Colombia2020 medio aliado

Una semana para honrar la vida de los líderes sociales

Este 16 de agosto se inaugura la Semana por la Paz y las manifestaciones para defender la vida y la reconciliación serán las protagonistas en este evento. Luis Emil Sanabria, director de Redepaz, invita a pintar de esperanza el país que queremos construir. Va del 2 al 9 de septiembre.

luis_emil_sanabria_oscar_perez01.jpg

El director de la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y Contra la Guerra (Redepaz) hace un llamado a participar en la Semana por la Paz./Óscar Pérez - El Espectador

“Hay vida, hay esperanza”, es el llamado para que en la Semana por la Paz la sociedad se manifieste, sintiendo que la paz tiene múltiples formas de expresión, pero también múltiples formas de construcción en los territorios.

Eso cree Luis Emil Sanabria, director de la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y Contra la Guerra (Redepaz), una de las organizaciones que están impulsando esta actividad con el lema "sigamos coloreando la paz".

¿Cuál es el objetivo de esta Semana por la Paz?

El objetivo fundamental es tener la esperanza viva, la llama de la paz y la posibilidad de reconciliarnos a pesar de las dificultades que hoy vive el proceso de paz y la reconciliación. Hemos querido tocar temas muy sentidos para la sociedad: el de la vida, a través de los asesinatos, amenazas y señalamientos, la victimización en general de líderes y lideresas sociales, defensores de DDHH y constructores de paz, para seguir sosteniendo la necesidad de sacar las armas de la política porque la vida antecede cualquier otro derecho humano.

Hace un año la Semana por la Paz estaba muy enfocada a la visita del papa. Ahora ha cambiado, ¿por qué?

Hace un año hablábamos de seguir dando muchos pasos por la paz. Eso lo seguimos reforzando, pero creo que hace un año no era tan evidente que se levantara esta escalada de estigmatización y señalamientos contra los defensores de DDHH, pero la experiencia luego de la firma del Acuerdo hizo factible que los picos de violencia se elevaran. No pensamos que la sociedad colombiana y sectores políticos se opusieran tan vehementemente a la posibilidad de encontrarnos, a la paz, a la reparación de las víctimas, a la restitución de tierras.

Por esto decimos “sigamos coloreando la paz”, que a la vez es una invitación a que la sociedad se manifieste, coloree la paz porque tiene múltiples formas de expresión. 

Puede leer: “Los líderes sociales no son enemigos del Estado”: Michel Forst

¿Cuáles son las actividades que se van a desarrollar en la Semana por la Paz?

El 2 de septiembre iniciamos con actividades en torno al arte, la cultura y lo simbólico. Vamos a estar en la instalación de la cinemateca al parque, en su primera jornada en Bogotá, pero en todo el país también se están preparando jornadas de este tipo. Queremos que la Semana por la Paz sea un escenario pedagógico, lúdico, de encuentro y también de movilización.

Todas las piezas de este año tienen un fuerte componente pedagógico incluso el afiche que vamos a distribuir en las comunidades será para colorear. Es una especie de mándala muy ligada al territorio. Muestra selvas, animales y la posibilidad de los abrazos y de los encuentros.  También vamos a invitar a los jóvenes y adolescentes a que coloreen una postal, que será la misma imagen, pero allí debe ponerse un mensaje de paz para enviarlo a quien quieran. Se podrá bajar de la página web. 

Le puede interesar: El reto de proteger a los líderes sociales

El miércoles 5 se va a entregar el Premio Nacional de Derechos Humanos, con un sentido de esperanza y conmemoración con todos estos líderes y lideresas que han sido asesinados. En varias regiones del país haremos encuentros, seminarios, foros alrededor de los derechos humanos para que cada vez sean más respetados.

¿En qué lugares del país se realiza la semana por la paz?

Casi siempre se realiza en todo el país, el año pasado hicimos alrededor de 1.800 actividades en casi todos los municipios y en todos los departamentos. Este año esperamos llegar a más sectores, todo este anhelo de paz está convocando a toda la sociedad. Vamos a hacer fuerza en algunas regiones donde la situación es difícil. Es muy probable que hagas presencia en municipios como: El Tarra, San Calixto, Tibú, Catatumbo, Bajo Atrato y Cauca, entre otros. En esos lugares ya hay colectivos trabajando para la semana por la paz, queremos que sea un trabajo con un mensaje contundente que exprese el valor de la vida y la disposición de trabajar por un país mejor, será una jornada muy colorida, llena de música arte y danza.

Queremos que el país sea recorrido por la paz, el 16 de agosto haremos el lanzamiento, celebraremos en septiembre y en octubre vamos a hacer jornadas con pueblo indígenas para trabajar por la paz desde el territorio en conmemoración de la vida.

¿Cuál es el llamado al nuevo gobierno?

Es un llamado para que se comprometan cada vez más con la defensa de la vida, es un llamado a que continúen con la implementación del acuerdo de paz, mantenga la mesa de conversaciones con el ELN y genere todas las condiciones necesarias para que Colombia siga transitando por el camino de la paz y de la reparación integral a las víctimas.

Lea: “Nos ha desbordado la seguridad a líderes sociales”: Diego Mora

¿La semana por la paz puede ser un llamado de impulso a las negociaciones con el Eln?

Todos los que estamos organizando semana por la paz de alguna forma hemos impulsado esta mesa de conversaciones, por eso insistimos para que siga, para que no se trunque y ojalá nos entregue pronto un acuerdo sobre el cese bilateral de carácter indefinido. La semana por la paz siempre ha sido un ejercicio de participación ciudadana para que surjan las ideas, propuestas, experiencias de la sociedad para superar el conflicto y creemos que eso debe incidir para que esa mesa continúe.

Su nombre salió en un panfleto con amenazas, por ser  defensor de Derechos Humanos, ¿cuál es su mensaje?

Las amenazas rompen el tejido social de un país que clama justicia y reconciliación. Queremos que los discursos violentos desparezcan. No solo hay violencia cuando se ejerce desde las armas si no también en la manera de actuar y hablar. Hay que reconciliarnos de verdad desde el corazón.

Hay que desarmar esos espíritus de quienes creen que reactivar la violencia es el camino para reconquistar la paz, están equivocados.

Si quiere conocer más sobre Colombia2020, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook