Así van los diálogos improbables en Colombia

La iniciativa arrancó en Cesar y Meta, pero los ejercicios se han replicado en cuatro departamentos más. La plataforma busca contribuir al diálogo entre diversos sectores, con intereses opuestos entre sí, para encontrar salidas a conflictos que se presentan en el territorio.   

dialogo_entre_opuestos_1.jpg

Diálogo entre Opuestos

Diálogos Improbables, una iniciativa creada desde la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) y la sociedad civil, busca promover acercamientos entre sectores con intereses políticos, económicos y sociales diversos y opuestos, alrededor de temas como: la convivencia social y democrática, y actividades de desarrollo económico y social, en los ámbitos sectorial, territorial y rural. ​

La plataforma, que tiene el apoyo de la comunidad internacional, inició en el segundo semestre de 2017 para explorar la viabilidad de espacios de diálogo con características que involucraran directamente a  los líderes territoriales. 

Le puede interesar: Las claves del diálogo para la paz y la transición política

Inicialmente se pusieron a prueba ejercicios experimentales en los que se diseñó una metodología de ‘diálogos improbables’ en dos territorios con altos niveles de polarización y fragmentación: Cesar y Meta. En esos procesos están participando casi 60 líderes pertenecientes a múltiples sectores como empresas y comunidades en sus regiones, donde se busca generar un gran impacto sobre el valor del diálogo, la convivencia y el trámite inteligente de conflictos asociados al desarrollo regional. También se están gestando estos procesos en el Norte del Cauca, Buenaventura y Arauca. Los encuentros se han realizado en seis departamentos.

Se han conseguido experiencias constructivas en espacios comunes como: acuerdos y consensos alrededor de los temas fundamentales de sus territorios. Entre los logros de esta plataforma está el reconocimiento del diálogo como mecanismo de transformación de la relación entre líderes con diferencias radicales y así enfrentar retos en cada territorio.

Lea: Diálogo entre opuestos sí es posible después de elecciones

Luego del Encuentro Internacional de Diálogos entre Opuestos en Procesos de Transición, que se realizó en Bogotá entre el 5 y 7 de junio, viene la culminación de la primera etapa de los procesos de Cesar y Meta, que buscan ser referentes en otras regiones del país. Sus promotores esperan la consolidación total de la plataforma para  impulsar otros diálogos en otras regiones. 

Posicionar el diálogo entre opuestos en la agenda pública del país es ideal para el fortalecimiento de la democracia y el Estado Social de Derecho que ocupa un lugar primordial en la agenda de los colombianos. Es necesario generar espacios civiles de contención de amenazas a líderes y organizaciones sociales para un control social frente a prácticas violentas y así resolver diferencias que preserven el diálogo como primer paso para construir paz. Un diálogo entre diferentes.

Puede conocer: La Plataforma de Diálogos Improbables