El Gobierno cumplió y ha cumplido todo lo pactado: Carlos Córdoba

El director de Pedagogía de Paz de la Oficina del Alto Comisionado de Paz, respondió a las críticas de la Farc luego de que una excombatiente, ubicada en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de la Macarena (Meta), perdiera a su bebé de cinco meses de gestación. 

carlos_cordoba.jpg

Carlos Córdoba, director de Pedagogía de Paz de la Oficina del Alto Comisionado de Paz, defiende la manera como el Gobierno ha actuado frente a los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación/ Presidencia.

El médico, la asistente de enfermería y la ambulancia que estaban en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de la Macarena (Meta) salieron de la zona el 30 de diciembre del año pasado. El 10 de enero, María Laso, que tenía cinco meses de gestación, empezó a sangrar a las 12 del día. Tras dos horas de búsqueda de un vehículo con la comunidad de la vereda Playa Rica los excombatientes lograron sacarla hacia San Vicente del Caguán (Caquetá). Sin embargo, la niña nació en el sector conocido como La Sombra y murió en el lugar de Los Pozos.

Lea también: Excombatiente de las Farc pierde a su bebé en La Macarena, Meta​

El hecho se conoció por un comunicado de los encargados del ETCR en el que afirmaban que “el Gobierno nacional tiene una alta responsabilidad”. Carlos Córdoba, director de Pedagogía de Paz de la Oficina del Alto Comisionado de Paz, tiene otra versión acerca de los hechos que sucedieron el 10 de enero.

Por una parte, afirma que los servicios de salud que se prestan en los Etcr son un “plus” ya que en ningún momento el Estado tenía obligación de brindarlos. “Estas cosas que está haciendo el Gobierno no están en ninguna parte de los compromisos pactados”, enfatizó. Tras lamentar el suceso, Córdoba señaló que el embarazo de Laso era de alto riesgo, información que pudimos corroborar con otros integrantes del Etcr, y que tal y como se dieron las cosas “el haber tenido un médico, que era de primeros auxilios, no hubiera resuelto nada”.

El acuerdo contemplaba atención en salud para las zonas veredales, donde las Farc dejaron las armas. Sin embargo, a partir del 15 de agosto estas dejaron de existir para darle paso a los Etcr. El presidente, Juan Manuel Santos, prorrogó los servicios médicos hasta el 31 de diciembre por medio del decreto 2026 del 2017. Naciones Unidas, en su informe presentado el 10 de enero, sugirió al Gobierno prorrogar esos servicios.

Córdoba aseguró que el servicio médico se extenderá en 13 de los 26 Etcr. La decisión, contó el funcionario, se tomó en el Consejo Nacional de Reincorporación donde tienen asiento las Farc y el Gobierno. Aclaró que en los 13 puntos restantes no se renovará porque quedan cerca a centros poblados que cuentan con puntos de salud, por ejemplo, La Paz (Cesar) y Pondores (La Guajira). “La responsabilidad del Estado era afiliarlos a la Nueva Eps y ya lo hizo, pero vamos a mantener ambulancias y médicos en los sitios más complejos”, resaltó.

El Etcr de La Macarena es uno de los puntos que seguirán con atención médica y ambulancia. Sin embargo, para el 10 de enero el proceso de contratación no se había surtido. “Los del Meta desde el 12 de enero, los otros entre este fin de semana y la otra semana”, dijo Córdoba acerca de cuándo se van a reactivar los servicios en los espacios.

Las ambulancias y los médicos estarán en los 13 Etcr hasta marzo, lo cual genera la inquietud acerca de qué pasará luego de esta fecha en caso de que se presente una emergencia en cualquiera de estos puntos. Al preguntarle a Córdoba sobre ese asunto respondió: “Yo no puedo responder eso. Eso lo tiene que responder el Ministerio de Salud de cuántas comunidades están a cuánto tiempo de centros médicos y cómo resuelven las emergencias. En este momento no hay, a menos que el Ministerio lo plantee, una planeación que logre eso”.

Lea también: Las preocupaciones de la ONU sobre la implementación

Las otras quejas

Olivo Merchán, presidente del Etcr de La Macarena, enumeró una lista de quejas de los excombatientes frente a las condiciones en las que viven. Dijo que eran tales los problemas que si la situación seguía de la misma manera “nos va a tocar abandonar el espacio”.

Uno de los descontentos tenía que ver con el agua. Merchán aseguro que la planta de electricidad se les había dañado y que, por lo tanto, no tenían en funcionamiento la motobomba. Córdoba, por su parte, afirmó que cuando las Farc plantearon instalar una zona veredal en ese lugar de La Macarena “les rogamos casi de rodillas que no fuera ahí porque no había agua. Las Farc se empecinaron en que era ahí y que se podía hacer un pozo”.

A pesar que finalmente quedó en el lugar que había escogido la guerrilla, el Gobierno, según Córdoba, se ha encargado de surtir a la zona por medio de carrotanques y de una fuente superficial. “Yo le dije a Olivio que no dijera mentiras con eso”, recalcó. Además, aseguró que en unos meses se va a construir una canalización de 11 kilometros para llevarle una solución definitiva a los habitantes de la vereda Playa Rica. “Lo vamos a resolver en el primer semestre del año”, prometió.

Frente a la electricidad, Córdoba aseguró que en el Etcr hay una planta eléctrica con capacidad de abastecer a un campamento de 500 personas (en el espacio hay 199). Agregó que se va a construir una interconexión eléctrica de 13 kilómetros para llevar corriente a la vereda.

Merchán aseguró que varios excombatientes contemplan unirse a las filas de la disidencia ante la situación que, según él, está viviendo el Etcr. “Él siempre amenaza con eso”, respondió Córdoba. Al espacio llegaron 281 combatientes y a la fecha quedan 199, el funcionario aseguró que la información que él tiene es que el desgrano del Etcr se puede deber a que “Olivo era un líder militar y no sabe cómo ser un líder comunitario”.

Córdoba, quien fue el gerente de las zonas veredales, concluyó: “El Gobierno cumplió y ha cumplido todo lo pactado”