Si paramos la estigmatización, podremos bajar las muertes de líderes sociales: defensor del pueblo

Uno de los puntos que señaló Carlos Negret sobre el asesinato de líderes sociales es que son blanco constante de señalamientos. Esto, sumado a la falta de Estado en el terreno y la presencia de actores armados ilegales, aumenta el riesgo para los defensores.

defensor_del_pueblo.jpeg

Carlos Negret, defensor del pueblo, criticó la ausencia del Estado en las zonas más afectadas por el conflicto. / Óscar Pérez - El Espectador.

En municipios, corregimientos, veredas, resguardos, ahí están asesinando a los líderes sociales y defensores de derechos humanos del norte del Cauca. Caminos por donde se mueve la gente del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) y de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc), reveló el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, durante la presentación de La paz en el Terreno, la plataforma digital de Colombia2020 y Rutas del conflicto para hacer seguimiento al Acuerdo de Paz desde los líderes sociales y la reincorporación de excombatientes de las Farc.

Conozca aquí La paz en el Terreno

De esta manera, Negret volvió a reiterar lo que ya ha mencionado en dos alertas tempranas: que la ausencia total del Estado y la pobreza en estos territorios rurales es lo que hace más ‘fácil’ el asesinato de líderes sociales. “En marzo de 2017 se hizo una alerta temprana: que había 156 asesinatos de líderes sociales y defensores de DDHH. No obstante, en marzo de este año la cifra había aumentado a 282 líderes sociales masacrados”, hoy son 297, resaltó.

La cifra es dramática y sigue en aumento. Según Negret, todavía están preguntándose cómo atacar el fenómeno del Eln, las Agc (Autodefensas Gaitanistas de Colombia) y el Epl, pues “ellos son los mayores responsables de que en departamentos como Antioquia, Norte de Santander, Arauca, Cauca, caigan los líderes sociales y defensores de DDHH”. Además, en territorios como los del Catatumbo no existe una política pública de derechos humanos, que además debe ser formulada desde el territorio hacia Bogotá, no al revés, explicó.

Lea: Somos Defensores: “La protección colectiva a líderes sociales es una deuda histórica que tiene el Estado”

Pero hay algo más que es responsabilidad de todos: la estigmatización. "Tenemos 500 (líderes) amenazados y de esos cayeron tres el año pasado: Porfirio Jaramillo, Bernardo Cuero y Sandra Janeth Luna. Claro, la Unidad Nacional de Protección (UNP) no puede atenderlos a todos, pero tenemos que hacer un trabajo colectivo de no estigmatización". 

Y finalizó diciendo que si paramos los señalamientos, podremos lograr bajar las muertes de quienes sin duda son los protagonistas de la implementación del acuerdo de paz en los territorios. ¿Qué podemos decir de la paz en el terreno? Pues que en Tumaco, El Tarra y La Guajira la situación está cada vez peor. "(Al terreno) llega la Fuerza Pública, pero lo que la gente necesita es que lleguen soluciones". Y luego, "en estos días me he preguntado a qué están aspirando los señores candidatos (presidenciales). No los he visto hablar con la comunidad. Si no lo hacen, no habrá soluciones bien hechas".

 

Si quiere conocer más sobre Colombia2020, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook