Conversatorio "Verdad y justicia, claves para la reconciliación"

“Aquí estoy por la reconciliación y aquí me quedo”: Jaime Palmera, hermano de 'Simón Trinidad'

Palmera relata cómo dio el paso a la reconciliación y cómo fue para su familia enfrentar las atrocidades de su hermano cuando fue comandante del Bloque Caribe de las Farc.

9fefa6e2058bf4d2561fab3b6c44ec82_0.jpg

Jaime Palmera, hermano del extraditado comandante guerrillero "Simón Trinidad" / Nelson Sierra - El Espectador.

Jaime tiene 73 años y conoció por primera vez la violencia en Colombia el 10 de agosto de 1948, cuando soldados del Ejército le apuntaron a él y a su familia mientras se asomaban por la ventana de su casa en Bogotá. Años después, también se convirtió en víctima por las consecuencias de los actos atroces de su hermano, Ricardo Palmera Trinidad, más conocido como ‘Simón Trinidad’. En medio de la guerra, los paramilitares secuestraron a su hermana. A Jaime le tocó asumir el proceso de su secuestro y liberación y después de esto, escapar junto con su familia fuera del país.

Le puede interesar: “Pido perdón por mi padre": hijo del comandante paramilitar 'Jorge 40'​

Hace tres años volvió a Colombia junto con su madre y su hermana. Un día, Jorge Tovar, el hijo de ‘Jorge 40’, tocó a su puerta buscando sanar las heridas que ambos protagonistas de la guerra les causaron a ambas familias. Desde entonces, Jaime decidió “abrirle la puerta” a la reconciliación.

En el panel titulado “Las víctimas dan el primer paso” en la Universidad Javeriana de Cali, volvió a compartir una discusión en torno a la paz con Jorge Tovar. También se sumaron Bertha Lucía Fries, víctima del atentado al club El Nogal, y Danilo Rueda, defensor de los derechos humanos y representante de las víctimas de los paramilitares. Aquí puede seguir la transmisión.

“Con las lecturas que uno va haciendo me vengo a dar cuenta que la violencia en Colombia no es de la que hablamos en estos últimos 50 años, sino que la violencia es parte eterna de nuestra vida como colombianos”, agregó al principio de la charla.

Vea también: “Quiero que el señor Rendón me diga si en El Nogal dormía “Mancuso”, Bertha Fríes

En seguida recordó el secuestro de su hermana por parte de los paramilitares. “En 1997 yo me dedique única y exclusivamente a hacer lo posible por liberarla y es cuando siento el peso de lo que hizo mi hermano. Me resiente mucho que él no hubiera hecho nada. Ni él ni otros miembros de las Farc con familiares suyos que estaban en ese mismo caso”.

A pesar de que para él no es concebible que el ‘No’ haya ganado en el plesbiscito, invitó a todos los colombianos a interesarse por dar pasos en beneficio de la paz. “Quiero seguir comprometido con estos pasos” y agregó que hay que seguir adelante en la construcción de la verdad, la reconciliación y la paz en Colombia.