Así está pensada la participación de las víctimas en la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP

Giovany Álvarez, director de la UIA de la JEP, aclara cómo será la atención de las víctimas en la JEP cuando abra sus puertas el próximo 15 de marzo en Bogotá. Señaló que antes de junio deberá estar clara la hoja de ruta de cómo será esta comunicación y participación.

whatsapp_image_2018-02-28_at_9.28.57_am.jpeg

Giovany Álvarez, director de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP. /El Espectador

El próximo 15 de marzo la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la paz abrirá sus puertas al público en Bogotá. Las sedes territoriales abrirán en agosto. Las fechas las reiteró Giovanny Álvarez, su director, durante el evento de Colombia2020 y su capítulo Justicia para la Paz: “Alcances y retos de la participación de las víctimas en la justicia transicional” que se realiza este miércoles en Medellín.

“Así seamos todavía pocos dentro de la Unidad todos estamos en la disposición de atender a las víctimas”, dijo Álvarez y señaló que antes de junio deberá estar clara la hoja de ruta de cómo será la comunicación y participación de las víctimas con esta Unidad, encargada de investigar y acusar los casos más graves y representativos del conflicto armado.

Lea también: “Vamos a llegar a las regiones donde hubo silencio durante la guerra”: comisionada de la verdad

Álvarez contó que el protocolo de cómo será la comunicación con las víctimas ya se viene adelantando y se busca un consenso con ellas y con los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz.

“Para tal el efecto ya hemos realizado cinco reuniones en el transcurso de este año, no solo con víctimas en Bogotá sino también con representantes de víctimas de diversos sectores, en las cuales ya hemos llegado a unos iniciales consensos en torno a por ejemplo cuál será la estructura del protocolo”, detalló Álvarez y contó que, por ejemplo, se han reunido en tres ocasiones con plataformas nacionales de víctimas (el 31 de enero, 05 de febrero y 12 de febrero) y con organizaciones de mujeres e infancia y niñez en otras dos oportunidades. Esperan ahora reunirse con organizaciones indígenas, afro y LGBTI.  

Sobre los alcances que puede tener este organismo ante las necesidades que tienen las víctimas, Álvarez señaló que la JEP, como organismo nuevo del Estado tendrá unas necesidades que no podrá cubrir totalmente. Por eso, tendrá que suscribir convenios con la Fiscalía General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, el Instituto de Medicina Legal, la Policía Nacional, el Ejército y en general todos los organismos del Estado. “Todo en pro de satisfacer las necesidades de las víctimas en todos los aspectos en los que hay que atenderlas, no solo desde el punto de vista judicial sino especialmente desde el punto de vista del acompañamiento psicosocial”, enfatizó el funcionario.

Lea también: “La Unidad de Búsqueda de Desaparecidos debe contar con recursos”: Luz Marina Monzón

El tema todavía esta crudo, de acuerdo a lo que señaló Álvarez, porque no se han adelantado los convenios como tal pero en la UIA ya están haciendo el panorama de las necesidades que va a tener la Unidad frente a las víctimas. Sobre la participación de las víctimas, Álvarez aseguró que se “busca al interior de la JEP que las víctimas puedan participar en todos los estadios del proceso, tanto en las salas con los magistrados, como en la UIA a lo largo de las indagaciones e investigaciones que se hagan”.

Pero, ¿cómo será la representación de las víctimas en las audiencias?

Álvarez señaló que lo primero que se va a hacer es informarles a las víctimas sobre la apertura de cualquier investigación que se inicie, esto con el ánimo de garantizar que la víctima esté participando desde el inicio en las actuaciones que tengan que ver con ella.

¿A través de que canales se les informará a las víctimas sobre la apertura de sus casos?

Los canales serán los tradicionales en la administración de justicia, es decir se podrá comunicar vía telefónica, correo electrónico, mensajería enviada. “Utilizaremos todos los mecanismos con los que contamos tanto tecnológicos como físicos para informarle a la víctima sobre la iniciación de una actuación e invitarla para que participe en las actividades de la UIA”, dijo el director de la UIA.

Por otro lado, la Jurisdicción tiene previsto que exista un sistema de defensoría no solo para los beneficiarios del sistema, que serían los agresores, sino especialmente para las víctimas. De esta manera, podrán tener una representación, que en el evento que no puedan o no quieran contratarlo particularmente, la Secretaría Ejecutiva será quien deberá garantizarles dicha representación.    

¿Qué puede hacer una víctima que no se sienta bien representada en este sistema?

Si las víctimas no se sienten bien representadas “por supuesto que podrán elevar la queja, en este caso creería que ante quien tiene que asegurarle su representación que es la Secretaría Ejecutiva , porque habrá que entender que cuando inicien las investigaciones, en la Unidad tendremos diferentes roles  y aun partiendo de la base que la UIA  está para garantizar los derechos de las víctimas su representación en las audiencias sería del resorte de la Secretaría ya que quedaría mal que fuera la misma Unidad la que dispusiera de la defensoría de las víctimas”, aclaró Álvarez.

¿Cómo harán para que el sistema no colapse?

Partiendo del respeto que merecen las víctimas, la Jurisdicción Especial para la Paz “buscará convencerlas para que se unan y presenten a través de las organizaciones sociales sus solicitudes, de tal manera que el proceso se haga más eficiente y no vayamos a colapsar con la atención a víctimas individuales. Esto hará indudablemente más ágil el proceso”, detalló Álvarez.

¿Cómo será la participación de las víctimas que no están en las ciudades?

El director de la UIA enfatizó la idea de este organismo “no es que las víctimas busquen la Jurisdicción Especial para la Paz sino que seamos nosotros las que las busquemos a ellas.

Es por esto que la Unidad contará con 10 sedes a nivel nacional que buscan cubrir todo el territorio nacional (Bogotá, Florencia, Neiva, Pereira, Popayán, Bucaramanga, Cúcuta, Medellín, Apartadó, Quibdó, Villavicencio y Sincelejo). Cada una de estas sedes contará con un fiscal seccional, un grupo de investigadores y adicionalmente tendrá un grupo de apoyo psicosocial que se estará organizando según las necesidades que tengamos”.

Le puede interesar: La JEP salió abollada del Congreso: embajador alemán en Colombia

En Bogotá, en cuanto a la Unidad de Investigación y Acusación, habrá un grupo de atención a víctimas que cubrirán Bogotá, Cundinamarca y Boyacá. Asimismo, se atenderán los casos que se presenten en la Amazonía y San Andrés. Esta oficina se ubicará dentro de las mismas instalaciones de la JEP y estaría lista para su funcionamiento el mismo día que se abran las puertas para la atención al público, es decir el 15 de marzo.