La paz pasa por el teatro

El Festival Selva Adentro que se realizará en Chocó, entre el 1 y el 8 de octubre, contará con la participación de 13 compañías de teatro y una de danza. Los organizadores esperan que lleguen entre 100 y 200 asistentes por día.

selva_adentro.jpg

El teatro que entre exguerrilleros y otras personas de la región construyeron/ Cortesía Red Cepela

En la vereda Las Brisas de Riosucio, Chocó, la comunidad y los exguerrilleros que se encuentran en el Punto Transitorio de Normalización llamado Silver Vidal Mora construyeron un escenario para la realización de obras de teatro. La construcción, con materiales de la región como la guadua, fueron los preparativos para el Primer Festival de Artes Escénicas Selva Adentro: Cuerpos Poéticos para construir utopías que se realizará entre el 1 y el 8 de octubre.

Para la construcción del teatro se unieron la arquitecta Carolina Saldarriaga, un equipo de profesionales, comunidades de la zona donaron la madera, los excombatientes de las Farc y personas de la región pusieron la mano de obra y un antropólogo guió el trabajo de campo.

Al Festival acudirán 13 compañías de teatro y una de danzas que se presentarán a lo largo de los ocho días en obras que serán gratis. Acudirán desde Medellín, Bogotá, Manizales, Necoclí y Cali. En veredas cercanas se han dispuesto afiches porque la intención no es que los asistentes sean solamente los excombatientes de las Farc, sino también el resto de los habitantes de la región. Esperan que cada día del festival lleguen entre 100 y 200 personas.

La cita es histórica. La zona fue muy afectada por el conflicto armado. En tres ocasiones la guerrilla de las Farc se tomó Riosucio y el 20 de diciembre de 1996 hombres de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá llegaron hasta el municipio y desaparecieron a tres personas.

El transcurso de la guerra sumado al abandono histórico del Estado al departamento de Chocó mantuvieron las artes alejadas de Riosucio. “Siempre hemos vivido entre Medellín, Barranquilla y Bogotá, vamos abriendo otros campos”, afirma Cristóbal Peláez, director del colectivo teatral Matacandelas. Su compañía cerrará el festival el domingo 8 de octubre con una obra inspirada en La Casagrande, el libro de Álvaro Cepeda Samudio. “La gente tiene una dedicación casi exclusiva a la supervivencia y se dejan de lado los medios de expresión”, complementa.

Hubo dos criterios para seleccionar las obras que se presentarán en el festival: que giraran en torno al conflicto armado que durante más de 50 años se ha desarrollado en Colombia y que tuvieran un público objetivo amplio (niños y adultos). Entre los objetivos del festival se encuentra posicionar al teatro en la región. Con esto se busca que personas de la zona empiecen a hacer artes escénicas y que se generen procesos comunitarios. Por eso la invitación se hizo extensivas a colegios, casas de la cultura y organizaciones sociales de Mutatá, Carmen del Darién, Belén de Bajirá y Bojayá.

La importancia de que el teatro arribe a las zonas más afectadas por el conflicto armado la resume Peláez: “El teatro es un pretexto para intercambiar con el otro”.