CON 3,1 MILLONES DE EUROS NACE EL PROYECTO

Cacao, una apuesta portuguesa para el Caquetá

Asistencia técnica para la siembra, construcción vial para sacar el producto y un aliado comercial para comprarlo son los ejes de un proyecto que promete beneficiar a más de 45.000 caqueteños.

tereza_ribeiro_es_la_secretaria_de_estado_portugal.jpg

Tereza Ribeiro es la secretaria de Estado para asuntos exteriores y cooperación de Portugal. / Daniel Muñoz

Tereza Ribeiro es la secretaria de Estado para Asuntos Exteriores y Cooperación de Portugal y estuvo en Colombia la semana pasada, en el lanzamiento del primer proyecto del Fondo Fiduciario para la Paz de la Unión Europea. Se trata de una compleja apuesta de integración regional para que las comunidades del Paujil y Montañita, en Caquetá, se inserten en el mercado con la producción de cacao. La inversión ronda los 3 millones de euros y el beneficio será para los 45.000 habitantes que viven en la región.

“Territorios caqueteños sostenibles para la paz”, se denomina el proyecto, que se convierte en el primero de su especie desarrollado por el Fondo de Paz de la Unión Europea en Colombia. Por eso, la vicecanciller Ribeiro visitó Colombia y se trasladó hasta las comunidades donde se va a desarrollar el programa de cacao. “Ha sido emocionante. He visto gente comprometida con el proceso de paz y con el futuro de Colombia. Me impactó ver que, a pesar del aislamiento, la gente tiene mucha expectativa con este proyecto, y eso me llena de confianza. Creo que tienen mucha voluntad de éxito y disposición, y eso es gratificante”, expresó.

También lea: ¿Cómo se ha distribuido la ayuda humanitaria europea en Colombia?

“Portugal ha sido uno de los primeros países en contribuir al Fondo, y por eso ha sido el primero en firmar un proyecto. Este es virtuoso porque lo hemos diseñado con las autoridades locales y nacionales, con organizaciones que trabajan en la región y con comunidades locales, es decir, con los actores en el territorio. Eso es muy importante para garantizar la apropiación y nos garantiza que va a contribuir a la paz”, señaló la alta funcionaria del gobierno portugués.

Ribeiro enfatizó que el proyecto no sólo consiste en mejorar la producción del cacao con asistencia técnica para los campesinos, sino en trabajar especialmente insertándolo en el mercado. “No es una visión asistencialista, de mera supervivencia de las poblaciones, sino, al contrario, es una oportunidad para conectarlas con el mercado. Queremos mejorar la calidad del producto, los métodos de producción del cacao, para que el mercado lo pueda absorber. Y en este camino hemos logrado interesar al sector privado, una empresa que va a contribuir con la construcción de red vial, y otro grupo económico, el de los supermercados Ara, que se interesó en absorber el producto. Tenemos toda la cadena de valor, producción, asistencia técnica, vías, y finalmente el comprador”, detalló.

Por la manera como ha sido diseñada la iniciativa, Ribeiro está convencida de que será un modelo replicable en distintas zonas marginadas del país, donde el conflicto armado impactó con mayor fuerza. “Son las personas locales, los campesinos que van a producir el cacao, a quienes vamos a acompañar con asistencia técnica. Este proyecto no está centrado en reinsertar a las Farc, sino más bien en vincular a las comunidades. Si los excombatientes de las Farc se vinculan, bienvenidos, pero no está pensado para ellos exclusivamente. Vamos a implementar la calidad del producto y crear condiciones de negocio para los productos”, agregó la funcionaria.

Las cifras que proyectan hablan por sí solas: el impacto directo será sobre 650 familias, es decir, cerca de 2.500 personas, de las cuales el 50 % son mujeres. “Se espera que el impacto indirecto sea en 45.000 personas. Este proyecto tiene la capacidad de impacto en toda una región. No sólo para los campesinos que trabajen en el cacao, sino en todo el entorno campesino de la región. Estoy convencida de que este proyecto servirá de modelo para implementarlo en distintas regiones. La constructora portuguesa va a construir 15 kilómetros de vía en un territorio muy aislado del centro económico”, dijo.

También lea: Las dos crisis humanitarias que mantienen el foco de la Unión Europea en Colombia

“He quedado muy impresionada con las autoridades locales, así como con los campesinos y los funcionarios del Gobierno central. Para nosotros es un honor contribuir a la construcción de la paz. Para Portugal es importante acompañar a Colombia en los buenos y en los malos momentos. Por eso, cuando el presidente Santos visitó Portugal se firmó un acuerdo para estrechar las relaciones entre los dos países. La idea es tener un consejo estratégico con grandes personalidades de Portugal y Colombia que nos ayuden a ampliar la relación en temas de educación, economía, cultura, ciencia, política, etc. Queremos que Colombia y Portugal estén cada vez más cercanas. Hemos decidido que en julio tendremos los nombres de las personas que integrarán el consejo”, concluyó.