Yimmy, el líder asesinado

Tenía 32 años y además de ayudar a su comunidad estaba comprometido con el monitoreo y cuidado de flora y fauna en su región.

yimmy_medinacut1.jpg

/Cortesía de la familia

A Yimmy Medina Trujillo lo mataron en Puerto Nuevo Guayabero. Una vereda pequeña del Guaviare que se alzó a orillas del río Guayabero, sede de diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc en los años 80 cuando se realizó la "Tregua de La Uribe". Un caserío, a tres horas por tierra de San José del Guaviare, que ha perdido de forma violenta a varios de sus líderes comunales.

El mismo caserío que hace años una creciente casi desaparece. Durante años el plan de reubicación de las viviendas quedó estancado entre la guerra y el olvido de esta región selvática. Pero con el acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno y las Farc, nuevamente varios campesinos retomaron el liderazgo para exigir su reubicación así como otras deudas básicas. Yimmy era uno de ellos.

Lea también: La líder social asesinada que enterrarán en silencio

Tenía 32 años y era vicepresidente de la Junta de Acción Comunal. Su papá, Héctor Medina, lo recuerda la tarde del miércoles 5 de octubre, cuando lo enterraba en el cementerio de San José del Guaviare: “Yo soy una persona humilde, trabajadora y luchadora llegué a Puerto Nuevo Guayabero hace 40 años. Mi hijo Yimmy nació allá y trabajó conmigo siempre, fue muy buen hijo, muy buen padre con su hijo de tres años que deja, con su madre y con su esposa. Tenía un carácter sincero y amable. El quería sacar adelante esas vías. Y ahora que había la oportunidad de reivindicar los derechos con el acuerdo para tener una vida más justa y más garantías, me lo matan”.

Su cuerpo fue hallado a pocos metros de la finca de su familia llamada La Esmeralda. Poco tiempo antes estaba ayudando a mejorar la vía que comunica a su vereda con la de Cachicamo. Trabajaba con su papá y sus compadres con maquinaria de la Gobernación del Guaviare. Su cuerpo fue encontrado con varios impactos de bala.

Le puede interesar: Así fue el funeral del último líder asesinado en el norte del Cauca

“Me lo asesinaron en un potrero. Llegando a la finca, al pie de la casa. Su esposa escuchó los tiros pero no pensó que pasara nada”, contó Medina. Era miércoles 4 de octubre.

Yimmy Medina era un líder que también estaba comprometido con temas de monitoreo de fauna y flora en esa región. De hecho, hace poco estuvo trabajando en un vivero de restauración de áreas degradadas en ecosistemas claves como el Guaviare. Uno de los últimos corredores que quedan en el país que conectan la Amozonia, la Orinoquia y Los Andes.

De acuerdo con la misión de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia solo en los primeros ocho meses de este año ya van cerca de 100 líderes asesinados, sin que se tenga mayor noticia sobre resultados de investigaciones policiales y de justicia. Yimmy se suma a ese conteo infame.