interior y los partidos políticos con representación en el Congreso iniciaron ayer trabajos para elaborar las propuestas de proyectos de ley y actos legislativos que requiere la implementación del acuerdo de participación política. Se trata de mesas de trabajo que se dedicarán a tres temas específicos: análisis de una reforma a los partidos políticos, reforma electoral y construcción del estatuto de oposición. Un paquete de medidas que, según explicó recientemente el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, será presentado en octubre.