Informe de ONU pide al gobierno entrante apoyar la reincorporación de las Farc

El documento fue presentado por Jean Arnault, jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York. Allí destacó la firma del “Pacto de Rechazo a la Violencia contra Líderes Sociales” y la voluntad de este organismo multilateral de seguir trabajando con el gobierno de Iván Duque.

jean_arnault_-_afp.jpg

Jean Arnault, jefe de la Misión de Verificación de la ONU presentará el informe este jueves en Nueva York junto con el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas. / AFP

El tercer informe sobre la Misión de Verificación en Colombia de las Naciones Unidas, que presentó hoy Jean Arnault, jefe de la Misión, ante al Consejo de Seguridad de la ONU, es, sobre todo, un llamado al gobierno entrante de Iván Duque para que insista en la implementación del proceso de paz con las Farc.

Lea también: Las preocupaciones de la ONU sobre la implementación

Durante la presentación, Arnault sostuvo que, junto con el vicepresidente Óscar Naranjo, trabajaron durante este último trimestre, en la importancia de aplicar un enfoque de género a la reincorporación de los excombatientes y las garantías de seguridad para las comunidades. E invitó al próximo gobierno y actual Congreso a continuar con el trabajo colaborativo para "consolidar la paz".

Dentro de los logros de la implementación destacó, en la intervención, la presencia del partico político Farc en el Congreso, "porque cumple con uno de los objetivos centrales del Acuerdo de Paz". Asimismo, que estas elecciones legislativas y presidenciales hayan sido "las más pacíficas e inclusivas que se hayan celebrado en decenios”.

El documento presentado comprende un análisis para el periodo del 27 de marzo hasta el 20 de julio de 2018. Coincide con las transformaciones que se están dando en la política colombiana, con un nuevo Congreso que le abre paso a la labor del presidente electo Iván Duque el próximo 7 de agosto.

En el informe, si bien se resaltan aspectos como la participación política de las Farc, también sostiene que se deben tomar medidas para avanzar en su reincorporación y en sus garantías de seguridad, así como la de los líderes sociales en todo el país.

Frente al tema de la reincorporación, el informe destaca el decreto que les da a los excombatientes el acceso a la propiedad de las tierras en algunos espacios de capacitación y reincorporación donde están ubicados. Califica como “alentador” que el Consejo Nacional de Reincorporación esté comenzando con la adquisición de tierras para seis proyectos productivos aprobados, pero reconoce que “por ahora solo está en proceso de asignar a los excombatientes 400 hectáreas”.

Esta es la base para el fortalecimiento y apoyo a los proyectos productivos, que, en su mayoría y hasta la fecha, han sido autofinanciados por las Farc, según el reporte. “Hasta ahora se han aprobado ocho proyectos con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno ha desembolsado fondos para tres de ellos. Pese a estos esfuerzos, el objetivo fundamental de proporcionar oportunidades de generación de ingresos a 14.000 excombatientes está lejos de alcanzarse”, sostiene.

También menciona que el enfoque de género en este aspecto tiene rezagos pues falta apoyo a las mujeres con hijos, con guarderías, por ejemplo, para que puedan participar activamente en los proyectos productivos. En cuanto a las cooperativas, de las 70 establecidas o creadas por lo mismos exguerrilleros, solo ocho están operando oficialmente.

Frente a las garantías de seguridad, aunque existe la coordinación de la Misión, la Unidad Nacional de Protección y la Policía para la protección de los excombatientes en 22 espacios de reincorporación, se señala en el documento que en cinco espacios se han deteriorado las condiciones de seguridad: “51 exmiembros de las Farc han sido asesinados y otros cinco han sido víctima de desapariciones forzadas desde agosto de 2017”. Pide a la Fuerza Pública que esté presente de manera más proactiva en las zonas vulnerables a los grupos armados.

A pesar de estos rezagos, menciona la creación de la estrategia aprobada para la reincorporación entre el Gobierno y la Farc hasta 2026, con costo estimado de 220 millones de dólares de Estados Unidos, que, según el documento, podría ser un marco político para mejorar las condiciones de reincorporación de las Farc útil para el gobierno de Iván Duque.

Le puede interesar: ONU no verificará cese con el ELN sin autorización de Iván Duque

Y ante el aumento a los asesinatos a líderes sociales en el país, para Arnault es un compromiso importante el “Pacto de Rechazo a la Violencia contra Líderes Sociales”, firmado por el gobierno nacional. "Es la primera vez que la violencia contra los y las líderes sociales es recibida con una reacción tan amplia de indignación, que se manifestó en las calles de Colombia y en ciudades alrededor del mundo, en los pasillos de las instituciones nacionales y a través de todo el espectro político", sostuvo  en Nueva York. 

La labor de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) fue otro de los avances resaltados en lo que va del proceso. ​"Las primeras audiencias llevadas a cabo por la JEP, los días 10 y 13 de julio, en las que participaron un exgeneral del Ejército y el antiguo Comando General de las Farc, fueron extremadamente importantes para comenzar a despejar la percepción de impunidad", puntualizó.