El proceso de paz desde el lente de un danés

El artista Mads Nissen documentó en sus fotos la zozobra que vivió el país por el plebiscito y la vida de las Farc en las zonas veredales. Su exposición está en el Museo Nacional.

mads_nissen_-_gustavo_torrijos.jpg

El Orejón, Antioquia. Parra, uno de los militares a cargo del desminado. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.

El Centro Nobel de la Paz con sede en Oslo, después de anunciar en octubre de 2016 que el presidente Juan Manuel Santos era el próximo Nobel de Paz, le encomendó al fotógrafo Mads Nissen la tarea de recorrer el país para documentar la vida del pueblo colombiano después de la guerra, para retratar el vilo en que quedaron los ciudadanos después del plebiscito del 2 de octubre, y para poner bajo su lente el diario vivir de las Farc en las zonas veredales a las que estaban llegando.

Pie de foto: la exposición de Nissen se está presentando de manera simultánea en Noruega y Colombia. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Le puede interesar: El turismo de paz que promueve un palestino

El resultado fue la exposición “La esperanza vence el miedo (Hope over Fear)”, una colección de 24 fotografías que recapitulan su viaje por lugares de Antioquia, Meta, Norte de Santander y Bogotá, desde la Plaza de Bolívar y el Palacio de Justicia. Retrató a jóvenes que quieren dejar los cultivos de coca por el café y las motocicletas; los rostros de familias que lloraban aún a sus muertos, el proceso de desminado que están haciendo en conjunto el Gobierno y miembros de la antigua guerrilla de las Farc y el otorgamiento del Premio Nobel de Paz a Santos.

Puesto de control del Batallón BOI de Travesías, Antioquia. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.

 

Este trabajo le fue encargado a Nissen debido a su trayectoria en el campo de la fotografía. Trabaja para el periódico danés Politiken y ha sido galardonado con el World Press Photo. Ha colaborado también en publicaciones como Time Magazine, Dier Spiegel, Newsweek, entre otros, y en su país ha recibido cerca de 15 premios nacionales por su trabajo.

“La esperanza vence el miedo” estará en Bogotá entre el 29 de septiembre y el 29 de octubre de 2017 en la Rotonda del Museo Nacional de Colombia.

¿Cómo fue la experiencia de recorrer Colombia en medio de un proceso de paz?

Estuve muy feliz de poder venir porque he seguido todo lo que pasa en este país hace muchos años. Amo Colombia y creo que se merecen la paz, sus víctimas la merecen. Vine para hablar con ellas y de ellas, de las Farc, de las minas que hay regadas. Mi viaje comenzó a mediados de octubre y la primera foto que tomé fue la de los jóvenes que salieron a marchar después de que el ‘No’ ganó. Estuve tres semanas, viaje 14 veces en avión y en mula, cerca de un campo minado.

Pie de foto: en la plaza de Bolívar miles de jóvenes muestra su apoyo al proceso de paz después del plebiscito del 2 de octubre. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.

¿Y qué historias encontró en medio de su camino?

Quería salir de Bogotá, ir a las zonas rurales donde podía sentir el conflicto presente. Estuve en lugares como Buenaventura, Tibú (Norte de Santander) y en El Orejón, en Antioquia. Allí encontré a Alexandra, una niña que hace parte de una comunidad muy pequeña donde hay presencia de minas y drogas, pero también muchos niños con sus uniformes, preparados para ir al colegio.

Pie de foto: Hija de una excombatiente de las Farc descansando sin el asedio de la guerra. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.

¿Por qué el nombre “La esperanza sobre el miedo”?

Significó un asunto personal para mí. Cuando viajé por primera vez a Colombia, la gente me decía que si estaba loco, que no viniera acá. “Es el peor país”, escuchaba. Pero lo que viví fue más allá: descubrí un país de gente hermosa. Y por supuesto sigue presente mucha inseguridad, pero hay que superar el miedo. Yo sigo muchos políticos colombianos en Twitter y veo mucho miedo y odio, pero creo que para lograr la paz hay que ir más allá de eso. Así que sí, hay miedo, pero fui testigo de muchas esperanzas en estos territorios.

¿Qué sensación espera que cause en los colombianos esta exposición?

Empatía. La gran mayoría de los colombianos no conocen un campamento de las Farc, ni tampoco han estado al interior del Palacio de Nariño; menos aún, no han tenido la cercanía de un campo minado. Así que mi esperanza como un ‘outsider’, un extranjero que estuvo en estos distintos escenarios, es que haya empatía en los colombianos. Ese es el poder de la fotografía, de hacer que la gente se una.  

Pie de foto: Norte Santander. Juan Manuel Santos en camino a Tibú. Antes de su llegada, el general Maldonado informa al Presidente sobre la situación de seguridad. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.

Lea también: Arte que construye memoria de paz

¿Por qué seleccionó solo 24 fotos y cuál de ellas le causó más impacto?

Fue parte de la selección que hizo el Centro del Nobel de Paz, pero estoy trabajando en un libro. En abril pasado volví a Colombia para hacer un seguimiento fotográfico de cómo iba el proceso de paz en los campamentos de las Farc. Así que es mucho más que estas fotos, será un libro que sacaré en mayo del próximo año.

La fotografía de Álvaro (un niño dentro de un ataúd con su familia alrededor llorando su muerte) fue muy difícil de tomar porque todos estaban con el corazón en la mano. Yo necesito estar dentro de la situación con mi cámara, necesito estar al lado de ellos, pero sentir sus fuertes llantos y lamentos fue muy doloroso.

 

Pie de foto: exguerrilleras de las Farc en una de las zonas veredales donde dejaron sus armas. Mads Nissen / Politiken para el Centro Nobel de la Paz.