Los medios como agentes de cambio en el posacuerdo

Judy Rodgers, fundadora y presidente de la organización Imágenes y Voces de Esperanza, llega a Colombia para dictar talleres sobre el vital papel de los medios como constructores de paz. Los eventos sea realizarán en Bogotá y Medellín.

judy_rodgers_cut.jpg

Judy Rodegers, presidente de la junta directiva de IVOH, dará un taller en Bogotá sobre la narrativa restaurativa.
Jhonathan Ramos

La premisa de Judy Rodgers es sencilla: El impacto que tienen los medios de comunicación en la sociedad es muy amplio y significativo ¿por qué no utilizarlo para crear una cultura de paz? Con esta idea en la cabeza fundó, en 1999, Imágenes y Voces de Esperanza (IVOH, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro de periodistas y comunicadores que buscan fortalecer el papel de los medios de comunicación como agentes de cambio y beneficio para la sociedad. Lleva más de 15 años promoviendo narrativas restaurativas y concientizando a  periodistas en diferentes países sobre los impactos de su trabajo en las comunidades.

Ahora llega a Colombia en un momento decisivo para los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc a participar en una serie de talleres en Bogotá y Medellín. Los eventos tienen como objetivo explicarles a jóvenes periodistas, comunicadores y realizadores audiovisuales cómo pueden los medios de comunicación jugar un papel positivo en el posacuerdo colombiano sin perder su identidad periodística. Hoy la cita es en la Universidad Sergio Arboleda. Judy habló con Colombia2020 sobre sus expectativas de trabajo en Medellín y Bogotá y las controversias que puede generar un trabajo periodístico con un claro enfoque hacia el cambio social.

¿Por qué decidió venir a Colombia en este momento tan coyuntural?

Creo que es importante ampliar el diálogo sobre el papel de los medios de comunicación como agentes de cambio positivo, especialmente en la coyuntura de paz que vive Colombia. En Bogotá nuestra meta es ayudar a generar un diálogo constructivo entorno a cómo crear unas narrativas restaurativas. También visitaremos Medellín para hablar con un grupo de 200 jóvenes.

¿Cuál debería ser el papel de los medios de comunicación en el posconcflicto colombiano?

En todo el mundo los medios juegan un papel importante amplificando –y en muchos casos dirigiendo- el discurso público. En este momento los colombianos están enfrentando una decisión y la decisión que tomen va a retumbar con fuerza en los próximos años. Es una oportunidad para los medios. Deben hacer las preguntas correctas e invitar una reflexión sobre lo que impartirá más vida y generará más valor para la mayor cantidad de colombianos en el largo plazo.

¿Por qué deberían los medios convertirse en agentes de cambio? ¿No deberían ser objetivos?

Los medios ya son agentes de cambio sea como se comporten. La oportunidad en este momento es elevar el discurso público para ayudar a los colombianos a reflexionar sobre sus decisiones y comportamientos.

¿Cómo pueden los medios ser agentes de cambio sin perder su identidad periodística?

Claro que los periodistas deben cumplir con los estándares del oficio: ser equilibrados, contrastar fuentes y ser fieles a la realidad, pero ese es solo el punto de partida. Hay periodistas en todo el mundo que logran cumplir esos requerimientos y al mismo tiempo ofrecen evidencia que apunta a las soluciones o ayudan a alumbrar el camino hacia los campos de posibilidad de cambio.

¿Ha visto algúna experiencia internacional de la que se puedan derivar enseñanzas importantes para el cubrimiento de la posacuerdo en Colombia?  

Hace poco conocía un proyecto interesante: un juego de realidad virtual sobre el proceso de paz en Colombia. Dan Archer, su desarrollador, participó en un proyecto sobre narrativas restaurativas que organizó IVOH y ganó un incentivo de 2.500 dólares para sacar adelante su idea. Este tipo de iniciativas pueden ser muy efectivas creando cambios y ayudando a la ciudadanía a tomar decisiones más informadas. 

¿Qué retos tienen los periodistas en Colombia al cubrir el conflicto armado y el posacuerdo?

He estado leyendo varios artículos y escuchando podcasts sobre la historia del conflicto en colombia. Entre más leo, más respeto siento por la complejidad de la guerra en Colombia. Teniendo esto en cuenta, me parece que algo importante para decir sobre el cumbrimiento de los medios es esto: Cuando las personas (y los medios) conocen al otro de forma individual, se sientan en la misma habitación que ellos, escuchan su razonamiento y entienden la vida que llevan, las historias inevitablemente se vuelven más matizadas y complejas. Más constructivas. Imagino que este tipo de historias tuvieron un impacto en el proceso de paz en el Caguán y el principio sigue vigente hoy. No me siento preparada para emitir un juicio sobre el conflicto colombiano, que es un tema tan profundo, pero sí creo que los periodistas deben contar historias fieles a esos matices y esa complejidad que tiene la realidad.