Iván Roberto Duque y Rodrigo Granda: histórico abrazo de un exjefe de las AUC con uno de la Farc

En un hecho inédito en 53 años de guerra en Colombia, Iván Roberto Duque, el ideólogo de las Auc, y Rodrigo Granda, miembro de la Farc, se abrazaron como gesto de reconciliación en el congreso ‘Para no volver a la guerra’, realizado este miércoles en Medellín.

rodrigo_granda_y_ernesto_baez_-_gustavo_montoya.jpg

Rodrigo Granda, del partido Farc, abrazando a Iván Roberto Duque, de las Auc / Fotos: Gustavo Montoya

Que Colombia esté hablando de paz y que las Farc hayan dejado las armas ha permitido que se den espacios de reconciliación que nadie en este país se hubiera imaginado. En el escenario del Teatro Universidad de Medellín se reunieron por primera vez el M-19, el Epl, el Eln, las Farc y las Auc para hablar de paz.

Lea también: Un Congreso internacional en Medellín para no volver a la guerra

 Aunque al principio sus líderes llegaron sin saludarse, al término del conversatorio, moderado por la directora editorial de Colombia2020, Gloria Castrillón, los cinco aceptaron tomarse una foto impensable después de tantos años de conflicto. Rodrigo Granda, miembro de las Farc, e Iván Roberto Duque, también conocido en la guerra como 'Ernesto Báez', otrora cabeza política de las Auc, remataron el momento y consolidaron su mensaje de no volver a la guerra con un abrazo. 

Durante este congreso internacional, organizado por la Fundación Avanza Colombia, estuvieron sentados Jaime Fajardo Landaeta, negociador del proceso de paz entre el Gobierno y el Epl; Luis Guillermo Pardo, del M-19; Eduardo Martínez, gestor de paz del Eln en la actual negociación; Rodrigo Granda o ‘Ricardo Téllez’, conocido como el “canciller” de las Farc; e Iván Roberto Duque o ‘Ernesto Báez’, el ideólogo de las Autodefensas Unidas de Colombia. 

(De izq. a der. Alejandro Toro. director de Avanza Colombia; Iván Roberto Duque, de las Auc: Jaime Fajardo, del Epl; Gloria Castrillón, directora editorial de Colombia2020; Rodrigo Granda, de las Farc; Eduardo Martínez, del Eln y Luis Guillermo Pardo, del M-19.  

Un auditorio repleto, con capacidad para casi 1100 personas, presenció el hecho. Algunos respondieron al momento con largos aplausos y otros con lágrimas. Fue tanta la emoción de ver a estos protagonistas de la guerra sentados en un escenario de posconflicto, que la multitud pidió que continuara el panel, a pesar de que ya era el turno para que el cantautor Piero y la socióloga Diana Uribe subieran al escenario.

Lea también: Catatumbo y Rendón, un ejemplo de reconciliación

Experiencias de los anteriores procesos de paz

Este congreso fue el espacio para que cada excombatiente y gestor de paz hablara sobre las lecciones aprendidas en los anteriores procesos de paz con sus respectivas guerrillas. De paso, también dieron recomendaciones para que la implementación del proceso de paz con las Farc no decaiga y para que los diálogos con el Eln lleguen a buen término y resultado. 

Rodrigo Granda, por ejemplo, se refirió a la investigación que lleva Jesús Santrich y el difícil momento por el que está pasando el proceso de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. A pesar de las declaraciones que han dado Iván Márquez y ‘El Paisa’, Granda reiteró que las Farc quieren la paz, que están firmes en ese camino pero le pidió al Estado el cumplimiento de los acuerdos y la liberación y no extradición de Santrich. 

Por su parte, Iván Roberto Duque aprovechó la oportunidad para pedirle perdón al país y a las víctimas de las Auc. “Tenemos que reconocer el enorme daño que le causamos al país. No me cansaré nunca de pedir perdón a Colombia, a la historia y a Dios por lo que hicimos nosotros”.

Vea: “Hubo 12mil infiltrados en la desmovilización paramilitar con el gobierno Uribe”: Iván Roberto Duque, exjefe de las Auc

A su turno, el gestor de paz del Eln, Eduardo Martínez, ratificó que no se van a parar de la mesa de negociación. “Tomamos la decisión por primera vez de no diluir la mesa. Queremos seguir, continuar nuestra lucha en términos de ser rebeldes en este país, lo que hemos sido siempre. Tenemos que entender que es el país y la sociedad la que tiene que enarbolar la bandera de la esperanza, que es por la que estamos aquí, y por eso necesitamos mucha altura política, mucho respeto y mucha capacidad de entender”.

De la voz de Jaime Fajardo, del Epl, salieron dos recomendaciones para la implementación del acuerdo con las Farc. Primero, que la agenda no se quede a nivel de Gobierno y Farc sino que sea llevada por los movimientos sociales. Y segundo, que el modelo de la reincorporación también sea llevado a las ciudades. Finalmente, Luis Guillermo Pardo, del M-19 afirmó que el problema del acuerdo con las Farc es que no tiene legitimidad, y que para eso es necesario construir y unir fuerzas políticas que le den sustento.