Cali se prepara para la primera rueda de negocios para la reconciliación

Más de 300 iniciativas productivas con un enfoque de perdón se reunirán en la capital del Valle de Cauca, entre el 30 de noviembre y el primero de diciembre, para promover sus empresas y contactarse con inversionistas nacionales e internacionales.

Más de 300 proyectos sociales y productivos que aportan a la reconstrucción del tejido social y económico en el país, se darán cita en Cali (Valle del Cauca), entre el 30 de noviembre y el primero de diciembre, para compartir conocimiento, dialogar y hacer alianzas.

La Corporación Reconciliación Colombia junto con otras 35 organizaciones públicas, privadas y de cooperación internacional están apoyando esta iniciativa como una estrategia para unir el “país rural con el urbano y ofrecerles a todas las iniciativas oportunidades equitativas de desarrollo”, así lo explica Ricardo Santamaria, director de la organización.

Colombia2020 habló con Santamaría sobre la importancia de promover proyectos productivos que hagan énfasis en la reconciliación y el perdón.

¿Cómo promover una iniciativa para impulsar proyectos productivos de reconciliación sin caer en la polarización que tuvo el proceso de paz con las Farc?

Aquí no hay política. Aquí hay proyectos de la gente que está impulsado algún proyecto y que necesita apoyo. Esta macrorueda es producto del emprendimiento de la gente. Nos hemos dado cuenta de que la sociedad civil colombiana sí está lista para el posconflicto. Colombia es un país que ya camina hacia la reconciliación. No está esperando a que se firmen unos acuerdos, sino que está en función del progreso. Eso lo demuestra nuestra base de datos que tiene más de 600 proyectos enfocados hacia la reconciliación.

¿Cómo puede el sector empresarial ayudar a disminuir las barreras entre la Colombia urbana y la rural?

Le voy a contestar con un ejemplo: Hay un proyecto en Nariño de una comunidad indígena que cultiva fresas orgánicas. En Pereira hay una fábrica de ropa liderada por víctimas de desplazamiento forzado. Los dos proyectos necesitan apoyo, aunque uno esté en la ciudad y otro el sector rural y ambos van a tener la misma oportunidad de ofrecer sus productos. Ese tipo de iniciativas ayudan a romper las dinámicas de exclusión a la que está sometido no solo el sector rural, también muchos barrios y zonas de las grandes ciudades.

¿Cómo esperan que la rueda de negocios ayude a los microempresarios que van a participar?

La idea es que los más de 300 productivos que van a participar tengan al menos 4 reuniones cada uno en las que puedan discutir con entidades que los pueden ayudar a mejorar su negocio. Se podrán encontrar con empresas privadas, entidades del Estado, posibles inversionistas y clientes. Además, vamos a hacer seguimiento de todos los procesos que inicien en la macro rueda. Nuestro compromiso es apoyarlos por todo un año. La idea es que sea una macro rueda permanente.

Estamos construyendo sobre lo construido, al apoyar proyectos que son exitosos y que involucran sobrevivientes del conflicto. La idea es unir a la sociedad civil con la cooperación internacional y las agencias públicas del gobierno y ese triángulo ha probado ser muy exitoso.

¿Cómo convocaron a las empresas que participaran en la rueda de negocios?

El primer año en de la Corporación Reconciliación Colombia hicimos un recorrido por el país y encontramos cientos de proyectos. Con eso creamos una base de datos y empezamos a apoyar las diferentes iniciativas.  

¿Por qué eligieron la ciudad de Cali?

Cali, gobernada por Maurice Armitage, ha tenido un gran liderazgo en materia de reconciliación. Nos parece un territorio que tiene todas las características para inspirar el país. Queremos mostrarles a los fondos de inversión que el país está lleno de buenos proyectos.