Fueron escogidos el pasado 26 de septiembre

Los magistrados indígenas de la JEP

Una kankuama, un wayuu, una arhuaca y un totoró serán los representantes de los pueblos originarios en la Jurisdicción Especial de Paz. Por primera vez en la historia componen el 10 % de un alto tribunal de justicia. 

collage_magistrados.jpg

(Der.) Ana Manuela Ochoa, Juan José Catillo, José Miller Hormiga y Belkis Florentina Izquierdo.
Cortesía

Por primera vez en la historia de Colombia, un alto tribunal tiene como magistrados titulares a cuatro representantes de las comunidades indígenas. Una kankuama, un wayuu, una arhuaca y un totoró imprimirán el enfoque étnico y diferencial en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, harán parte de la selección de 38 juristas que tendrán la misión más importante para consolidar la paz, que será juzgar a los responsables de los peores crímenes que se cometieron en más de 50 años de conflicto armado.

Los indígenas representan el 10 % de la JEP y ayudarán a materializar el corazón del Acuerdo de Paz: la protección de las víctimas. Y es que entre los grupos más vulnerables y olvidados por la justicia ordinaria están los pueblos indígenas, quienes, además del olvido estatal, aportaron miles de muertos y víctimas, fueron desplazados de sus territorios sagrados y en algunos casos los extinguieron bajo la ley del más fuerte.

Los cuatro nuevos magistrados coinciden en una premisa: respetar la autonomía de la justicia indígena, que más que un obstáculo se convierte en una de las principales aliadas para imponer un sistema de justicia restaurativa. No sólo por su cosmovisión, sino por la forma en que entienden el castigo y la sanción, pues velan por un proceso de armonización y recomposición del tejido social que fue destruido por el conflicto.

Vea aquí el perfil de Ana Manuela Ochoa, la idígena kankuama que hará parte del Tribunal para la Paz. 

Vea aquí el perfil de José Miller Hormiga, indígena totoró que ha defendido a comunidades indígenas del Cauca. 

Vea aquí el perfil de Florentina Izqueirdo Torres, indígena arhuaca que ingresó a se runa de las 18 magistradas de las salas de la JEP. 

Veal aquí el perfil de Juan José Cantillo Pushaina, un indígena wayuu que trabajó por varios años defendiendo a víctimas en el proceso de Justicia y Paz.