El apoyo de Italia a la construcción de paz en Colombia

“Pusimos a disposición de Colombia nuestra experiencia en desminado”: Pier Ferdinando Casini

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Italia habla de la cooperación de su país para el posconflicto colombiano.

pier_fernandino_casini.jpg

Pier Ferdinando Casini, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Italia.
Cortesía

Pier Ferdinando Casini, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Italia, dice que Italia está comprometida en apoyar al país en el fin del conflicto y la construcción de paz, y que se están ultimando tratados de extradición, repatriación y cooperación judicial entre ambos países.

-¿Cuál fue el motivo de su viaje a Colombia?

Actualmente hay un gran interés de renovar y fortalecer la relación entre Europa y América Latina. Italia, en particular, con la visita del Presidente Renzi a Bogotá a finales de 2015, demostró que entre sus prioridades están también las relaciones con Colombia.

-¿Qué mensaje nos trae sobre el proceso de paz?

En el mundo se multiplican focos de guerra. En el Mar Mediterráneo, miles de refugiados escapan hacia Europa huyendo del terrorismo y de las guerras. Si en Colombia se da vuelta a la página, no será otra cosa que un hecho positivo para todos. Un evento como este trasciende las fronteras nacionales y constituye una señal de esperanza para la humanidad. En este sentido, he sido portador del mensaje del Presidente del Senado italiano, Pietro Grasso, al Presidente del Senado (Colombiano), Luis Fernando Velasco, que expresa el apoyo del Parlamento italiano al proceso de negociación.

-¿Qué experiencias relativas al posconflicto en Italia deberíamos tener en cuenta en Colombia?

Italia tiene una gran experiencia en la gestión de pos-conflictos: es suficiente con pensar en el trabajo que hicimos en los Balcanes y a los contingentes de paz comprometidos en todo el mundo. Además tenemos afinidad con su país porque compartimos la misma tipología social: Italia es un País de las 100 ciudades y en este sentido se parece mucho a la variedad de tradiciones y de municipalidades de Colombia.

-¿Qué tan popular es el apoyo al proceso de paz colombiano entre los sectores políticos de Italia?

Todos los partidos políticos apoyan el intento de Colombia de lograr el acuerdo de paz con las FARC y el ELN. Naturalmente, no nos ocultamos que el problema no es solo firmar un acuerdo, sino el definir contenidos, modalidades de aplicación, temas transicionales. Sobre esto veo que existen diversas ideas que nosotros podemos evaluar solo con un conocimiento externo limitado.

-Concretamente, ¿en qué le está ayudando Italia a Colombia en el marco del proceso de paz?

El futuro de Colombia está en las manos de los colombianos. Nosotros como hermanos podemos simplemente decir: a veces tomar decisiones es más difícil que estar quieto. Italia, ya desde el 2000 con los encuentros del entonces Presidente de la Cámara Violante con las FARC y sucesivamente con la acción de la Comunidad de San Egidio, ha respaldado este proceso con seriedad y también con discreción.

Ahora hemos destinado 3 millones de Euros para apoyar las actividades prioritarias del posconflicto que, sumados a nuestro aporte conjunto en el ámbito de la Unión Europea y a las otras ayudas nacionales, constituirán un fondo fiduciario de alrededor de 100 millones de euros.

-¿Cómo va la asesoría a los programas de desminado?

Tenemos una gran pericia nacional en tema de desminado, que hemos puesto a disposición del Gobierno colombiano. Hemos adelantado actividades de formación, de control de calidad y de desminado humanitario, directamente y a través de diversos organismos internacionales. Si será necesario, Italia continuará dando su concreto apoyo.

-¿En qué van las negociaciones de los tratados de extradición y repatriación entre Italia y Colombia?

A finales de enero se llevó a cabo en Bogotá una misión de negociación que permitió efectuar grandes progresos sobre ambos tratados, así como sobre un tratado de cooperación judicial. El de extradición fue perfeccionado, mientras que el de traslado de detenidos y el de la cooperación judicial faltan solamente de algunos retoques por la parte colombiana, que nos han asegurado llegarán rápidamente.

 

*@DanielSalgar1