El empate técnico del Sí y el No

El camino avanzado hacia la negociación con las FARC necesita ajustes (eso dice un 50% de los votantes) y el otro 50% de los votantes dice listo, así que miremos juntos cuáles son esos ajustes necesarios para que el acuerdo sea totalmente viable.

Hoy, más que nunca antes en la historia de Colombia, hago un llamado a la RECONCILIACIÓN entre los colombianos; es decir, conciliar dos posturas (SI y NO) que claramente están presentes en nuestros corazones y nuestras ideas.

Hoy en Colombia no ganó nadie. Quedar en tablas y con un "empate técnico" es simplemente la evidencia de un país polarizado, que no ha logrado ponerse de acuerdo en lo que realmente necesita, quiere, desea y es bueno para todos.

Así las cosas, vamos a seguir trabajando sobre lo construido. El camino avanzado hacia la negociación con las FARC necesita ajustes (eso dice un 50% de los votantes) y el otro 50% de los votantes dice listo, así que miremos juntos cuáles son esos ajustes necesarios para que el acuerdo sea totalmente viable. No vamos a partir de cero, ya lo caminado no se puede quitar. Ajustar, no es empezar de nuevo, es revisar, ajustar y avanzar.

Ahora bien, este es el momento donde se deben poner más de relieve los intereses colectivos y sobre todo de las víctimas quienes, a pesar de haber puesto las mayores cuotas en esta guerra, hoy dijeron sí, por esto considero que es nuestro deber ético como colombianos mantener el espacio abierto para las víctimas.

Es mi deber ético exigir la deposición de los intereses individuales, para que primen los colectivos. Cooperar hoy es, a largo plazo, la mejor apuesta que podemos hacer por nuestro país, nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Hoy como Colombianos le estamos enseñando al mundo entero y sobre todo a las nuevas generaciones, que cuando los ideales son puros: declinar, retroceder, retirarse, no es una opción. Que cuando los fines son más importantes que los medios, éstos medios siempre se pueden volver a revisar, ajustar y hasta cambiar.

Por un país capaz de trabajar día a día por ideales comunes… Reconciliémonos de corazón.

 

*Ángela María Jaramillo, vicerrectora del Medio Universitario de la Universidad Javeriana.