Sobre el proyecto Justicia para la Paz

La firma del Acuerdo de Paz es un gran logro. Pero lo que viene ahora no es menos difícil, pues están en juego las víctimas. Sigue la fase de asumir responsabilidades, contar la verdad, crear memoria y -si todo va bien- de perdonar y de reconciliarse.

Michael Bock *

Sabemos que hay heridas abiertas, pero para sanarlas tiene que salir a la luz todo lo que pasó. Los colombianos tienen que comprometerse a sacar adelante el trabajo que queda por hacer. El proyecto “Justicia para la Paz” de Colombia2020 quiere ofrecerse como plataforma inicial para esta labor que no se terminará en años, sino más bien en décadas.

El interés de mi país en el proceso de paz y en la justicia transicional no es un interés mezquino de Alemania, sino que es un interés de la comunidad internacional. Del Acuerdo de Paz con las Farc nació una señal de esperanza para los conflictos que aún están por resolverse en el mundo.

Colombia puso sus ojos en las experiencias de la justicia transicional alemana como el prerrequisito que le permitió salir adelante después de dos guerras mundiales y la reunificación. Por este motivo tomo como un mandato honorífico la petición que hacen las partes del acuerdo a mi país para que acompañemos la implementación del “Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición”, incluyendo la Jurisdicción Especial para la Paz. El proyecto “Justicia para la Paz” es una contribución que nace de este mandato.

* Embajador de Alemania en Colombia.

También puedes leer: Comisión de la verdad ¿en riesgo?