No están solos: mensajes de apoyo a los líderes sociales

La Velatón por la vida se activó ayer en 50 ciudades de Colombia y el exterior para repudiar los asesinatos, exigir justicia y respaldar a los líderes sociales. 

velaton_b.jpg

Las velas blancas simbolizaron el rechazo a los crímenes y el apoyo a los líderes sociales./ AP

Desde la Marcha del Silencio, en octubre de 2016, cuando miles de personas salieron a las calles a apoyar el Acuerdo Final firmado con las Farc, tras la derrota en el plebiscito, la Plaza de Bolívar de Bogotá no se llenaba con un clamor a favor de la paz. Esta vez, el repudio a los recurrentes asesinatos de líderes sociales en diferentes ciudades del país convocó a los manifestantes.

La Plaza de Bolívar, en Bogotá, se volvió a llenar en un clamor por la paz. / Efe

De manera espontánea, organizaciones de mujeres, estudiantes, colectivos LGBTI y defensores de derechos humanos invitaron por redes sociales a la Velatón para rechazar los asesinatos, exigir justicia y apoyar a los hombres y mujeres que persisten en su empeño de trabajar por los derechos colectivos, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus familias. Miles de colombianos dentro y fuera del país respondieron y se manifestaron.

Cerca de 50 ciudades en Colombia y otros países fueron escenario de las protestas. En Bogotá, por ejemplo, algunos llevaban carteles con las fotos y los nombres de los asesinados.

Al Parque de los Deseos de Medellín acudieron manifestantes que se amarraron las manos. / Luis Benavides

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos registró el año pasado 121 asesinatos y tiene documentados entre 80 y 90 casos más ocurridos en el primer semestre del 2018.

Australia fue el primer país en donde brillaron las velas. Los habitantes de ciudades como Perth y Brisbane vieron cómo los colombianos se reunían con banderas y velas para pedir el cese de los asesinatos. En ciudades como Buenos Aires, Nueva York y México también hubo manifestaciones.

París fue una de las ciudades europeas que más manifestantes recibieron. / Archivo particular

A las seis de la tarde empezaron las movilizaciones en el territorio nacional. Los manifestantes exigieron justicia y protección para los líderes. La jornada les envió un mensaje a los defensores de derechos humanos: no están solos. La señal también fue para los asesinos: no contarán con impunidad social.

“La movilización es un reconocimiento de que estamos ante una tragedia humanitaria con la situación de los líderes sociales”, afirma Carlos Guevara, del programa Somos Defensores. Naciones Unidas también respaldó las movilizaciones ciudadanas en apoyo a quienes defienden sus derechos.