Zulema Jattin pide ser aceptada en la JEP

La exrepresentante a la Cámara por el departamento de Córdoba y exsenadora  había manifestado su voluntad libre y consciente de someterse ante la JEP como agente de Estado. Será la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP quien definirá si la acepta o no en esta justicia transicional. 

zulema_jattin_-_archivo_particular_0_1.jpg

Zulema Jattin Corrales, expresidenta de la Cámara de Representantes. Archivo particular

Zulema Jattin Corrales, exrepresentante a la Cámara por el departamento de Córdoba y exsenadora, firmó este 12 de abril de 2019 acta de sometimiento ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Será la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP quien definirá si la acepta o no en esta jurisdicción.

Si entra a la JEP lo hará como agente de Estado y deberá colaborar con este tribunal especial. Asimismo, accederá a los beneficios previstos en la Ley 1820 de 2016, específicamente la libertad transitoria, condicionada y anticipada.   

Tal y como lo dispuso la Corte Constitucional, los agentes de Estado y civiles solo se someten ante la JEP de manera voluntaria. A su vez, la Sección de Apelación de la JEP estableció que los agentes de Estado, en la solicitud de su sometimiento, deben firmar el acta y además deben presentar ante la Sala de Definición un programa de aporte a la verdad, concreto y claro. Una vez la Sala estudie dicho programa, definirá si acepta o no el sometimiento del agente de Estado o civil. 

Lea también: Zulema Jattin pide ser aceptada en la JEP

Zulema Jattin Corrales es investigada por la Corte Suprema de Justicia por el delito de concierto para delinquir agravado cuando se desempeñó como senadora de la República y representante a la Cámara por sus presuntas alianzas con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Los hechos se remontan a 2001 y se habrían extendido hasta 2007 y tienen relación con presuntos apoyos que habría recibido por grupos de autodefensa que operaban en el departamento de Córdoba. 

En octubre de 2018, la Corte Suprema de Justicia ya había enviado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el proceso de la excongresista Zulema Jattin, investigada por presuntos vínculos con paramilitares por la voluntad de Jattin de someterse a esa justicia especial. Esta decisión fue la primera que tomó la Sala de Instrucción que se creó al interior del alto tribunal para habilitar la doble instancia para los aforados constitucionales en la Corte Suprema como congresistas, gobernadores y ministros.

Jattin está en detención domiciliaria desde el 23 de mayo de 2009. La Corte Suprema le ha negado la libertad en diferentes ocasiones. De hecho, había pedido un permiso para trabajar entre las 7:00 a.m. y las 19.00 p.m., de lunes a sábado, que tampoco le fue concedido. Ahora busca entrar al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición para tener el beneficio de excarcelación. Si lográ entrar sería de las primeras agentes del Estado que con su aporte deberá ayudar a esclarecer los fenómenos más graves del conflicto armado. 

Terceros civiles

Hasta el momento, la Jurisdicción Especial para la Paz ha dicho no a las peticiones de sometimiento a ese mecanismo transicional que han presentado personas actualmente procesadas por presuntos nexos con paramilitares, tanto exsenadores (agentes del Estado) como terceros civiles (financiadores y empresarios colaboradores), como Álvaro Ashton y David Char Navas.  

Le puede interesar: Terceros civiles, ¿limitados en la JEP?