“Quiero que el señor Rendón me diga si en El Nogal dormía Mancuso”, Bertha Fries

En un cara a cara con el hermano de 'Simón Trinidad' y el hijo de 'Jorge 40', Fríes también reveló que el pacto entre las víctimas del atentado a El Nogal y las Farc ha avanzado en dos puntos de los siete pactados.

los_tres_reconciliados_.jpg

De izq. a der. Pablo Catatumbo,líder de las Farc; Bertha Fríes, líder de un grupo de víctimas de El Nogal y Freddy Redón Herrera, exjefe de las Auc. /Nelson Sierra.

Durante el primer panel “las víctimas dan el primer paso”, Bertha Lucía Fríes, víctima del atentado al club El Nogal, perpetrado por las Farc el 7 de febrero de 2003, contó cada uno de los detalles que la llevó a dar el primer paso para reconciliarse con quienes fueron sus victimarios. Fue hace cinco años, dijo, cuando le expresó a su madre que se había reunido con reinsertados de la exguerrilla para escucharlos.

Le puede interesar: “Aquí estoy por la reconciliación y aquí me quedo”: hermano de 'Simón Trinidad'

“Los reinsertados me dijeron: “yo pediría perdón, pero también quisiera que conocieran mi historia”. Ese mensaje la tocó y la llevó a emprender una cruzada por conocer su verdad y también la de unos excombatientes a los que algún día vio con ojos de maldad.

Fries reveló cómo fue su almuerzo en Cuba con el máximo jefe de las Farc, Rodrigo Londoño, y luego, con el exjefe guerrillero, Iván Márquez, durante casi un día. “Con ninguno al principio hablamos del atentado. Primero, tengo la premisa, que para negociar hay que conocer al ser humano”, puntualizó.

Luego, durante el conversatorio fue más allá, cuando Gloria Castrillón, moderadora del panel, le preguntó si como víctima estaba satisfecha con la verdad que hasta ahora los exmiembros de las Farc les han contado a las víctimas del club El Nogal.

“Hay una satisfacción parcial porque tuvimos la posibilidad de hablar de algunas verdades. Porque hay verdades grandes y pequeñas. Y una de esas es que después de 14 años las Farc reconocieron que fueron los responsables del atentado. Eso quedó grabado”, dijo.

Sin embargo, hizo un paréntesis para hablar de las verdades que aún faltan. Ahí, mencionó que las Farc hizo un compromiso de siete puntos con las víctimas, dentro de los cuales están, por ejemplo, contar a quién iba dirigido el atentado en el que murieron 38 personas; quiénes fueron los autores materiales del hecho; quiénes les abrieron las puertas del Club; y, sobre todo, le lanzó a Fredy Rendón Herrera, conocido en la guerra como “El Alemán”, que le dijera si el extraditado jefe paramilitar, "Salvatore Mancuso", durmió en las instalaciones del club capitalino.

Vea también: "Dar el primer paso porque la vida sigue" Danilo Rueda

A esa pregunta, cuando le tocó el turno a Rendón Herrera, al hablar en el tercer panel “La verdad y su contribución a la reconciliación”, éste le respondió que esa verdad no se sabía porque los jefes paramilitares que estaban en las cárceles de Estados Unidos solo tenían acceso a los abogados y que pronto, cuando regresaran a Colombia, esa verdad se sabría. “Nadie sabe lo del Club El Nogal porque los familiares no pueden ir a visitar a los que están en Estados Unidos. Pero algún día los vas a saber Bertha”, le contestó el exjefe paramilitar, quien dialogó en ese conversatorio con el líder de las Farc, Pablo Catatumbo.

Bertha Fries, quien representa a un grupo importante de víctimas de El Nogal, también dejó en el aire otras verdades que las víctimas quieren saber. “Es que muchos de los que murieron eran operarios, ascensoristas, meseros, etc., y queremos saber para quién iba dirigido el atentado, porque lo que se dice es que ahí estaba durmiendo la entonces ministra de defensa, Martha Lucía Ramírez, quien estaba amenazada”, sentenció.