Tras el fin de la guerra: cinco destinos turísticos para Semana Santa

Colombia2020 le preguntó al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) cuál es su Top 5 de los sitios turísticos más destacados en el posconflicto que hoy nacionales y extranjeros ya pueden visitar en el puente festivo más largo del año. Esta es su recomendación:

sierra_de_la_macarena_cano_cristales_david_schwarz.jpg

Caño Cristales, en la Sierra de la Macarena. / David Schwarz

El acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc ha permitido que el turismo crezca en el país y que el acceso a zonas que antes eran escenarios de confrontación armada con la guerrilla sea posible. Es más, el Gobierno estableció incentivos tributarios para las personas naturales o jurídicas que decidan construir hoteles en los municipios con menos de 200.000 habitantes que en este país en muchos casos son las comunidades más alejadas y afectadas por la violencia. Solo pagarían una tarifa del 9% del impuesto de renta por 20 años.

Le puede interesar: El turismo de paz que promueve un palestino

Hoy hay 11 municipios que han mostrado disposición a explorar el turismo como opción de reincorporación de excombatientes y desarrollo del territorio: Mesetas (Meta), Dabeiba y Anorí (Antioquia), La Paz (Cesar), Fonseca (La Guajira), Icononzo, Planadas (Tolima), Montañita y San Vicente del Caguán (Caquetá), El Charras y Colinas (Guaviare). 

Esta es recomendación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) para esta Semana Santa:

La sierra de La Macarena  

La Sierra de La Macarena (Meta) es el punto de encuentro de los ecosistemas andino, amazónico y orinocense. Un área extraordinaria por sus condiciones de serranía aislada, lo que sugiere la presencia de especies únicas y un importante índice de diversidad en flora y fauna. Hay selvas húmedas, bosques inundables, matorrales y vegetación herbácea de sábana amazónica. También se pueden observar muestras arqueológicas sobre los ríos Duda y Guayabero, en donde se encuentran petroglifos y pictogramas de culturas indígenas que habitaron la zona.

Lea también: Un turismo para la paz

Actualmente, existen más de 520 familias (en el 2009 eran 35) dedicadas al turismo en Caño Cristales, considerado por muchos como el “Río más hermoso del mundo” o el “Río de los cinco colores” (amarillo, azul, verde, rojo y negro), pues en sus aguas transparentes se dejan ver plantas acuáticas, la arena y formaciones rocosas de su lecho.

Según el Mincit la idea es que cada vez sean más los turistas que lleguen “pero que se mantengan los parámetros ambientales del lugar, sin sobrepasar su capacidad de carga, buscando equilibrar las visitas sin deteriorar el medio ambiente”. En los próximos meses se construirán seis senderos señalizados para el acceso y lo necesario para la protección del entorno, con una inversión de $3.600 millones.

Entre 2009 a noviembre de 2017 la llegada de turistas nacionales y extranjeros pasó de 717 a 14.915, de esta cifra el 20% son extranjeros de 63 países. Este crecimiento del turismo ha impulsado la creación de fuentes de trabajo para un mayor número de prestadores de servicios, generando “una verdadera inclusión mediante asociaciones gremiales de las comunidades”, apunta Mincit.

Camino Teyuna - Sierra Nevada de Santa Marta

En la Sierra Nevada, el lugar más alto del mundo a la orilla del mar, se encuentra escondida una antigua ciudad de ancestros, declarada por la Unesco como Reserva de la Biosfera, del Hombre y de la Humanidad en el año de 1979. Es casa también de diferentes culturas indígenas que aún la habitan, como son: los kogui, arhuacos, wiwas y kankuamos. En esta sierra está Ciudad Perdida, conocida también como el Parque Arqueológico Teyuna, que integra un complejo sistema de construcciones indígenas y caminos empedrados. Las caminatas dentro del bosque pueden durar de 4 a 6 días y los trayectos pueden durar 6 horas diarias y se duerme en poblados indígenas, generalmente en hamacas.

De acuerdo con el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH, se observa un aumento significativo en el promedio de visitantes a este destino turístico. Entre 2013 y noviembre de 2017 el flujo de visitantes del exterior al ‘Camino a Teyuna’, en la Sierra Nevada de Santa Marta, creció un 124 por ciento, al pasar de 8.180 en 2013 a 18.324 a noviembre de 2017.

Se evidencia la mayor afluencia de ciudadanos provenientes de países como Alemania, Francia, Holanda, Estados Unidos y Reino Unido. A este destino han ingresado visitantes de 85 nacionalidades diferentes. Por cada ocho extranjeros que ingresan, entra un nacional. El grupo predominante de visitantes oscila entre 23-39 años.

Mocoa- Valle de Sibundoy

El Valle de Sibunbdoy, al noroccidente del departamento del Putumayo, más exactamente en la región Andino-Amazónica, es un destino turístico cuyo atractivo especial es el etnoturismo, ya que alberga 13 etnias indígenas que conservan sus tradiciones milenarias, y viven de acuerdo con sus costumbres en 62 resguardos y cinco reservas, que se pueden visitar.

En 2012 llegaron al departamento del Putumayo 1.080 visitantes del exterior y, con corte a octubre de este año, ya van 2.865.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha invertido $935 millones en la construcción de la ‘’Casa Indígena – ‘Tambo Wasi’ y Aldeas Indígenas para Alojamiento Turístico en el Centro Cultural ‘Nucanchipa – Wasi’, ubicada en terrenos colectivos del Cabildo Indígena Inga del Valle de Sibundoy, en el municipio de Santiago.

En Mocoa, la capital de Putuayo, la comunidad también se ha venido preparando con capacitaciones para ser guías de turismo y en programas de bilingüismo para aumentar la competitividad del destino.

Urabá- Darién

La región que recomienda el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit)  la integran nueve municipios: Mutatá, Chigorodó, Carepa, Apartado, Turbo, Necoclí, San Pedro, San Juan y Arboletes. Según esta cartera el turismo empieza a despertar en esta zona rica de biodiversidad y cultura. Hoy esta región ofrece planes de avistamiento de aves, fauna y flora y existen empresarios turísticos capacitados y sensibles a prestar estos servicios. 

Los turistas que visitaron Urabá en el primer semestre de 2017 sumaron 13.800, según datos suministrados por la Policía de Turismo y la Corporación Turística Urabá Darién Caribe. El 55% fueron nacionales, el 32% extranjeros, locales 9% y el 4% fueron representantes de instituciones.

Necoclí por ejemplo, ubicado en la punta del Golfo de Urabá, tiene una riqueza histórica porque se levantó donde estuvo el Fuerte de San Sebastián, primer asentamiento español en América. Aquí como en toda esta región hay varios resguardos indígenas considerados hoy patrimonio histórico-cultural: los territorios de las comunidades Zenúes y Tule, y los resguardos de Caimán Nuevo y El Volao. A sólo una hora en lancha se encuentra la Ensenada de Rionegro, en Punta Arenas, al extremo norte del Golfo de Urabá. Este es el principal banco de peces de la región, donde se encuentran sábalos, meros, pardos y otras especies. También su ecosistema es rico en manglares, refugio de cientos de aves migratorias, como tijeretas, gaviotas y pelícanos, declaradas especies de reserva. Otros atractivos ecoturísticos son: la cascada del calos, el cerro de san Sebastián, la laguna El Salao, la laguna Marimonda, Playa Linda y Playas El Totumo, Playas El Pescador, volcán de lodo de azufre, santuario de la virgen del cobre.

Chocó

Finalmente, el último sitio que recomienda El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo es el departamento del Chocó, la zona con mayor pluviosidad en el mundo, por lo que cuenta con una gran riqueza natural sustentada en abundancia de flora, fauna, recursos hídricos y minerales. Cuenta con grandes reservas forestales y ecológicas por lo que es considerada como un centro de biodiversidad. 

Este departamento busca posicionar el ecoturismo como motor del desarrollo turístico. Para eso el Gobierno este año apoyó la entrega de un embarcadero turístico y un sendero que conduce a la ciénaga de Beté, perteneciente al municipio Medio Atrato. El Gobierno nacional ha invertido en esta región más de 27.000 millones en 9 proyectos de infraestructura turística, 7 de competitividad y 24 de promoción turística.

Quibdó, por ejemplo, capital del departamento del Chocó, ubicado a las orillas del río Atrato, uno de los principales afluentes de Colombia, ha sido cuna de importantes deportistas y artistas. La cultura es muy importante en Quibdó, pues la tradición oral, lo mitos, leyendas y rituales aún siguen estando presentes en la actualidad sobre todo el homenaje que se le rinde a San Francisco de Asís. Esta celebración fue declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En 2016 llegaron al Chocó 5.200 visitantes extranjeros y entre enero y octubre de este año ya van 4.843.

Si quiere conocer más sobre Colombia2020, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook