Ahora que Colombia se encamina hacia un posconflicto

Ideas para mejorar la salud rural

Más de 50.000 personas participaron en una feria de tecnología médica en Chicago, Estados Unidos, en la que se expusieron avances que podrían ayudar al país a suplir necesidades históricamente ignoradas en las regiones afectadas por el conflicto armado.

salud_-_archivo_particular_cut.jpg

Cifras de Minsalud afirman que el 62 % de las personas enfermas en zonas rurales han recibido atención.
/ Archivo Particular.

Uno de los grandes desafíos que enfrentará el Estado colombiano en los próximos años será fortalecer la calidad en la prestación del servicio de salud e incorporar a ese beneficio a sectores de regiones apartadas y afectadas por la guerra. Esto será vital para acabar la violencia estructural de la que han sido víctimas principalmente las zonas rurales del país. Las últimas cifras con las que cuenta el Ministerio de Salud son de 2010 y dan cuenta de que el 62 % de las personas enfermas en una zona rural recibieron atención de un médico o de una enfermera. Sin embargo, el estudio no se refiere a la calidad de la atención.

La tecnología ofrece importantes soluciones para este titánico desafío. Ejemplo de ello son los avances que se expusieron en la 102ª Asamblea Científica Radiológica (RSNA, por sus siglas en inglés) que se celebró en Chicago (Estados Unidos).
Durante el evento se expusieron tecnologías que buscan solucionar problemas cardiovasculares y distintos tipos de cáncer o entender las afectaciones del zika en mujeres en estado de embarazo y otras enfermedades avanzadas con procedimientos mucho menos invasivos. ¿Cómo? Mejorando la tecnología de los rayos x, el ultrasonido y la resonancia magnética.

Así, por ejemplo, los médicos pueden eliminar tumores malignos tan sólo insertando un catéter con un fluido que elimina los vasos sanguíneos que alimentan la masa. Esto en lugar de realizar una cirugía que tomaría horas, conllevaría innumerables riesgos y dificultaría el proceso de recuperación.

Los avances científicos cobran importancia en el posacuerdo colombiano porque han logrado equipos más baratos y prácticos que no necesariamente requieren un médico de planta para operarlos. Además dan soluciones para la prevención de enfermedades y el diagnóstico temprano y podrían ayudar a detectar posibles desfalcos al sistema de salud.

Una de las compañías líderes en creación e implantación de tecnologías para obtener imágenes de los órganos internos es Siemens Healthineers. De hecho, en 2015 la empresa aumentó su facturación en más de 5 %. Llegó a la feria mundial RSNA con toda una línea de productos especialmente hechos para países en vía de desarrollo. Estas tecnologías se podrían adaptar a las necesidades colombianas.

Guillermo Gómez, presidente de Siemens Healthineers Colombia, explica que el país tiene una gran ventaja en materia de cobertura, ya que el sistema de salud abarca el 95 % de la población, pero al mismo tiempo enfrenta grandes retos para mejorar la calidad del servicio. “En el suroccidente de Colombia y en Antioquia, el nivel tecnológico puede compararse con los países desarrollados. No obstante, en donde tenemos más dificultades para encontrar tecnologías avanzadas es en las zonas rurales”.

Una de las tecnologías que se ha intentado aplicar para aumentar la cobertura es el diagnóstico remoto. Este es un centro de comando que reúne varios especialistas ubicados en una ciudad, los cuales hacen teleconferencias con los centros periféricos ubicados en los municipios en donde están los pacientes junto a los técnicos que operan los equipos. El resultado de la estrategia: los expertos analizan los exámenes y emiten su concepto.

Tener a todos los médicos reunidos en el centro de comando permite diagnosticar a varios pacientes al tiempo. Pero el secreto es no perder la calidad, pues el servicio no serviría de mucho. “Colombia ha tratado de implementar el diagnóstico remoto, no siempre con éxito. Para ofrecer un mejor servicio hay que mejorar la infraestructura de telecomunicaciones y capacitar técnicos para que realicen los procedimientos de tal forma que los resultados les sirvan a los expertos”, dice Gómez.

Este modelo es, según el Ministerio de Salud, una de las soluciones que podrían ayudar a promover el Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) y la Política de Atención Integral en Salud (PAIS) para la población ubicada en las zonas rurales dispersas.

  Otra idea innovadora para mejorar la salud rural son las unidades móviles de diagnóstico. Un camión transporta equipos no disponibles en la región, por ejemplo una resonancia magnética, para ponerlos a disposición del municipio que los necesite. Esto se hace posible gracias al desarrollo de equipos más baratos y livianos que al mismo tiempo cuentan con las características necesarias para tratar las enfermedades más comunes en países en vías de desarrollo.

“Para ofrecer mejores precios, se hizo un estudio en hospitales de China, India y Latinoamérica para determinar cuáles son las dolencias más comunes y cuáles son las características que los equipos de estos hospitales más necesitan. Así creamos la línea de productos para países en vías de desarrollo”, refiere Efrén Ojeda, jefe de equipo del Centro de Aplicaciones de Márketing de Resonancia Magnética.

Pero aun con todas estas mejoras, los equipos son delicados y se necesitaría de una infraestructura vial en buen estado para transportarlos. Por eso, este plan para Colombia sería a mediano plazo.

Lo que sí se podría implementar más rápido son las unidades móviles dedicadas al diagnóstico precoz, como equipos de mamografía, o las necesarias para diagnosticar problemas de diabetes. 

Otras soluciones tienen que ver con programas y software. Una de ellas es producto de una alianza entre Siemens Healthineers y la empresa de tecnología IBM. Consiste en condensar y analizar las historias médicas de los pacientes, pero no sólo para que  los hospitales puedan acceder a ellas en caso de emergencia, sino para poder sacar estadísticas de enfermedades y comparar procedimientos de diferentes hospitales. Esto solucionaría dos problemas grandes: detectar epidemias de forma temprana y comparar la cantidad de procedimientos que se hacen en los hospitales para descubrir posibles casos de corrupción a través de la doble facturación de exámenes o medicamentos.

Para usar esta tecnología, todos los hospitales y centros de salud tendrían que acceder a internet y ponerse de acuerdo en un sistema de almacenamiento de datos común. Pero esta solución tiene un escollo jurídico importante: determinar una manera de usar la información sin poner en riesgo la esfera íntima de las personas.

En resumen, cada uno de estos avances tecnológicos se tendría que adaptar a las condiciones específicas de Colombia. Para ello se necesita que las empresas aseguradoras, las empresas promotoras de salud (EPS) y las instituciones prestadoras de salud (IPS) sigan capacitándose en medicina preventiva. Entender la importancia del diagnóstico precoz es vital porque, si no se hace, el gasto en el tratamiento podría triplicarse. “El sistema de salud debe empezar fuera de las clínicas y hacer todo lo posible para que la gente no desarrolle una enfermedad que requiera hospitalización”, concluye Guillermo Raimondo, presidente de Siemens Healthineers Latinoamérica.

* Este viaje fue patrocinado 
por Siemens Healthineers.