Jóvenes pusieron en el paredón al viceministro de Trabajo

Le preguntaron sobre oportunidades laborales, programas sociales y estrategias para combatir el desempleo. El viceministro de Asuntos Laborales, Carlos Alberto Baena, asegura que parte de la solución está en la puesta en marcha de la economía naranja.

Durante el encuentro “Generación país: Jóvenes con ideas que construyen futuro”, organizado por Colombia 2020, un grupo de artistas de música urbana dialogaron alrededor de las oportunidades laborales de los jóvenes que viven en las zonas marginales de las ciudades y zonas rurales. El viceministro de Asuntos Laborales, Carlos Alberto Baena, tomaba nota.

René Pineda fue uno de ellos. Él es el director del Centro Infantil y Juvenil para el Desarrollo Comunitario de Rafael Uribe Uribe, en Bogotá. Asegura que, para pensar soluciones de inclusión social, deben primero atenderse los problemas estructurales del país, partiendo de la idea que un solo gobierno no puede solucionarlos.

Puede leer: Las luchas de las mujeres y de la comunidad Lgbti en las regiones

“No se están abriendo espacios para escuchar los procesos de las organizaciones, los procesos culturales. Hay artistas que se la están guerreando, rebuscándosela en los buses, muriéndose de hambre. No hay un ejercicio sólido”.

Aseguró que, si bien la transformación social es de largo aliento, debido a que muchos programas se acaban transcurridos seis meses, se requiere empezar ahora. “Cómo le digo a uno de los chicos: Me senté al lado del viceministro, pero acá como que no va a cambiar nada. ‘Usted siga guerreándose, dando clases de rap, pero todo bien que hay esperanza’”.

Le puede interesar: “Con armas no se construye país, es con artistas como Bomby”: Son Batá

 El viceministro Carlos Alberto Baena resaltó que una de las banderas del gobierno para atender las necesidades laborales de los jóvenes es la denominada economía naranja. “La economía naranja no la están entendiendo bien en algunos sectores del país. Lo que busca es reconocer el arte, todas las expresiones artísticas, que hagan del arte un proyecto de vida, y que los jóvenes puedan formalizarse: cotizar una pensión, tener su protección en riesgos laborales y una cobertura en salud”.

Aseguró también que mientras el porcentaje promedio del desempleo general es del 9,4 %, el de los jóvenes alcanza el 16,3%. “Ese indicador está muy mal”. Para atender ese problema, desde el sector agrícola, recordó que el Gobierno Duque ha propuesto una exención al impuesto de renta a las empresas e industrias que generen proyectos productivos y garanticen empleo.

Por otra parte, dijo que es necesario fortalecer el programa de 40.000 primeros empleos: “Que no sean pasantías sino trabajos permanentes”. Mencionó la creación del Ministerio de Deportes y de los 1.400 centros Sacúdete (salud, deporte y tecnología), como lo prometió en campaña el presidente Iván Duque.  

Sobre las propuestas del Gobierno, el artista urbano Bomby pidió que las promesas se pueden quedar en el aire. “Eso suena tan hermoso, pero ¿cómo hacemos para que los niños no tengan que caminar durante horas para ir a la escuela? John Jaime Sánchez de Son Batá, lo secundó: “Por más de que formalicemos, hoy la industria no se va a poder contratar más gente de la que puede. El sistema está saturado. Hay que optar por una economía que valore y exporte el conocimiento, las industrias culturales”.

Puede leer: Los crudos testimonios de jóvenes que le apuestan a sustituir cultivos de uso ilícito

Por su parte, Deiner Quiñonez Bravo, líder de los Gestores Ambientales para la Paz de la Alcaldía de Cali, dijo que es necesario prolongar los tiempos de los programas sociales. “Si se hizo un proceso para sacar a un joven de la violencia con un proyecto, entonces éste se acaba, y se le da patadita. ¿Qué se puede hacer?”.

Frente esas inquietudes, el viceministro Baena reiteró que el Gobierno Duque respalda la idea de que los jóvenes necesitan un empleo estable, flexibilización laboral, que haya empleo por horas, teletrabajo y formalización laboral.  “Vamos a fortalecer el Sena. Otra propuesta es que haya educación dual para que los jóvenes se formen en el Sena y las empresas tengan laboratorios de enseñanza. Porque ahí tienen la tecnología y necesitan la mano de obra”, concluyó Baena, quien enfatizó que en que se activará el aparato institucional para que los jóvenes cuenten con mejores oportunidades laborales en los territorios y en las ciudades.

La intervención terminó con una muestra de música urbana en la que, al ritmo de un beatbox,  los jóvenes le pidieron al Gobierno que las juventudes sean una prioridad.