Escuche a las guardianas del Atrato

Esta serie de podcast es la voz viva del papel que han tenido cientos de mujeres en el cuidado y protección de este afluente, reconocido como sujeto de derechos por la Corte Constitucional. Un río herido, horadado y dragado, que merece nuestra atención. 

dsc09029.jpg

Organizaciones de mujeres y medios de comunicación de cinco departamentos, pusieron sobre la mesa diferentes temas que afectan a las mujeres de la región. El proyecto, encabezado por Cocomacia Estéreo y la Fundación Mareia, fue realizado en el marco del Consejo de Redacción De Igual a Igual, impulsado por ONU Mujeres y la Embajada de Suecia en Colombia / Fotos: David Fayad – De Igual a Igual

“El río Atrato cruza la vida del Chocó. Sus aguas y el oro extraído artesanalmente han alimentado a su gente por generaciones. Pero el río está herido, horadado, dragado. Y si algo no se hace, vivirá solo en relatos, cuentos, canciones… memoria”.  Así empieza una de estas historias que ya se escuchan a través de las emisoras comunitarias de Cocomacia Estéreo y de la Radio Universidad del Chocó para compartir con las comunidades rivereñas formas de proteger el río y lo que lo rodea. Mas ahora que la Corte Constitucional, en su sentencia T 622 de 2016, declaró al río Atrato como un sujeto de derechos.  Esta serie de podcast es, además, la voz viva del papel que han tenido cientos de mujeres en el cuidado y protección del Atrato y su entorno.

(Lea también: Guardianes del río Atrato: amenazados e ignorados)

 “El majestuoso río Atrato y sus afluentes han sido testigos fieles de un sin número de historias que generación tras generación se han venido gestando en sus orillas; por eso, no es raro escuchar los relatos de quienes se han criado sumergidos en una labor que, aunque tradicionalmente es aceptada, hoy día el peso de las maquinas la está acabando: la minería”, cuenta Rubiela, una de las protagonistas:   

(Le puede interesar: Atrato abajo, la arteria de la guerra)

Un río con derechos

 

La niña y el Atrato 

 

Claudio, la voz de un río

Mujeres cuidadoras