Shirley Gunn: “La paz se está convirtiendo en una industria”

La activista por los derechos humanos en Sudáfrica receta inclusión en el proceso de paz colombiano y mucha participación social para defenderlo e implementarlo.

shirley_gunn.jpg

Shirley Gunn, directora de la ONG Human Rights Media Center, con sede central en Sudáfrica. /Gustavo Torrijos -El Espectador

Shirley Gunn es excombatiente del brazo armado sudafricano Umkhonto we Sizwe, que luchó para poner fin al racismo y al apartheid sudafricano. Es fundadora de un grupo de apoyo para supervivientes de la violencia y la tortura y los últimos años ha dirigido la ONG Human Rights Media Center, dedicada a la educación de los derechos humanos.

También le puede interesar: “La Policía necesita transformarse”: Patrick Colgan

Gunn fue una de las invitadas de la Gira de Cooperación Técnica Sur-Sur, organizada por la Agencia Nacional de Reincorporación y Normalización, que se celebró la semana pasada en Bogotá y a la que Gunn calificó como “una oportunidad maravillosa para crear redes” por los derechos humanos.

¿Cuáles son las cuestiones completamente necesarias para construir un estado pacífico?

La inclusión de la gente y de las organizaciones. Es un proceso que se tiene que conducir por la gente y no por determinados individuos. Si miramos la situación en Sudáfrica, hubo mucho financiamiento y pocas personas en el proceso de negociación, y pienso que esto no fue una buena decisión. En parte porque teníamos nuestro propio problema: el capitalismo racial, y lo que se negoció fue tener un país libre de racismo, pero el capitalismo siguió arraigado.

¿Qué tiene que aprender Colombia del proceso de paz sudafricano?

Nosotros no hablamos propiamente con el lenguaje de la paz. La paz se está convirtiendo en una industria. Nosotros estábamos en un proceso muy sincero y muy honesto, con el anhelo de acabar con la violencia, con la violencia estatal. Nosotros tuvimos un puente muy importante de la violencia a la paz que se construyó con una comisión: la de Verdad y Reconciliación. En nuestro país, el proceso de esta comisión nunca estuvo bien implementado. Aquí es cuando entra el trabajo de los supervivientes para impulsar este proceso para que sea completo. Toda la sociedad debe entender hacia dónde va este proceso de paz y no dejar todo el trabajo de defender los derechos de los supervivientes a ellos mismos.

¿Cuál es la manera más apropiada de reconciliar las víctimas con sus atacantes? Se entiende que estos atacantes también pueden ser víctimas.

Des de mi punto de vista, mi contexto y mi activismo, yo creo que hay tres puntos a tener en cuenta para la reconciliación: verdad, justicia y reparación.

Uno de los puntos más controvertidos del proceso de paz colombiano es como aplicar la JEP. En Colombia se ha criticado el hecho que, a través de este mecanismo, los responsables de los crímenes puedan evadir sanciones genuinas. En este sentido, ¿cómo se debería aplicar la justicia?

Tienes que tener capacidad para investigar para poder procesar crímenes. No es ningún tipo de estructura fácil en la que puedas decir: Tú, ¡culpable! Tienes que tener evidencias. Por lo tanto, es necesario el financiamiento en este brazo del proceso. La reconciliación no puede ser solo una palabra de perdón, y por tanto no puede ser barato.

También le puede interesar: Human Rights Watch se une a las críticas sobre la JEP

Ayer comentabas que Sudáfrica no facilitó suficientes oportunidades a los excombatientes. ¿Crees que formar esta gente debería ser una prioridad de estado?

Absolutamente. Yo misma hace solo dos años que estoy dentro de la Seguridad Social. En cambio, los beneficios de las mismas fuerzas que nos detuvieron, nos torturaron y nos asesinaron en el pasado siguen intactos; no perdieron nada. Y nosotros hemos tenido que luchar por nuestros derechos en democracia. Y no es justo que hayamos tenido que esforzarnos tanto. No hemos parado de luchar.

También dijiste que los medios de comunicación deberían jugar un rol esencial para ayudar a construir la paz. ¿Crees que es posible ofrecer un periodismo independiente y comprometido a la sociedad sin financiación que no sea privada?

Si los medios son privados están guiados por el beneficio. Creo que los periódicos independientes tienen un importante rol. Pero los medios más importantes deberían hacerse cargo del proceso de paz. Deberían contar con el financiamiento no solo de un individuo sino de capital humano. En este proceso es necesario un profundo trabajo de investigación. En Sudáfrica tenemos algunos diarios independientes, la mayoría son privados, la mayoría son convencionales, la mayoría se guían por el beneficio económico… y con esto tenemos mucho trabajo. Ellos tienen el diario en papel cada día a la calle y no los podemos ignorar; tenemos que trabajar con ellos, pero creo que es importante construir una buena relación con los medios por el bien del proceso de paz. Este proceso de paz en Colombia no va a ser fácil, y tampoco lo va a ser para los periodistas. Y va a haber momentos en que va a ser necesario respirar profundo, para llorar, para expresar las emociones, para aliviarse, porque va ser duro cubrir y explicar tanto dolor en las historias.