No aceptamos que nos roben la esperanza

"Superamos la plebitusa pero no el desafío que representa la construcción de paz. Carta de dos jóvenes que se movilizaron el 5 de octubre de 2016.

Por: Juliana Hernández y Juana Afanador

El 3 de octubre del 2016 nos despertamos con la sensación de haber perdido algo; con el sentimiento desolador de pensar que seguiríamos muchos años más matándonos, y con la desesperanza de no poder tener un nuevo comienzo. Sin embargo, nos opusimos a que el dolor se convirtiera en falta de acción, y frente a uno de los momentos más críticos de la historia reciente de nuestro país nos reunimos en diferentes espacios y en diferentes ciudades, para reafirmar que no aceptábamos (ni aceptamos) que nos robaran la esperanza de vivir en un país que dejara de ser una eterna promesa sin cumplir. Decidimos movilizarnos.

El 5 de octubre nos encontramos en las calles miles de personas que nos sentíamos parte de lo mismo, compartíamos el mismo dolor y la misma frustración. Llegamos en silencio a la Plaza de Bolívar y la llenamos dejando como recuerdo y como mensaje una foto donde todos y todas en silencio nos reunimos para oponernos a que nos arrebatarán la esperanza de tener un futuro distinto al que nos esperaba sin el Acuerdo. En silencio y con velas encendidas nos hicimos escuchar. Instalamos carpas, aguantamos frío durante asambleas que duraban horas, organizamos marchas; estuvimos en esa gran marcha que reunió a cientos de víctimas, indígenas de todo el país, afros, campesinos y gente de a pie que aún necesitaba salir, marchar y pedir un ¡Acuerdo Ya! Estábamos decididos y decididas a exigir que se cumpliera la promesa de vivir en paz, y el 24 de noviembre, celebramos la firma de un Nuevo Acuerdo.

Un año después hemos celebrado el desarme gritando ¡Adiós a las armas!; hemos sido testigos de la conformación de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, del proceso de reincorporación; y hoy, 365 días después, seguimos luchando porque se lleve a cabo una implementación eficaz y rigurosa del Acuerdo de Paz. Superamos la plebitusa, pero no el desafío que representa la construcción de paz.

Este 3 de octubre del 2017 nos despertamos en medio de la incertidumbre de lo que viene en el 2018: ¿qué va a pasar con el Acuerdo?, ¿cuál es el compromiso de las personas postuladas a la presidencia frente a la paz?, ¿Cuáles son las propuestas para que podamos vivir en el país que merecemos?.

Una vez más nos haremos escuchar. Estamos listos para escuchar las propuestas de las candidaturas presidenciales. Queremos que nos escuchen y que entablemos un diálogo para construir  #ElPaisQueMerecemos.