"Nuestro compromiso es el de no repetición": Freddy Rendón, excomandante paramilitar

En conversación con Pablo Catatumbo, exguerrillero e integrante del Partido Farc, reconoció los desaciertos del proceso de desmovilización del que hizo parte y de las diferencias con este proceso de paz con las Farc.

freddyrendonnlson.jpg

Freddy Rendón reconoce que se alegró de que el proceso de paz con las Farc prosperara. Asimismo, recalca el compromiso con la verdad. / Nelson Sierra - El Espectador

“Vamos a trabajar para que este país conozca la verdad de lo que aquí pasó”, esas fueron las palabras de Freddy Rendón, excomandante del Bloque Élmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), en el panel “La verdad y su contribución a la reconciliación” en el que conversó con Pablo Catatumbo, secretario político del Partido Farc y exguerrillero.

Rendón se desmovilizó 15 de agosto del 2006 y pagó ocho años de cárcel, de acuerdo con el proceso de desmovilización. En ese proceso, dijo el excomandante, no hubo una real intención de reintegración de los paramilitares a la sociedad civil. La gente no estuvo muy pendiente. Él cuestiona que “lo que hicieron fue decirles a los muchachos: bienvenidos a la civilidad, al país de oportunidades, ya no hay quien los mande”, pero esto significó que se enfrentaran al terreno sin una preparación psicológica ni social.

Lea también: “Cuando no se va a ganar la guerra es criminal seguir haciéndola”: Pablo Catatumbo

“Pasó que muchos excombatientes, con los que no se tuvo un proceso psicológico para sacarles de la mente lo que les metimos durante 10 años y quitarles el uniforme y el arma de la mente, esos muchachos ahora están en estructuras armadas”, a esto se refirió cuando el moderador del panel, Fidel Cano, director de El Espectador, preguntó por las diferencias de esa desmovilización con la de las Farc.

Freddy Rendón no solo hace ese paralelo, también dice que este proceso de paz con la guerrilla de las Farc estuvo mucho mejor organizado y que, de hecho, los exparamilitares se alegraron de que el conflicto terminara, pues su compromiso ahora es “nunca más repetir la guerra”. Y para eso es necesario aprender de los errores.

¿Qué podemos aprender de Justicia y Paz?

Aquí volvió el paralelo “estoy convencido de que la justicia transicional que se nos aplicó a nosotros no tenía los componentes que tiene la JEP”, refiriéndose a las oportunidades de reincorporación y, especialmente, al énfasis en encontrar la verdad.

En su defensa, dijo que las Auc han contado la verdad, “pero fue un proceso en lo que a usted lo condenan a pedacitos”, y que precisamente por esto y por falta de garantías en las versiones libres, pues a quienes señalaron como colaboradores o financiadores, por ejemplo, no hablaron porque significaba ir a la cárcel. En ese proceso la verdad no era el centro.

Luego llegó el tema de las víctimas. ¿Cómo fue enfrentarse a las víctimas? Rendón, a cuyo bloque de guerra se le atribuyen 3.269 víctimas en el Sistema de Información de Justicia y Paz (SIJYP), dijo que no fue nada fácil acercarse a las víctimas y escuchar las historias humanas detrás de los crímenes.

En el compromiso que enuncia con la verdad y con las víctimas, Freddy Rendón le respondió a Bertha Fríes, víctima del atentado al Club El Nogal y quien le preguntó quiénes fueron los autores del crimen y si Salvatore Mancuso, el extraditado jefe paramilitar, durmió en las instalaciones del club.

Le puede interesar: “Quiero que el señor Rendón me diga si en El Nogal dormía Mancuso”, Bertha Fries

Su respuesta fue: “¿Sabe por qué no le he podido averiguar si mancuso estaba o no en El Nogal? Es porque nadie de las familias, solo abogados pueden ir a visitar a los extraditados en EEUU. En su momento, Bertha, lo vas a conocer porque tú lo necesitas”.

Finalmente, Rendón y Catatumbo reiteraron su voluntad de no repetir la guerra. “Sí hicimos todo ese daño, y le pido perdón a la sociedad colombiana. Nuestro compromiso es el de no repetición”, expresó.