El horror no se va del Cauca: masacre en Argelia

Los cuerpos de siete personas fueron hallados en la vereda Desiderio Zapata, en Argelia (Cauca). Según las primeras versiones, los cadáveres presentaban tiros de gracia y algunos signos de tortura. La zona fue de influencia de las Farc y lo sigue siendo del narcotráfico.

cauca3.jpg

Argelia es un municipio del Cauca, a cuatro horas de su capital, Popayán. / AFP

El municipio de Argelia, al sur del Cauca, amaneció ayer conmocionado por el hallazgo de siete cadáveres en la vereda Desiderio Zapata. Según versiones de los campesinos, hacia la una y media de la mañana dos camionetas incursionaron en la vía que conduce al sector de El Plateado, y de ellas fueron sacados los cuerpos sin vida de siete jóvenes entre los 25 y 35 años. Todos los cadáveres presentaban tiros de gracia, y algunos señales de tortura. En principio, las autoridades expresaron que las víctimas no pertenecen a la comunidad.

Le puede interesar: La coca y la masacre de El Plateado (Cauca)

El alcalde de Argelia, Diego Aguilar Marín, manifestó que una comisión integrada por la Policía y la Fiscalía se desplazó a la zona del hallazgo para identificar a las víctimas y recaudar las primeras pruebas que puedan conducir a la autoría de la masacre. Entre tanto, miembros de la comunidad del municipio caucano recordaron que el pasado mes de enero, en el corregimiento de El Plateado, ya se había cometido una masacre. En aquella ocasión, cuatro encapuchados asesinaron en un estanco a cuatro personas.

También lea: “Nos han dejado a merced de los violentos”: párroco de Tumaco

De igual modo, pobladores de Argelia recordaron que hace apenas una semana un grupo que se autodenominó Comando Popular de Limpieza (CPL), hizo público un panfleto amenazante, anunciando el asesinato de cualquier persona vinculada con el expendio y consumo de drogas en la región. Aunque las autoridades no han confirmado la veracidad de estas amenazas, ni tampoco la existencia del supuesto grupo ilegal, sí constituye otro antecedente a tener en cuenta en las primeras averiguaciones del caso.

En contexto, el municipio de Argelia, situado apenas a cuatro horas de Popayán, guarda una historia reciente que también explica el porqué de la violencia que los sigue azotando. En tiempos de la guerra, la zona tuvo una notoria influencia de las Farc, y particularmente los frentes 29 y 60 fueron habituales protagonistas de la confrontación en la región. Pero este territorio del sur del Cauca, sobre la cordillera Occidental, tiene otras particularidades que lo han convertido en epicentro de actores ilegales, en especial asociados con el narcotráfico.

Le puede interesar: Nariño: dos masacres por resolver

Según los expertos, a pesar de que en la zona nacen varios ríos, el principal de ellos es el San Juan de Micay, que constituye el eje fundamental de la región. El cañón por el que avanza el San Juan va desde la cordillera Occidental hasta las costas del Pacífico, y para nadie es un secreto que ha sido utilizado como un corredor estratégico del narcotráfico. Como lo documentó Colombia2020, de El Espectador, además el cañón del río San Juan es una vía de conexión entre los departamentos del Valle, Cauca y Nariño.

Un documento preparado por la Agencia Prensa Rural destaca además que la región, de alto potencial hídrico, tiene también múltiples cañones de enorme riqueza natural en términos de reservas de agua dulce y recursos minerales como el níquel, el cobre y algo de oro aluvional. Una zona tan rica en recursos naturales y mineros, que registra asentamiento de colonos desde principios del siglo XX. Ya desde finales de los años 60, hasta el presente, figura en los mapas del conflicto armado y también en la cronología del narcotráfico.

La misma fuente ha advertido de tiempo atrás que, con la salida de las Farc de la región, uno de los grandes retos del posacuerdo es justamente donde está el municipio de Argelia. Aunque la principal organización de la región, la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia (Ascamta), ha logrado defender los intereses de los pobladores frente a la acción de los grupos ilegales, no cabe duda de que la presencia del Estado es determinante para que en este pulso quede bien librada la comunidad agraria.

El diputado del Cauca Jonathan Patiño, oriundo de Argelia, le comentó a El Colombiano que lo más probable es que los crímenes hayan sido cometidos en la región limítrofe con El Tambo, donde en los últimos días se han presentado múltiples enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla del Eln. Patiño no descartó que la razón de la masacre pueda ser tratar de desplazar la Fuerza Pública hacia Argelia, para que baje la presión de los operativos militares. El político caucano recordó que en la masacre de enero ocurrió algo parecido.

Por su parte, el alcalde Aguilar, una vez se confirmó el hallazgo de los cuerpos, dijo: “Sabíamos que una vez terminado los enfrentamientos con las Farc, se presentarían choques de grupos que se encuentran es esta región por la presencia de cultivos de uso ilícito”. Aunque todavía no existe una versión oficial sobre lo que sucedió en esta región del Cauca, quienes conocen bien la dinámica de la guerra de las drogas saben que ahí podría haber pistas para esclarecer qué fue lo que pasó en Argelia.

Es decir, los asesinatos se perpetraron en sectores cercanos a Argelia, pero los cuerpos sin vida fueron llevados hasta una de sus zonas rurales, en este caso la vía que conduce a las veredas El Mango y Sinaí, y que también lleva al corregimiento de El Plateado. Según el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos, en Argelia además existe un programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, en el marco del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc, que tampoco ha ofrecido los resultados esperados.

A instancias del periódico virtual Proclama del Cauca, el gobernador del departamento, Óscar Campo, ratificó que en la actualidad el cañón del río Micay mantiene una dinámica permanente en asuntos de narcotráfico, y todos saben que esa actividad ilegal se complementa con múltiples sembrados de coca. El primer mandatario del Cauca formuló un llamado a las autoridades para que esclarezcan cuanto antes este hecho que afecta a la comunidad de la zona.