Menos mitos más igualdad

En enero de este año, cada 18 horas una mujer fue asesinada solo por el hecho de ser mujer. La muerte de ellas es el resultado de una acumulación de hechos que empiezan por cosas que podrían parecer simples y que, buena parte de la sociedad, ha naturalizado. “Calladita se ve más bonita”, dicen todavía.

Por Claudia Mejía*

En enero de este año, cada 18 horas una mujer fue asesinada solo por el hecho de ser mujer. Hablamos de 41 feminicidios para ese mes; 41 colombianas muertas luego de haber soportado distintas violencias por parte de sus parejas.

La muerte de ellas es el resultado de una acumulación de hechos que empiezan por cosas que podrían parecer simples y que, buena parte de la sociedad, ha naturalizado. “Calladita se ve más bonita”, que los hombres no pueden llorar o que cuando una mujer dice “no” quiere decir “sí”, hacen parte de esos imaginarios que ahondan la brecha entre hombres y mujeres, confundiendo a mucha gente al hacerle pensar que algunos seres humanos son más valiosos que otros.

Es en ese contexto, además en el marco de la indignación y el rechazo que produjo la violación, tortura y  asesinato de la niña Yuliana Samboní, que nace la campaña  “Menos Mitos Más Igualdad”, una iniciativa liderada por la Alianza Multisector frente a la violencia contra las mujeres y las niñas, que invita a reflexionar sobre el hecho de que las violencias contra las mujeres son una manifestación de la discriminación y de las relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres.

Lo que buscamos, luego de un esfuerzo conjunto entre entidades oficiales y organizaciones de la sociedad civil, es ‘desmitificar’ y aclarar las creencias e imaginarios que a diario justifican y reproducen las desigualdades, legitimando expresiones de discriminación que se manifiestan en violencias contra las mujeres. Además porque estamos convencidos que es necesario un cambio cultural a partir de las generaciones más jóvenes para construir vidas libres de violencia y discriminación, que rechacen y desnaturalicen las desigualdades sustentadas en el género.

Asimismo, pretendemos visibilizar que la igualdad también tiene que ver con desafiar las violencias basadas en género, con promover la autonomía y la toma de decisiones de las mujeres en todas las esferas de la vida, por ello las piezas de Menos Mitos Más Igualdad apuntan a cuestionar los estereotipos y roles de género, fortaleciendo las relaciones respetuosas entre hombres y mujeres. En un país igualitario, cada persona sin importar si es hombre o mujer debe tener los mismos derechos y goce de los mismos, así como oportunidades y acceso a los recursos y al poder.

Desde las escuelas, las familias, los medios de comunicación y las redes sociales es posible transformar mentalidades y prejuicios, aportando a la construcción de un mundo más libre para todas y todos. Las intervenciones y acciones conjuntas de múltiples sectores de la sociedad resultan de gran importancia para promover la igualdad de género, ayudando a prevenir las violencias contra las mujeres mediante el desmonte de imaginarios y estereotipos que legitiman y naturalizan la discriminación y las violencias.

La invitación es que, sabiendo que todas y todos hemos estado expuestos a esos falsos imaginarios que refuerzan la discriminación y que, no pocas veces terminan con la muerte violenta de las mujeres, cada vez seamos más los que nos unamos a esta iniciativa que busca no solo cambiar las alarmantes cifras de violencia contra las mujeres sino, más allá de eso, cambiar la mentalidad del país entero para hacerlo más igualitario, justo y pacífico.

En el ámbito normativo se destaca la Ley 1257 como Ley de No Violencias Contra Las Mujeres, que este año cumple una década de haber sido promulgada. Allí se establecen diferentes medidas encaminadas a construir un país igualitario desde una mirada interinstitucional, por ello contempla impactar el sistema educativo a través de reformas en los pensum y de inclusión de temáticas de no violencias; el laboral, promoviendo la participación de las mujeres en el mercado de trabajo y disposiciones en el plano de la igualdad salarial; también incluye medidas desde el sistema de salud y la justicia.

Existen diversos mecanismos para avanzar hacia una Colombia igualitaria, hoy damos un paso más en la construcción de un país libre, que rechace de manera contundente cualquier tipo de discriminación y de violencias contra las mujeres, ahora le pasamos la invitación a la sociedad colombiana, todas y todos podemos ser parte del cambio.

Si deseas vincularte a la campaña, te invitanos a que nos cuentes tu mito a través de redes sociales con los numerales #DeNiñaMeDijeron o #DeNiñoMeDijeron y #MenosMitoMasIgualdad y a seguirnos a través de la cuenta de Instagram @menosmitosmasigualdad.

Para mayor información puedes visitar nuestro sitio web www.menosmitosmasigualdad.com.