Las siete consecuencias de la captura de Jesús Santrich

La detención de una de las figuras más importantes de la exguerrilla puede traer consecuencias profundas para el proceso de paz, tal como lo advirtió la Misión de Verificación de la ONU. Los efectos se sentirán en el plano político, jurídico, pero sobre todo en la posibilidad de que se fortalezcan las disidencias. 

acuerdo_de_paz.jpg

Jesús Santrich fue pedido en extradición por los Estados Unidos. Farc dice que ese caso debe ser resuelto por la Jurisdicción Especial para la Paz (Jep)./Archivo-

La tarde del 9 de abril, cuando terminaban los actos de conmemoración del Día Nacional de las Víctimas del conflicto armado, al mismo tiempo era capturado por la Fiscalía General de la Nación y miembros de la inteligencia norteamericana, Seusis Pausivas Hernández Solarte, hasta hace apenas un año miembro del Estado Mayor Central de las Farc, también conocido como Jesús Santrich.

Tras la dejación de las armas, fue el vocero de la exguerrilla en la Comisión de Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo (Csivi) y en septiembre de 2017 sacó la tercera votación en el congreso del partido Farc con 835 votos. A finales del año pasado su colectividad lo designó para ocupar una de las cinco curules en la Cámara de Representantes, como se acordó en La Habana.

Lea también: La revisión que hará la JEP a la solicitud de extradición de "Jesús Santrich"

La acción judicial contra Santrich, con circular roja a bordo y el riesgo latente de la extradición a los Estados Unidos, por el delito de tráfico o porte de estupefacientes, generó revuelo en diferentes sectores sociales y políticos del país, y mucha incertidumbre entre los miembros del ahora partido político Farc, las víctimas y quienes han apoyado el proceso de paz. Para nadie es un secreto que este es un golpe al corazón del acuerdo y que traerá sus consecuencias. Estos son algunos de los impactos más claros:

1.    Jesús Santrich no podrá ocupar su curul en la Cámara de Representantes y el partido Farc perdería uno de los 10 cupos en el Congreso al operar la ley de la silla vacía. Su voz altisonante y polémica prometía ser una de las fichas claves de FARC en el Capitolio.

2.    El fantasma de la extradición genera incertidumbre y aumenta la desconfianza en el acuerdo de paz por parte de los mandos medios de la antigua guerrilla. Los temores podrían hacer que muchos deserten del proceso.

3.    La disidencia se fortalecería en el discurso que hasta ahora han promulgado sus principales comandantes, Gentil Duarte y Rodrigo Cadete, quienes se retiraron del acuerdo porque creían que podrían a ser extraditados. También se fortalece el discurso de la derecha con el argumento de que los excombatientes siguen delinquiendo.

4.    El proceso de paz se debilita más, pues la captura sucede en momentos en que la Fiscalía General de la Nación también reveló presuntos hechos de corrupción en los recursos de cooperación internacional para la implementación del acuerdo de paz. Además, el partido Farc acaba de presentar un balance sombrío sobre el proceso de reincorporación.

5.    La captura de Santrich es un golpe fuerte a la dirección política de la Farc, pues este excomandante tiene una gran ascendencia entre la base exguerrillera. Eso quedó demostrado en el congreso político del partido Farc en donde obtuvo la tercera mejor votación por encima del propio Timochenko.

6.    Santrich es de las entrañas de Iván Márquez.  Ambos trasegaron en la guerra en el Bloque Caribe y llegaron juntos a los diálogos de La Habana, donde se mostraron inseparables. Ambos fueron los responsables del regreso de Hernán Darío Velásquez, conocido como El Paisa, luego de que se dijera que se había ido a las disidencias. Velásquez fue el comandante de la columna móvil Teófilo Forero, una de las más temidas durante el conflicto.

7.    El acuerdo de paz, sin duda, quedó herido de muerte y se pondrá a prueba la Jurisdicción Especial para la Paz, que desde ya reclama competencia para revisar este caso. De la manera como se resuelva esta tensión entre justicia ordinaria y justicia transicional, dependerá el futuro del proceso de reincorporación que va más allá de la dejación de armas.

Lea también: ¿Quién es Jesús Santrich, el exguerrillero detenido por la Fiscalía?