“La Unidad de Búsqueda de Desaparecidos debe contar con recursos”: Luz Marina Monzón

El llamado lo hizo su directora Luz Marina Monzón porque cree que esa es la única garantía para que las familias puedan participar activamente en la búsqueda de sus seres queridos.

monzon.jpg

Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas./Colombia2020.

Para que la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas funcione “requiere de recursos económicos, técnicos y humanos que generen condiciones para que la participación de las familias sea real y oportuna”. El llamado lo hizo Luz Marina Monzón, directora de este organismo que se creó con el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc y hace parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición (SIVJRNR).

Esta entidad es la única del sistema que tiene un enfoque humanitario, explicó Luz Marina Monzón. Y esto supone que su centro de atención son las necesidades de las familias en la búsqueda de sus seres queridos.

Lea también: Así está pensada la participación de las víctimas en la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP

Esto es importante porque en el país la búsqueda de las personas desaparecidas se ha realizado dentro de procesos judiciales penales y estos procesos han girado alrededor de un lenguaje y unos tiempos que no corresponden a las necesidades de las víctimas. La Unidad de Búsqueda en cambio  tiene la atribución legal de “incentivar a la sociedad a suministrar información de manera confidencial que permita apoyar las labores de búsqueda, localización, recuperación, identificación y entrega digna de personas dadas por desaparecidas”.

“Esto es una oportunidad que se abre para que la Unidad pueda tener acceso a fuentes que de otra manera no acudirían ante las autoridades para contribuir a encontrar a las personas desaparecidas, pero también a aliviar el sufrimiento de las familias y la necesidad de esta sociedad de recobrar lazos de confianza, solidaridad y humanidad que la guerra nos ha ido quitando”, explicó Monzón.

Le puede interesar: La JEP salió abollada del Congreso: embajador alemán en Colombia

Por otro lado, la búsqueda de las personas desaparecidas no está por lo general en las ciudades capitales y sus familias tampoco necesariamente.  Sin embargo, “dada la etapa en que se encuentra la implementación de la UBPD aún no se tienen criterios definidos de la manera como se desarrollará la operatividad de esta institución en los territorios”, reconoció Luz Marina Monzón, pero sostuvo que el enfoque territorial no está garantizado por tener sedes.

“Lo que sí es cierto es que será necesario incluir y tener cuenta de qué manera las autoridades territoriales y distintos actores en lo local, pueden apoyar y contribuir a propiciar, facilitar y hacer más digno el reencuentro de las familias con sus seres queridos”, sostuvo Monzón, durante su  participación en el conversatorio: Alcances y retos de la participación de las víctimas en la justicia transicional, organizado por Colombia2020 y el Espectador.

Lea también: “Vamos a llegar a las regiones donde hubo silencio durante la guerra”: comisionada de la verdad

Para Monzón, “es indispensable que la comunidad, las autoridades y en general la sociedad pueda comprender que la búsqueda de las personas desaparecidas es un objetivo de todas y todos para poder contribuir a sanar el dolor, la desconfianza y la falta de solidaridad”.

Para ella es claro que con este fin la coordinación interinstitucional es una de las herramientas fundamentales en el funcionamiento de esta Unidad de Búsqueda. “Sin una voluntad política institucional de contribuir a que el Estado pueda saldar una deuda histórica con las familias de las personas dadas por desaparecidas, este deber no podrá cumplirse”.

Los retos de la coordinación también pasan por entender que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas viene a sumar, no a competir, según Monzón: “Ninguna institución del Estado puede percibir a la UBPD como una entidad que viene a competir”.

Le puede interesar: La Defensoría del Pueblo apoyará la participación de las víctimas en la JEP​

Por último, Monzón expresó que el enfoque de la UBPD implica ajustar el ofrecimiento de servicios o atención psicosocial a las familias: “No es un apoyo para el último momento o para momentos puntuales.  Es necesario asumir que un enfoque humanitario debe asegurar un acompañamiento permanente que facilite o apoye los retos y dificultades de cada etapa de la búsqueda”.