¿Se acerca el fin de la guerra en el Catatumbo?

Desde el 14 de marzo el Epl y el Eln libran una confrontación armada en esa región de Norte de Santander. Luis Fernando Niño, secretario de víctimas, paz y posconflicto de la Gobernación de ese departamento, habla de una reunión que se dio el martes 29 de mayo y devuelve la esperanza de que cese el fuego.

foto_pablo_beltran_luis_fernando_nino.jpeg

Pablo Beltrán, comandante del Eln, y Luis Fernando Niño, secretario de víctimas, paz y posconflicto de la Gobernación de ese departamento/ Cortesía

La declaración de guerra entre el Eln y el Epl ha tenido consecuencias trágicas sobre los catatumberos: 9 mil desplazados, un número indeterminado de homicidios, confinamiento, accidentes con minas antipersona y otra serie de afectaciones. Desde que empezó el conflicto los habitantes de Norte de Santander han dicho que la salida a la guerra debe ser mediante el diálogo.

Lea también: ¿Qué hay detrás de la guerra entre el Eln y el Epl en el Catatumbo?

El pasado martes 29 de mayo se dio una reunión que puede ser el punto de partida para ponerle fin a la confrontación armada. En La Habana (Cuba) se reunieron con la delegación de paz del Eln: Luis Fernando Niño, secretario de víctimas, paz y posconflicto de la Gobernación de Norte de Santander, Julio César Silva, secretario de Planeación de la misma entidad y Edilberto Contreras, vocero del Movimiento Constituyente Popular (Mcp), una organización social del Catatumbo.

Esa reunión se logró luego varias semanas esperando la autorización del Gobierno Nacional. El 23 de abril el vicepresidente, Óscar Naranjo, y el Ministro del Interior, Guillermo Rivera, se habían comprometido a gestionar la autorización. El 25 de mayo, finalmente, llegó el documento escrito donde les daban vía libre.

Niño habló con Colombia2020 sobre los temas que estuvieron sobre la mesa. Resalta varios compromisos que adquirió el Eln, da detalles sobre la reunión y dice que hay optimismo, pero persisten las desconfianzas.  

Foto de la reunión en La Habana (Cuba)/ Cortesía.

¿Qué balance hace de la reunión con el Eln en La Habana?

Viajamos a La Habana con autorización del Gobierno y nos pudimos reunir con toda la delegación de paz del Eln. Se avanzó en varios puntos importantes: primero, salir adelante por medio de una negociación política y no de la fuerza armada. Segundo, sacar totalmente a la población civil de en medio del conflicto y cuando hablamos de esto estamos hablando de líderes sociales y de los que habían sido amenazados por parte y parte. Una tercera es que las dos partes en conflicto se puedan encontrar para pactar esa tregua en el territorio. El cuarto, que estaban muy al tanto de la labor que se estaba haciendo desde la institucionalidad, con las organizaciones sociales, las iglesias y demás y que aplaudían esos gestos. Al final el mismo jefe de la delegación del Eln quiso que fueran grabados en un video oficial que ya es conocido en todas las redes

¿Es la primera vez que el Eln acepta dialogar con el Epl?

Sí. Además, es la primera vez que reciben una comisión diferente a la comisión de paz del gobierno nacional. También es la primera vez que hablan de sacar la fuerza del conflicto, es decir, que pueda haber un dialogo directo con las partes. Nos parece muy importante porque alcaldes y líderes sociales nos han dicho que las tensiones han disminuido en el Catatumbo

¿Es decir que tras la reunión cedió la guerra?  

Aparte del video el Eln en su página oficial y en su cuenta en Twitter emitieron un comunicado que yo lo interpreté como instrucciones a las partes que están en territorio. Creo que las dos partes están enteradas y están avanzando en los puntos que Pablo Beltrán colocaba en ese comunicado.

¿Eso quiere decir que se pueden estar dando reuniones en el territorio que van a definir el futuro de la confrontación entre el Eln y el Epl? 

Sí. Posiblemente en territorio ya se estén dando esos encuentros. Obviamente hasta allá la comisión no está autorizada puesto que el único que está en conversaciones con el Gobierno es el Eln. El otro grupo es un Grupo Armado Organizado (Gao) para el gobierno Nacional y, por lo tanto, no hay autorización de ningún tipo para conversar con ellos. Pero según los acuerdos con Pablo Beltrán en Cuba las partes deben estar avanzando en el territorio.  

¿Qué condiciones pusieron para llegar a una solución dialogada?

Avanzar con seriedad. Se habló con mucha sensatez, una percepción muy personal es que se habló con transparencia, con claridad, sin tapujos, sin temas bajo la mesa. Creo que eso fue positivo para las partes.

¿Tienen cifras de los homicidios en medio de la guerra?

No hablaron de números de bajas, hablaron de bajas de las dos partes. Del mismo modo, aceptaron que hubo unos canjes de prisioneros entre ellos. Cada parte tenía prisioneros del otro lado. Eso fue manejado internamente.

¿Hubo interlocución directa con el Gobernador, William Villamizar?

El Gobernador se comunicó vía telefónica con Pablo Beltrán y toda la delegación y solicitó el cese al fuego, no meter a la población civil, respetar el derecho internacional humanitario y que todo lo que sea necesario por la paz lo tenemos que realizar. Cuando tuvimos la opción de conectarnos por internet pudieron conversar unos 10 o 15 minutos. 

¿Qué más hablaron de los retenidos?

Hablaron que se entregaron todos los que tenían cada parte, pero no dieron números ni fecha de cuándo ocurrió el canje. 

¿Ya no hay retenidos?

Por lo que se dijo ahí, no. 

Lea también: La soledad de los retenidos en el Catatumbo

¿Cómo sintieron el ánimo de la delegación del Eln?

Fue una conversación franca y abierta. Creemos que tienen la voluntad de cumplir, esperemos que en territorios los mandos de las partes acaten las indicaciones de los jefes de cada organización. Por parte del Eln vimos seriedad, tanto así que quisieron hacer un video público. La frase que más se utilizó fue: nada por debajo de la mesa. Confiamos en la buena fe y que esto se cumpla en el territorio. 

¿Qué hablaron de las minas antipersona que han instalado en la región?

Se comprometieron a la no utilización de esos artefactos, eso tiene que ver con el respeto al Derecho Internacional Humanitario. Yo les pedí que nos entregaran lugares exactos para poder con la fuerza pública desactivar todos esos artefactos explosivos. Sin embargos, dijeron que en Cuba no tienen la información precisa. Tendrán que comunicarse con sus comandos en el territorio para que nos llegue la información y comenzar desminados humanitarios.

Lea también: En el Catatumbo están preocupados por la instalación de minas antipersona

¿Se comprometieron con eso?

Sí. Cuando hablamos de sacar a la población civil del conflicto ellos ya estaban hablando de ese compromiso. 

¿Qué repercusiones puede tener esa reunión para los cerca de nueve mil desplazados que ha dejado la confrontación?

Nos vinimos muy optimistas porque por primera vez pudimos reunirnos frente a frente. Confrontar, revisar, vimos seriedad del Eln, creemos que eso es un punto positivo.

¿Cómo más construyen paz en Norte de Santander?

Se habló continuar con el diálogo útil que es lo que estamos desarrollando en Norte de Santander. Ellos tenían pleno conocimiento de nuestras acciones en el territorio, hay que intensificarlas, hacer pedagogía para la paz, seguir construyendo maneras de solucionar los conflictos. Hay que rescatar que a pesar de todas las dificultades y todo lo que se ha presentado creo que el Norte de Santander ha sido ejemplo y así lo manifestó el mismo comandante Pablo Beltrán, decía que ojalá todas las experiencias del departamento se replicaran en otras regiones donde está la confrontación. De hecho, en algún momento se había avanzado con la Federación Nacional de Departamentos, con la mesa de negociación para que estrategias como el dialogo útil y el Consejo Departamental de Paz fueran aplicadas en Antioquia, en Arauca y en Chocó.

¿Tiene algún mensaje para los candidatos a la Presidencia?

Este tema hay que ponerlo por encima de los debates políticos. Ojalá cualquiera de los dos que llegue a la Presidencia tenga en cuenta que cualquier decisión que se tome sobre eso puede afectar o beneficiar a miles de personas en el territorio. Deben tomar esto como una política pública, si hay que hacer observaciones que las hagan, pero que tratemos de mantenernos porque en últimas es el pueblo el que está en medio de la guerra.

¿Cuál es la salida a la guerra con el Epl que no es reconocido como guerrilla por el Estado?

Desde el territorio se le ha pedido al Gobierno que reconozca al Epl como una organización insurgente para que pueda entrar a negociar, pero el gobierno ha dicho que es un Gao. Se han hecho algunas gestiones y se espera que la ley de sometimiento avance en el Congreso. Sea cual sea la estrategia o el método el objetivo es el mismo: el cese al fuego. 

¿Hoy el Catatumbo respira más tranquilo?

Por el momento hay optimismo, sin embargo, hay las desconfianzas propias de lo que es una confrontación. 

Lea también: Más de 9 mil desplazados deja la guerra en el Catatumbo