Sobre la sociedad civil y su rol en la reconciliación.

Desmontar la corrupción y tender puentes con el gobierno central: Henry Acosta

El facilitador del Proceso de Paz con las Farc, Henry Acosta, habló de lo que se debería hacer para implementar el acuerdo en toda Colombia, y sobre lo que lo impide.

henryacosta.png

Henry Acosta, facilitador de los Diálogos de Paz.

“Lo primero que debe pasar después de firmar la paz de los fusiles entre las Farc y el Estado colombiano, es hacer la paz social y económica”, esas fueron las palabras de Henry Acosta para hablar sobre el futuro que nos espera con la implementación del Acuerdo Final, durante el conversatorio “Verdad y justicia, claves para la reconciliación” de Colombia2020.

Pero para lograr esa paz social y económica hay dos grandes obstáculos: el primero es la corrupción, problema que se ha convertido en el sistema y que es necesario desmontar. Luego, el segundo problema es que en Colombia no se ofrecen posibilidades para lograr la reconciliación. Es decir, si a un campesino víctima del conflicto se le dice que hay que perdonar y reconciliar, él va a preguntar ¿cómo? “El problema económico y el cuadro de honor en el que está Colombia como uno de los tres países más desiguales del mundo, debe cambiar. Si no cambia, entonces seguimos dándonos bala”, expresó.

En esa misma línea, puso sobre la mesa el problema de la tierra en Colombia. Acosta hizo énfasis en que la tierra en este país es fundamental. “Tierra no hay más, la que se iba a hacer, ya se hizo. La tierra ha sido la raíz del problema”. Recordó entonces el inicio de las Farc en Marquetalia, lo que lo llevó a decir que las Farc fueron campesinos que empezaron por unas tierras facilitadas y terminaron en lo mismo, en las zonas veredales.

Ahora, el conflicto sigue siendo por lo mismo. Los grupos armados siguen luchando por los territorios. “Muchos desplazados a los que les devolvieron la tierra están siendo desplazados nuevamente”.

Así, ¿cómo se sale de ese círculo? El Acuerdo Final fue firmado entre el Estado y las Farc, por lo que “el presidente que viene sigue representando al Estado y tiene la obligación legal y ética de implementar el proceso de paz”.

Henry Acosta expuso que el primer puente que hay que tender para lograr llevar la paz adelante es con el gobierno central. “Dejar el santanderismo, la leguleyada, y entender que hay que sacar plata para la implementación”, pues el proceso no es algo nuevo.