Es conferencista y docente

Los valores para la paz de Jorge Yarce

El doctor en filosofía y presidente del Instituto Latinoamericano de Liderazgo investigó entre 350 valores cuáles son los más importantes para vivir la paz. Confianza, reconciliación y respeto hacen parte de la selección.

jorge_yarce.jpg

Jorge Yarce creó un diccionario de valores. / Gustavo Torrijos - El Espectador

¿Cómo nació la idea de hacer el libro “Valores para la paz”?

Nació pensando en aportar algo de mi parte al proceso de paz. Yo he trabajado sobre valores, que es un tema ético, hace 20 años, desde el Instituto Latinoamericano de Liderazgo. Quería concluir esa etapa de trabajo en valores aportando mi conocimiento sobre cómo vivirlo de modo práctico, proponiendo algo para la época que estamos viviendo.

¿Qué lo llevó a trabajar los valores?

Tienen una íntima conexión con el liderazgo. Yo veía que la gente trabajaba en ellos de una forma tradicional, teniendo en cuenta elementos como la percepción y las características de los líderes, pero no se destacaba mucho el papel del liderazgo basado en valores, que fue el lema del Instituto al iniciar su labor. El líder comunica valores, da ejemplo de estos y procura que su comunidad los viva.

¿En qué trabajaron?

Empezamos a trabajar con la gente y llegamos a la conclusión de que es importante pasar de la parte conceptual de un valor para pensar en la práctica, o sea, la forma en la que lo vivimos. Quisimos desglosar cada uno de los valores para darnos cuenta de qué hace falta para cumplirlos. Por ejemplo, para ser respetuoso hay que reconocer la dignidad del otro, escucharlo y tolerarlo. Con esos aspectos fuimos avanzando, interactuando con las personas para detectar sus comportamientos en torno a un valor.

¿Qué quiere aportar con el libro “Valores para la paz”?

El proceso de paz tiene aspectos jurídicos, técnicos y administrativos, pero no se ha destacado mucho el aspecto ético. Francisco de Roux decía en algún momento que antes que un proceso político, se trata de un proceso moral. Es cierto. Es ético, personal, más libre, que no se puede imponer y depende de la voluntad de la gente. Por eso quiero proponerles a las personas que nos pongamos una tarea ética que vale la pena para hacer funcionar los demás componentes de esta realidad.

¿Por eso es importante hablar de valores para entender la paz?

Sí. No podía poner todos los valores en el libro, por eso escogí nueve principales (reconciliación, confianza, respeto, equidad, legalidad, integridad, responsabilidad, solidaridad y bien común).

En su libro, cada uno de esos valores tiene en su interior otros.

Sí, se trata de los valores y comportamientos que ayudan a vivirlos. Por ejemplo, para que se haga realidad el bien común, es necesario que haya participación, entrega y construcción de comunidad o para que se dé la reconciliación son necesarios la verdad, el perdón y la memoria histórica. Son en total 36, la gente puede comenzar por cualquiera de ellos.

¿Para qué sirven esos valores?

Es una guía, puede ser muy útil para las ciudades, los colegios y todas las personas que están en el proceso. Si se pudiera llegar a ellos con estos valores, que están íntimamente conectados a unos comportamientos, sería más fácil lograr los demás aspectos del proceso de paz. Hay que pensar en términos de esos valores. No puede faltar la responsabilidad con la gente y el bien común del país.

¿Cómo llegó a esos nueve valores principales?

Fue un esfuerzo de varios meses estudiando todos los valores. En uno de mis libros, que es un diccionario, tengo 350 valores, entonces empecé por ahí. Al repasarlo pude ver cuáles eran más convenientes y lo consulté con otras personas que trabajan en campos afines. Finalmente, llegamos a la conclusión de que eran los más sobresalientes.

¿Qué antivalores hay que evitar cuando hablamos de paz?

Es una enorme pregunta. Hay que evitar la mentira, por ejemplo, y ya se ha visto que se mintió en algunas cosas.