El rol de las Fuerzas Armadas en el posconflicto

El cese al fuego bilateral y definitivo con las Farc plantea un escenario diferente en el que la labor de la que es considerada una de las Fuerzas Armadas más grandes de América Latina se verá reducida y tendrá que enfocarse a otros aspectos.

En los últimos 50 años las Fuerzas Armadas de Colombia han dedicado buena parte de su presupuesto, fuerza y logística a la guerra contra insurgente. Al concretarse un acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo con las Farc en La Habana, las FF.AA tendrán la misma capacidad y dimensión militar y un enemigo menos en el conflicto. Su labor se enfocará en combatir al Eln –débil militarmente y con quien también se avanza en una salida negociada- y a las denominadas Bandas Criminales. Por eso, y de cara a un escenario de posconflicto, las Fuerzas Armadas tendrán que comenzar a reconfigurar su rol y deberán incursionar en tareas de apoyo relacionadas incluso con la implementación de lo pactado en Cuba. Estas son algunas: